LA CUADRATURA DEL CIRCULO

La cuadratura de círculos significa transformar un círculo en un cuadrado que tiene la misma superficie.

Si tomamos en cuenta la antigua sabiduría que dice “COMO ABAJO, ASI ARRIBA”, la forma terrenal del círculo yd el cuadrado también debe corresponder a un prototipo que se encuentra “ARRIBA”.

ESTE “ARRIBA” es el Reino Divino y Espiritual. En las explicaciones sobre el secreto de la esfinge fue hablado por los animales alados en el reino divino, que se encuentran los escalones del Trono del Dios. Ellos Obtienes radiaciones los cuales son necesarios para la génesis de la Creación. Los cuatro animales están espaciados el uno del otro uniformemente en los escalones del trono, formando un cuadrado, el cuadrado de la Creación.

En el Reino primordial Espiritual, que se une con el Reino Divino, son absorbidas estas radiaciones de los cuatro animales de las creadas criaturas originales. Estos allí forman el cuadrado de los rayos de la creación, porque todas las radiaciones necesarias para la construcción de la Creación están presentes en ellos recogidos y pueden ser designado como los “PILARES PRINCIPALES DE LA CREACIÓN”.

De estas radiaciones surgió también el mundo material, la recreación, que tiene la forma de un enorme cubo translúcido por luz. El cubo es un cuerpo con seis caras cuadradas iguales superficies. Por lo tanto, el QUADRAT (cuadrángulo) siempre ha sido conocido como una copia/trasunto de este mundo material, de manera cómo se presenta en su máxima perfección. Toda la creación se mantiene en movimiento, así también la recreación, por la circulación de la fuerza espiritual, que fluye desde el nodo de radiación en el Reino primordial debajo del Reino Divino fluye hacia la creación de manera similar a un pulso y también fluye de nuevo hacia de vuelta. como en la circulación sanguínea en el cuerpo humano.

¡Aquí nuevamente tenemos el equivalente de “ABAJO” y “ARRIBA”! Todo vibra y vive en esta fuerza espiritual circundante. Por lo tanto, el CÍRCULO es el símbolo de la vida de la Voluntad de Dios, cuya llegada debe regresar a su origen. Si el contenido del círculo es igual al contenido del cuadrado, indica simbólicamente que la fuerza espiritual fluye a través y rellena la creación en un ciclo armonioso y, por lo tanto, también el cubo de la creación material de la recreación.

En realidad, la armonía en la recreación hace tiempo ya no está disponible; porque el círculo creativo está perturbado por los espíritus humanos que se desarrollan en la materialidad. Ellos usan la fuerza spiritual principalmente para pensar y actual mal, y al hacerlo se queda estancada en la materialidad y no puede y no puede refluir harmónicamente. De esa manera el humano interrumpe a través de la voluntad propia lo harmónico, el círculo creativo dispuestos por Dios., bajo la cual toda la creación debe sufrir.

El ya no observa su tarea en la materialidad. Ella consiste en el más alto desarrollo de la humanidad mediante la inserción en las leyes eternas de Dios, es decir, que en esta parte de la creación se actuar de manera constructiva y ennoblecedora en el balanceo de la fuerza espiritual que pasa a través de la creación. Los sabios de los antiguos pueblos han conocido el profundo significado de ambos símbolos, círculo y cuadrado. Todavía hoy día podemos encontrar rastros de su conocimiento en sus edificios. Pensemos por ejemplo en las bases cuadradas y las cuatro caras triangulares de la Pirámide de Keops en Egipto.

Ciertamente a estos sabios también fue conocido. que la recreación, que se encuentra debajo del Reino Espiritual (Paradiso), tiene la forma de un cupito. De ahí probablemente el diseño peculiar de este edificio. Si pensamos en las esquinas de este cubo de recreación conectado a su centro, entonces hay seis pirámides cósmicas iguales. Una de ella podría haber sido causa para ellos, para crear un testimonio de piedra de sabiduría misteriosa y cósmica en forma piramidal:

La Pirámide de Keops, que ya se consideraba en la antigüedad como una de las 7 maravillas del mundo y como el único de ellos fue conservado.

