EL SECRETO DE LA ESFINGE

La Esfinge de Tebas es conocida por la saga griega, un ser femenino con un cuerpo de león, que estaba morando frente a la ciudad de Tebas.

Ella le dio a cada excursionista al que ella podía apoderarse, un acertijo. Si él no lo podía resolver, fue asesinado por ella y sumido en el abismo. Hasta que Edipo resolvió el enigma y la Esfinge confundido al respecto se precipito ella misma a la profundidad.

Desde ahí la expresión “misterioso como una esfinge”, con lo cual algo incomprensible, inescrutable o inexplorable debe ser designado.

El origen de este mito de la Esfinge está envuelto en oscuridad. La Esfinge fue probablemente un símbolo adoptado por los egipcios, pero su significado original ha cambiado por razones que ya no son reconocibles.

La Esfinge griega fue retratada como un ser femenino, mientras con los egipcios la Esfinge eran hombres. Más tarde, las figuras de la Esfinge fueron utilizadas por el arte occidental como joyas en las entradas de castillos, palacios, jardines, etc. Si queremos encontrar el significado original de la Esfinge egipcia, entonces nos tenemos que lidiar con los animales.

Animales no solo hay/existen en la Tierra, sino también en todos los niveles de Creación extraterrestre. De la historia de la Creación de los primeros 7 días, que se describe en el primer capítulo del primer libro de Moisés, es de fundar, que ya existen animales en la primera Creación, en la Creación Original. La Creación Original es de forma/tipo Espiritual y se encuentra lejos sobre el Paradiso humano en la cima de la Creación entera.

Su Creación no debe confundirse con la creación de la tierra.

Incluso hay animales en el Reino Divino que yacen sobre la Creación Espiritual Original.

Se mencionan en la Revelación de Juan. (4,6-8): “…y en medio del Trono y alrededor del Trono cuatro animales, lleno de ojos, delante y detrás. Y el primer animal era igual a un León, y el otro animal era igual a un Tauro, y el tercer animal tenía un rostro como un humano, y el cuarto animal era igual a un Agila volando. Y cada uno de los cuatro animales tenían seis alas y eran por afuera alrededor y interiormente llenos de ojos, y no tenían descanso día y noche y hablaron: Santo, santo, santo es DIOS el SEÑOR, el TODOPODEROSO, el quien era y quien es y quien viene.”

Incluso en tiempos precristianos el conocimiento de estos cuatro animales debe haber penetrado en la Creación hasta la tierra. Sabios egipcios, los cuales vivían en el tiempo de una alta cultura que se sumergió hace mucho, poseían el conocimiento de los cuatro animales y la formaron a una figura la cual que expresaba parte de cada uno de los cuatro animales y se asignó más tarde con el nombre “Esfinge”. Con ello escondieron a la posteridad un gran secreto.

Solo pocas figuras de la Esfinge emparejan a la forma originalmente. Así es, por ejemplo, la Esfinge de Gizeh, es muy similar a la forma mixta de los cuatro animales. Es una cabeza de humano con cuerpo de Tauro, garras de león y alas de águila establecidas. Este 73.5 metros de largo y 20 metros de alto cuadro de piedra formidable fue excavado en la roca in situ. Se dice que se originó alrededor de 2650 años antes de Cristo, pero probablemente sea más antiguo.

Aquí y allá todavía hay algunos ecos débiles del significado de los cuatro animales. Se ha dicho que ellos deberían ser los representantes de toda la Creación. En las anotaciones al “Nuevo Testamento”, publicado por Otto von Gerlach (Berlín, 1863), se dice acerca de los cuatro animales: “… una representación simbólica de los más altos Fuerzas que prevalecen en la Creación …Un defecto en nuestro idioma es que deben llamarse animales …. Su nombre denota seres vivos.” También hay varias referencias en los mitos de los pueblos, como, por ejemplo, la formación del universo a partir del Animal Primordial (Culto Mitra en Irán).

En realidad, los cuatro animales están alrededor del Trono de Dios – un León, un Tauro, un Aries con rostro humano y un Agila – entidad divina la cual hasta ahora solo pictórica y solo conocido por su nombre.

El Aries lleva una cara de humano, porque lleva dentro de sí lo espiritual de la Creación a partir del cual se forman los humanos. Los muchos ojos y las seis alas indican que son animales sabios, quienes en incorruptible lealtad y dedicación “sin descanso día y noche”, por lo tanto, que oscilan eternamente en la Voluntad de Dios. Todo su ser está lleno de Luz Divina.

También sus seis alas tienen un significado, porque el Seis es un numero importante para la formación y construcción en la Creación. La encontramos por ejemplo en los 6 días de la Creación y en la descripción d la Ciudad Supraterrestre Jerusalén en la revelación de Juan (21,16): “La longitud y la anchura y la altura de la ciudad son iguales” (= 6 Lados).

Pero también en lo terrenal encontramos la seis; así en la estructura de los cristales, en los panales hexagonales de las abejas y en la clasificación del tiempo y del circulo.

Nosotros humanos somos incapaces de comprender la naturaleza de estos animales sabios, ya que viven infinitamente por encima de nuestro nivel de origen, el paraíso, y por lo tanto no se pueden comparar con los animales de la tierra. Pero es importante de saber, en que contexto ellos se sitúan con la Creación. Los cuatro animales poderosos, los quienes vigilan el trono de Dios, son el Cuadrado de la Creación, porque ellos llevan en si coleccionado los tipos básicos de radiación para la Creación, por lo tanto, el “material” para la construcción y el contenido de toda la Creación!

Ese es el secreto de la imagen de piedra incomprensible para la posteridad, que es llamado la “Esfinge”.

En él se expresa simbólicamente las cuatro entidades en el Trono de Dios que son tan importantes para toda la Creación, que llevan todas las radiaciones necesarias para la Creación y por eso están firmemente conectados con ella.

Porque la radiación lo es todo. Ella es la llave para el entender de la Creación y por lo tanto también del mundo. El último secreto de la Creación está justificado en ello!

ABONO LIQUIDO

Con microorganismos-efectivos (recomendación estándar: 1 lit. MikroVeda Farming plus, solución-activo por cada 7 m³ de abono líquido) se puede conseguir disolver todas las capas hundidas y flotantes, los abonos se vuelven verde oscuro y burbujean como un Prosecco.

En entre un 60 y un 70 % de los casos se consigue este resultado desde el principio. Si en su caso no sucediera así, su asesor de microorganismos-efectivos desarrollará una estrategia que se ajuste a su empresa hasta que logre alcanzar su objetivo.

Si se saca este abono optimizado se podrá observar que ni las gaviotas ni las cornejas siguen el vehículo donde se transporta el abono. Estas aves son carroñeras. Su presencia es indicio de que los animales del suelo han cambiado y de que las aves carroñeras los han eliminado. Si ninguna de estas aves sigue la extracción de abono, quiere decir que el abono es provechoso para la vida del suelo. Además, los usuarios de este tipo de abono optimizado sostienen que el aprovechamiento del nitrógeno se desarrolla de forma claramente más efectiva. Otra observación es que las capas de abono fluidas son absorbidas por la vida del suelo y que el ganado tras un periodo de tiempo muy breve se decanta por comer en las superficies en las que se ha utilizado abono. Resulta especialmente efectivo cuando con cada aplicación de abono se echa también microorganismos-efectivos a fresco adicional.

(Dosis mínima anual 166 Ltr./ha) Cultivando el abono se mejora además con microorganismos-efectivos, los microbios necesarios para la optimización del abono se multiplican. Si todavía hubiera problemas con el suelo, se aplicaría microorganismos-efectivos activo fresco para tratarlos. Si se aplica directamente microorganismos-efectivos solución-activado con el alimento de los microbios “abono” el efecto es asombroso.

Si se quiere conseguir la mejora del suelo de forma todavía más rápida, merece la pena aplicar polvo de rocas primitivas (cada 3 años 3 – 4 t por ha). Estos polvos extrafinos de origen volcánico tienen por kg alrededor de 4000 m² de superficie, son parte fundamental del complejo cerámica-humus y son adoptados con frecuencia por los microbios positivos para establecer sus colonias. En las lecciones clásicas sobre abonos y fertilidad no se los aprecia porque no tienen efecto fertilizante o si lo tienen es insignificante.

No obstante, a largo plazo tienen un efecto estabilizador del estrés en el cultivo de plantas, ya que fomentan la vida del suelo. Estos polvos de rocas primitivas fomentan el crecimiento de microbios positivos en el abono.