Su forma particular y su masa muestran que los constructores tenían un profundo conocimiento de la estructura del universo, incluido el conocimiento de la ley de armonía de la sección dorada y la cuadratura del círculo. Así resulta, por ejemplo, el perímetro del área cuadrática de esta pirámide dividida por su doble altura da el número Pi, que es importante para el cálculo del contenido circular.

Quizás sea incluso concebible, que los constructores consideraron la pirámide como una forma para la colección de radiaciones, consideraban entonces que la radiación piramidal era particularmente operante.

No en vano el geógrafo griego Strabo piensa que la pirámide se parece a “UNA CONSTRUCCIÓN BAJADA DESDE EL CIELO”, ella “no es una obra de la mano de los humanos”.

También en la revelación de Juan hay una indicación de cuadrado y cubo: “Y la ciudad es cuadrangular, y su longitud es tan grande como el ancho “… “La longitud y la anchura y la altura de la ciudad tiene la misma longitud” (21,16) Juan retrata aquí la ciudad de Jerusalén celestial, la Ciudad Santa, como un modelo para todo lo que se remodela desarrollando.

Por lo tanto, el origen y el significado de los símbolos del cuadrado y el círculo nos son reconocibles. Ambos están estrechamente conectados en la cuadratura del círculo, de manera cómo el cuadrado de la Creación que dona todos los rayos para la construcción, con lo necesario, todo vigorizante circular de la creación de la fuerza espiritual eternamente forma UN TODO ENTERO.

“Los sacerdotes enseñaban que la fuerza de Dios, en su estado original, era un mar de fuego blanco. Los cuatro animales, cada uno del tamaño de un sol, recibían parte de esa energía, irradiándola concentradamente hacia fuera y hacia abajo para que las Creaciones pudiesen formarse. Se puede decir también que los cuatro animales forman cuatro canales bien preparados en los cuales, después de sufrir transformación, fluye una parte de las corrientes de fuerzas divinas. Al mismo tiempo, los sacerdotes advertían a los seres humanos que nadie, ni siquiera aproximadamente, podría comprender los fenómenos reales del supremo reino de Dios, visto que el origen humano se encuentra muy abajo de ese reino. Debían, no obstante, tener una idea de los cuatro animales, porque la fuerza y voluntad de Dios comenzó a actuar primero en ellos… Los sumerios no denominaban dioses a los grandes enteales*, sino ‘señores de la naturaleza’. Los pequeños enteales recibían nombres especiales.”
(El Libro del Juicio Final – Roselis von Sass – *Seres que se ocupan con la naturaleza y el desarrollo de los astros)

 

LO PICTÓRICO EN LA CREACIÓN

Todo en la creación está formado y lo formado se muestra en la imagen. Solo Dios está fuera de Su Creación y, por lo tanto, no puede ser captado a imagen del humano. El hombre solo tiene derecho, a lo sumo, imaginarse “EL OJO DE DIOS” como se menciona en el Salmo 33, versículo 18.

Cuando ahora se die: “Dios creó al humano a la imagen a Él” (1. Moisés 1,27), entonces esto no se refería al humano terrenal, sino a la primera Creación ESPIRITUAL, la Creación primordial con las primeras creaciones espirituales primordiales. ESTOS son los fieles retratos de Dios, y solo después de estos modelos se desarrolló la forma humana, los Reinos espirituales recreados, entre ellos el humano terrestre.

Entonces toda la creación se presenta en la imagen. En realidad, solo podemos experimentarla pictóricamente. Incluso si ella está retratada en palabras, surge en el espíritu una imagen de ello. Alzar pictóricamente con la sensación del espíritu significa animada experiencia. Es por eso que la palabra “IMAGEN” tiene un significado especial en nuestro idioma. Estamos a la imagen, obtenemos una imagen precisa, Si tenemos una presentación clara de algo, o ponemos a alguien a la imagen; Por otro lado, no nos hacemos una imagen real del asunto, si no podemos imaginarlos claramente, para darnos un concepto adecuada de ello.

Para la formación de un concepto necesitamos una imagen, y esto también es causado por la palabra, el color y el sonido también están involucrados. Por ejemplo, si denotamos un objeto con la palabra “MESA”, se origina una imagen determinada que despierta el concepto de mesa; esto incluye la forma, el color, el material, el uso; pero todos verán la mesa de manera diferente: redonda, cuadrada, coloreada, hecha de hierro, madera, etc…. Pero la IMAGEN BASICA “MESA” siempre se mantiene igual.

Si el hombre en la tierra usa las palabras de su lenguaje para formar conceptos, desaparecen en la sutileza del más allá. Porque con la muerte terrena también transcurre el cerebro o el cerebro frontal, lo cual hace surgir los pensamientos, el intelecto y las palabras. Fuera de las áreas terrestres ya no hay palabras habladas, sino solo imágenes que tienen que formar los conceptos. Ellos sirven para comunicarse unos con otros. Es inmediatamente reconocible por su naturaleza lo que el espíritu quiere comunicar a su entorno.

Por otro lado, en la materia gruesa de la tierra, el humano tiene que presionar su voluntad espiritual primero al cerebelo posterior, que forma imágenes bajo esta presión, que son condensados y remodelados por el cerebro por escrito, palabra y hechos.

Por el contrario, las impresiones de eventos externos se transmiten a través del cerebro pasado sobre el cerebelo, que, a su vez, lo transmite al espíritu en imágenes. Cuanto más vívidamente el humano trata de visualizar lo que sus cinco sentidos le imparten desde el exterior, más fuerte y más sostenible permanece y siempre puede ser sacado del subconsciente a través de una ocasión externa o interna y hecho accesible para la conciencia del día.

En el subconsciente, el cerebelo está involucrado como mediador entre el espíritu, el alma y el cuerpo. Es de textura más fina que el cerebro más grueso, puede capturar experiencias en imágenes y sensaciones y transmitirlas en cualquier momento como un recordatorio de la conciencia del día que surge en el cerebro. Por lo tanto, la memoria se guarda en el cerebelo, también llamada sensación, porque únicamente el cerebelo es capaz de recibir y procesar expresiones del espíritu. En el idioma francés, esta relación aún está de encontrar en la expresión “DE MEMORIA” que suena traducido literalmente “DESDE EL CORAZÓN”, (par coeur). Entonces, si quieres decir algo de memoria, debes obtenerlo del corazón. Con el corazón originalmente se refería el plexo solar, el lugar, donde el espíritu a través del cerebelo y el cerebro recibe contacto con el cuerpo terrenal.

La calidad de una memoria reside en la medida en que es posible absorber impresiones y experiencias en el subconsciente del cerebelo y luego, según sea necesario, para volver a la conciencia del día sin distorsiones. Esto depende en gran medida de la cooperación armoniosa del cerebro (cerebro del intelecto) y el cerebelo (cerebro de la sensación).

Hoy en día hay un malentendido considerable en esta cooperación. Durante mucho tiempo, el hombre ha descuidado su cerebro sensorial y ha permitido que se marchite, mientras que exageró unilateralmente su cerebro del intelecto. El resultado es la transmisión a menudo deficiente y distorsionada de las impresiones a través del cerebro y en la absorción débil o borrosa por el cerebelo.

Como resultado, las impresiones se adhieren a la “SUPERFICIE”, no se profundizan, por lo que surge el término “SUPERFICIAL”. En la comparación de una placa fotográfica da como resultado estas operaciones una DEPACHA-ILUMINACIÓN, lo que equivale a una formación de imagen demasiado débil o faltante debido a una permeabilidad demasiado baja del cerebro o una actividad debilitada del cerebelo. Un fenómeno similar tenemos en el olvido (falta de memoria). Uno los supera, si uno se imagina vívidamente lo que debe mantenerse por un tiempo corto o más largo como recordatorio.

Por otro lado, existe la posibilidad de una SOBREEXPOSCICIÓN. Las imágenes formadas por el cerebelo son tan fuertes y duraderas que durante mucho tiempo se mueven y dominan el alma del ser humano y en ciertas circunstancias causan una obsesión. Tales impresiones pictóricas son causadas, por ejemplo, por miedo, susto, terror, o repentina interferencia violenta en la vida de una persona, por lo que al mismo tiempo la formación de formas correspondientes en la materialidad más fina se desarrolla con mayor velocidad y fuerza. Tales entidades reciben interactivamente fuerzas de colecciones ya existentes del mismo tipo y evita que la imagen grabada demasiado fuerte durante un tiempo en el desvanecimiento y la extinción.

Un tipo especial de “sobreexposición” trae consigo la televisión. Exceptuando por completo como fue científicamente probado, la transmisión de televisores es perjudicial para el cerebro de los niños y adolescentes, el efecto de la imagen también puede inhibir el desarrollo de la personalidad. Eso puede conducir fácilmente a una preponderancia de impresiones de imagen que simplemente ya no se pueden procesar y otras funciones necesarias, como hablar y pensar atrofiarse o incluso causar daño del alma.

Esto es aún más serio porque los niños solo son capaces de aprender el lenguaje de las palabras poco a poco, y al principio solo a lo pictórico, sobre todo son dependientes de MODELOS. Por lo tanto, la aprehensión pictórica debe enseñarse con cuidado y sin exagerar. Pero incluso para los adultos es la grabación en imágenes, la autoconcepción pictórica, que es importante para el progreso espiritual.

Jesucristo sabía esto y, por lo tanto, a menudo hablaba en parábolas pictóricas a la gente, con el fin de dirigirse directamente a sus almas y hacerles comprender los acontecimientos espirituales en la creación, mostrando así el camino simple a la verdad. Desafortunadamente, el contenido de sus parábolas fue ampliamente mal interpretado hasta el día de hoy.

Pensemos por ejemplo a las palabras, las cuales Jesucristo habló al jóvene ricos; “¡Toma la cruz sobre ti!” (Marcos 10,21). Aquí, en muchos, aparece ante los ojos la cruz de Cristo del sufrimiento con la conceptualización habitual, que con el alzar de la cruz, este conectado una voluntad para sufrir, especialmente para aquellos que están listos para seguir a Jesucristo. Con este sentido, el término se incluyó en el vocabulario: “Dios me ha impuesto una pesada cruz (carga, sufrimiento) “, o “es una cruz con él” (miserie,pena). En realidad, Jesucristo quería expresar con estas palabras algo completamente diferente. Él vino de la Divina Verdad, y el signo de la Verdad es la Cruz con con las MISMA longitud de barras, lo que ya era conocido hace mucho tiempo antes que empezó la vida terrena de Jesus. Jesucristo quería decir con sus palabras: Tomar diariamente la cruz encima de uno, eso significa, de vivir cada momento según la Verdad, de asumirse a si mismo la verdad, la cual Él anuncio.

Dios no quiere que los humanos sufran, no lo necesitan si siguen Sus Leyes que contienen la Verdad.

Con las “LIBRAS CONFIADAS” con las cuales ellos habían debido proliferar. (Luk. 19,20-28), señaló Jesús hacia los nobles y puros capacidades, las cuales el humano debería despertar y desarrollar. A través de la negligencia y la inercia, estos no vienen a florecer, sino son “enterrados”. O miramos la imagen de las vírgenes sabias y necias (Mateo 25: 1f). lo cual se relaciona con el tiempo final, el Juicio Final. El Novio es el HIJO DE LOS HUMANOS proclamado por JESUCRISTO (por ejemplo, Marcos 8:38). El viene de noche, entonces en un tiempo, donde Él no es reconocido por la mayoría de los humanos. Una parte de los humanos (las 5 vírgenes necias) pasaran de largo a la verdad proclamada por Él, porque su espíritu no está enardecido; sino esta adormecido. La otra parte de la humanidad (las 5 vírgenes prudentes) le reconocerán y aceptaran a Su Palabra Divina, porque fueron capaces de encender su espíritu a tiempo para su anhelo de luz. Con la pureza de su fe se les permite asistir a la BODA DEL NOVIO, eso quiere decir en el nuevo pacto, que el HIJO DE LOS HUMANOS concluye con la humanidad, por lo cual a ellos se les abre la puerta del paraíso.

Si Jesucristo habló de la viga y de una astilla, (Mateo 7, 3) entonces Él comparo con estas imágenes Los grandes y pequeños errores y debilidades del humano. Si le molestan los errores que descubre en su prójimo, él mismo lleva estos mismos errores en una escala mucho mayor. El mismo tipo de error se refleja en esta parábola en el material de la viga y de una astilla: A saber, en la madera.

Un ejemplo sobresaliente de una imagen de otro mundo es la revelación de Juan, las cuales recibió Juan el Bautista en altos niveles espirituales, que se encuentran muy por encima de las regiones terrenales, y se les permitió transmitirlos a los terrícolas. Leemos el segundo verso en el capítulo 16, que trata con la primera de las siete plagas en el Juicio Final: “Y el primer” ángel “fue y derramó su tazón sobre la tierra, y fue una malicia y muy grave glándula en los humanos, que tenía la marca de la bestia y que adoraban su ima- gen “.

Esta plaga tiene un efecto especial en el cuerpo terrenal del humano. Lo que se reveló pictóricamente en el reino espiritual hace unos 2000 años, hoy veremos como una realización en el reino terrenal, desconocidas y desconcertantes enfermedades que principalmente envenenan la sangre y las glándulas y se propagan como una plaga rápidamente sobre la tierra.

Después de estos pocos ejemplos de un lenguaje pictórico expresivo de antaño, sea señalado aquí a aquellas imágenes que se crean en el cerebro en relación con el sentimiento físico y se llaman “fantasía”. Ellos están sin fuerza espiritual, solo afecta al productor y no irradia como las imágenes sensoriales sobre el ambiente.

Lo movedor y lo propulsante siempre son aquellas imágenes, que son productos del deseo espiritual, ya sean surgido por impresiones interiores o por externas. Con ellos el humano se crea en continuo buen querer gradualmente una rica vida interior con valores inestimables, porque las imágenes y estructuras resultantes están conectadas a centros de la creación similares de las cuales en efecto retroactivo le este asignado inimaginable ayuda y fortalecimiento, de modo que la vida cotidiana también esté impregnada de radiaciones promocionales, a la bendición de la creación y de los demás seres humanos que viven en ella.

Las imágenes formadas por la experiencia de la vida en la tierra se conservan después de la muerte terrenal y siguen al humano como su obra cuando abandona la tierra. Pueden, cuando vibran en pureza, formar fuertes anclajes en su camino hacia las alturas. Se “ALMACENAN” como en una computadora en la gran “MEMORIA MUNDIAL” y rodean como en la película delante del ojo espiritual, cuando el ser humano las “RECLAMA” o y si se les están muestran de la guía espiritual, también si ellos surgieron hace miles de años!

Sucede cada vez más a menudo que las personas que se encontraban en el umbral de la muerte como resultado de un accidente o enfermedad y regresaron a sus cuerpos terrenales, experimentaron tales “PELICULAS”. En retrospectiva, se les mostraron imágenes de sus vidas pasadas en la tierra en rápida sucesión, a menudo con todo detalle o simplemente con los aspectos más culminante y los baches de moral. Con esta retrospectiva La mayoría de los consejos, enseñanzas y advertencias han demostrado ser muy útiles y conducentes para la vida terrenal continuo.

De esta manera, muchas de estas personas forman un puente notable entre las regiones terrenales y la del más allá. Traen experiencias valiosas, que están destinadas principalmente para sí mismos, pero también contienen conocimiento general, y si solo sea esa única de que “CON LA MUERTE NO ESTA TODO TERMINADO”. Por último, esto hace que la conexión al “OTRO LADO” sea cada vez más estrecha y el reconocimiento promovido, Formando el aquí y el más un TODO. La separación solo trajo el humano.

Escrito ” Herbert Vollmann –

                                                                                          escrito en las cercanias de Abd Ru Shin-

“Traduccion ” Michael Wirz “

 

 

COLOR Y SONIDO

La importancia de los colores para nosotros se muestra en las muchas expresiones de nuestro idioma. Por ejemplo, retratamos algo en los colores más oscuros o más luminosos cuando hablamos mal o con entusiasmo, o un informe está coloreado porque no corresponde por completo a la realidad. Tan pronto como aceptamos nuestra convicción, confesamos el color, y si queremos enfatizar una cosa y hacerla más vívida, le damos más color.

Pero también en la vida personal, el color es de importancia, ya solo en la elección de colores para el medio ambiente y la ropa a gusto personal.

Una correcta experiencia de los colores nos es comunicada por la naturaleza. ¿Qué alegría nos hace un arco iris con sus colores naturales rojo, naranja, amarillo, verde, azul claro, azul oscuro y violeta? Él ya estaba valedero en la antigüedad como símbolo del pacto entre Dios y los hombres (Moisés 9:13) y en la revelación de Juan aparece un arco iris alrededor del trono del Hijo del Hombre (4,3).

Todos los colores agrupados en el arco iris se encuentran de nuevo individualmente en una variedad de formas en la naturaleza circundante, ya sea el verde de los prados, bosques y océanos, el azul del cielo, el amarillo dorado del sol o el rojo del atardecer y la aurora, el violeta del alba y el colorido brillo de las estrellas, por no mencionar los muchos colores de los animales, Flores, frutas y rocas. Goethe reconoció el alto valor de los colores y sus poderes, lo que emerge suficientemente de su teoría del color.

Los colores irradian y tienen una longitud de onda específica. Nos brindan beneficios versátiles si los usamos adecuadamente. Sobre el efecto de los colores más importantes y su relación sean dicho algunas cosas aquí.

Rojo, esa es la mayor longitud de onda, actúa conmovedor, emocionante, despierta entusiasmo, coraje, determinación, energía, ganas de luchar y emprendimiento. Rojo son el fuego y la sangre pulsante.

El amarillo irradia calor, da confianza, afirmación de vida, regocijo y incuria. Humanos “acentuado de Amarillo”, tienen una naturaleza soleada.

Verde nos ofrece en abundancia la naturaleza. En “Madre verde” nos recuperamos de la vida cotidiana. Qué calmante y vigorizante es cuando nuestros ojos miran hacia los prados verdes, porque incluso la “visión de color” influye en el ánimo. Verde simboliza la esperanza, lo expectante, la maduración, lo aun no terminado, lo que aún da esperanza de realización!

El azul es un color fresco y tiene un efecto calmante en los humanos. Se logran buenos resultados cuando las personas con excitación mórbida se alojan en habitaciones azules.

El frío azul de hielo del invierno apunta más a la contracción, solidificación, hacia la introspección en sí mismo, mientras que la luz azul cielo transmite fidelidad y permanencia.

El violeta está relacionado con la relación del humano con Dios. La fiel confianza en Dios, la reverencia a Dios y el respeto por Sus Leyes son parte de eso. Violeta es el color de la solemnidad, la dignidad y, finalmente, la expresión de la más alta sabiduría y conocimiento.

El color naranja da calor y te hace alegre y contento de la vida.

Por supuesto, también hay una estrecha relación entre los colores y el temperamento. Un papel importante hace los colores en la medicina-remedio. Aquí, las partes del cuerpo enfermas son irradiadas con luz coloreada. En ello el color rojo actúa estimulante; expande los vasos sanguíneos, promueve la circulación sanguínea y aumenta los glóbulos rojos. El amarillo calienta, vivifica y fortalece. El verde tiene relación con los órganos digestivos, incluyendo el hígado y la bilis. “Molestarse uno mismo hasta ponerse verde y amarillo”, indica enfermedades de la verdosa bilis y el hígado (color amarillo de la piel). El azul alivia el dolor, calma los nervios estresados, tiene un efecto de estrechamiento y tensa el tejido conectivo. También debería tener un efecto beneficioso sobre el sistema linfático.

De forma completamente diferente de la radiación de color en las enfermedades físicas es el efecto de color directo en la emisión de sangre. Aquí las piedras de colores deben ser compuesto siembre individualmente, en ciertas partes del cuerpo tienen que ser puesto en contacto durante más tiempo con la circulación de sangre. La circulación de sangre es cambiada por las piedras de colores de tal forma, que es capaz de irradiar radiación desde el espacio, proporcionando gradualmente al espíritu y al cuerpo fuerzas edificantes y refrescantes. Pero este tipo de curación podrá ser ejercida más solo en el futuro por aquellos que han son llamados, cuando las personas se hayan adaptado a la Voluntad de Dios, es decir, a Sus Leyes, y estén nuevamente están ligados a la naturaleza.

Ya los antiguos egipcios utilizaban en su arte de curación los colores de las piedras preciosas, con las que trataban lugares enfermos durante tanto tiempo, hasta que se mostraba un equilibrio en el aura perturbada de los humanos. Esto presuponía que los curanderos eran clarividentes y podían ver radiaciones sutiles o al menos tenían una sensibilidad muy refinada. Tales personas dotadas todavía existen aún hoy día. Ellos son capaces, puntos de enfermedad, respectivamente de reconocer una vibración incorrecta en el rayo astral más fino del cuerpo humano. En la India de nuevo esta usado la fuerza curativa de las piedras preciosas.

Hablamos ahora de la relación del color y sonido, entonces lo que tenemos que saber es que más allá de las áreas terrenales, el COLOR Y EL SONIDO SON UNO. Ahí suenan colores. o colores suenan, y como más se asciende hacia arriba a esferas más lúcidas, como más intenso aparece el tono y los colores.

Sólo al humano-terrenal aparecen los colores y sonidos separados, porque el solo es capaz de percibirlo a través de su cuerpo denso. Pero en el lenguaje humano la memoria de la unidad de color y sonido en regiones extraterrestres todavía está presente en palabras como “metal de voz” y “tono de color”, incluso si “damos reflejos” a una imagen más clara o más oscura.

Ahora, hay personas especialmente sensibles que son capaces de experimentar el color y el sonido como un todo aquí en la tierra. Ellos ven, por ejemplo, un color rojo rubí, cuando el sonido C suena en un instrumento, porque según el orden de la creación, los siete colores del arco iris corresponden a siete tonos básicos, cada color por lo tanto tiene un tono específico.

Estos humanos con una sensibilidad refinada experimentan trozos/partes de música como un magnífico juego de colores, a la mejor similar a un órgano de agua de Luz.

Así que tengamos en cuenta que fuera del mundo denso, el color y el sonido son inseparables, entonces reconocemos toda la creación como una colosal sinfonía de colores en la más completa armonía. Todos los colores emergen de la Divina Fuerza de Origen y atraviesan como espléndido, sonoras radiaciones de color hasta abajo a la materialidad, donde ellos se muestran a la naturaleza y dan testimonio de este maravilloso evento.

Con sus coloridas radiaciones, el humano terrestre a menudo alza conexiones con los rayos de color del cosmos y de esa manera está en la posición de tejerse a sí mismo una alfombra del destino con los más bonitas y más puros colores, si él observa y sigue exactamente las Leyes de Creación Auto actuantes!

Escrito ” Herbert Vollmann – escrito en las cercanias de Abd Ru Shin- “

Traduccion ” Michael Wirz “  

https://mensaje-del-grial.org/  

http://www.abdrushin.es/

http://mensaje-del-grial.net/

 

 

EL HUMANO Y SU NOMBRE

El nombre que el humano lleva durante su vida terrena es de la misma importancia que la posición de la posición de la estrella al nacer.

Ya en los tiempos antiguos se decía “nomen est omen”, el nombre es pre-significado, destino. Así, en el nombre terreno del humano se expresan el ente y la especie. El en realidad es, lo que dice su nombre. Su nombre resuena en el ritmo de su respectivo estado mental. Goethe escribe sobre eso en su obra “Poesía y verdad”, Parte 2: El nombre propio de una persona no es como un manto cual solo cuelga a su alrededor y en el cual todavía uno puede tirar y pellizcar, sino un vestido perfectamente ajustado, sí, como la piel misma ha crecido sobre él una y otra vez, donde uno no puede raspar y rozar, sin lastimar a él mismo.”

El llamado/elegido para ello, es capaz de hacer declaraciones importantes desde el significado de las letras individuales de un nombre, su posición en relación entre sí, ya sea sobre sus dotes y privilegios, los errores y las debilidades, la enfermedad y la predisposición profesional o sobre el comportamiento hacia el medio ambiente. Ahora este gran arte está reservado para un tiempo posterior.

El nombre de la tierra incluye el apellido y uno o más nombres. El apellido se fija desde el principio. Pero con eso es señalado solo una parte del nombre del portador. La otra parte esta expresado en el nombre, que se dan al nacer.

A partir de entonces, el nombre terrenal está protegido por la ley, y puede ser cambiado oficialmente solo por buenas razones.

Especialmente aún necesita ser acentuado, que la elección del primer nombre de ninguna manera depende de la casualidad.

Qué motivos también determinan la elección del nombre, ya sea de tradición familiar, de la admiración y el culto a las figuras históricas, de artistas y poetas, o por un esfuerzo por encontrar nombres que suenen bien para los apellidos, siempre la elección se celebrara que los nombres de acuerdo con la naturaleza del alma encarnada. Porque este proceso siempre se ejecute desde el interior hacia afuera, al igual tiene la apariencia de una acción externa. Los padres no pueden hacer otra cosa que en impacto legítimo elegir los nombres apropiados para el estado mental de sus hijos, que ya traen a su vida terrenal.

Así como el humano en su vida terrenal anterior con sus sentimientos, pensamientos y acciones adquirió voluntariamente su nombre actual de la tierra, en su vida de terrenal de ahora él ya teje los hilos buenos o malos del destino para su nombre futuro, que en su próxima encarnación sigue según la ley de la atracción de la mima especie lleva hacia a aquellos padres que son similares como él y, por lo tanto, llevan el nombre apropiado para él.

De ello se deduce que un cambio de nombre solo puede ocurrir con el comienzo de una nueva vida terrenal, con la excepción de algunas excepciones, como el cambio del primer nombre durante un cambio físico de género.

Esencialmente los nombres deben mostrar más los talentos y habilidades, y los nombres de familia indican más las relaciones del moderadamente destino.

Si la esposa asume el nombre de la familia del esposo cuando se casa, entonces su apellido de soltera sigue siendo de su clase y también participa en encarnaciones en la Ley de Atracción de la Similaridad.

Esto puede ser llamado desde el exterior, que el apellido de la mujer está relacionado con el del marido a un doble nombre, lo que también se hace en algunos países, tal vez de la comprensión de que la mujer no abandona su naturaleza personal con el matrimonio.

No es diferente si, en el matrimonio, el marido asume el apellido de la esposa, si lo permite la ley terrenal.

Aunque el conocimiento del significado real del nombre se ha perdido, el nombre siempre ha tenido una influencia y un valor especiales en el culto de casi todos los pueblos y épocas.

Por lo tanto, incluso en las expresiones folklóricas, el valor intrínseco del nombre se oculta cuando se dice: “Un buen nombre es una rica herencia” o La mejor bendición que solo prospera es el buen nombre en todo momento ” En el “Othello” de Shakespear leemos: “El buen nombre en el esposo y la esposa ” es la verdadera joya de su alma.

Pero incluso si el hombre ha tejido un destino malo en su nombre y nació con un nombre terrenal más o menos “cargado”, no tiene que desesperarse. Cada momento él es capaz, de empezar con un interno giro hacia lo bueno; Pronto, la alfombra oscura del destino prevalecerá con hilos de luz, y también su nombre empieza a vibrar en un ritmo diferente, más ligero. Mientras ahora los nombres de la familia en la mayoría mantienen varias generaciones, los nombres asociados están sujetos a un cambio más corto.

Así que siempre habrá nombres de pila, que están en el “campo superior” por un tiempo, hasta que sean reemplazados por otros nombres preferidos.

De esa manera también cambia la peculiaridad, Las habilidades y comportamientos de los espíritus humanos encarnados.

Todo esto es la expresión del desarrollo progresivo en el sentido de las leyes de la creación, y por último, pero no menos importante, estos cambios corresponden al “Espíritu de la época”, a los rayos estelares que cambian constantemente en ciertos períodos, los cuales son muy importantes para el desarrollo humano. Estos procesos naturales y transiciones también deben ser considerados en problemas generacionales.

Además, el humano se siempre consciente de que su nombre terrenal puede ayudarlo y apoyarlo.

Escrito ” Herbert Vollmann – escrito en las cercanias de Abd Ru Shin- “

Traduccion ” Michael Wirz “

Más….

https://mensaje-del-grial.org/

http://www.abdrushin.es/

http://mensaje-del-grial.net/

 

EL CUERPO ASTRAL

 

¿Cómo llega el espíritu humano que está permaneciente en el más allá a un cuerpo terreno?

En que él se encarna en medio del embarazo en el cuerpo de un niño naciente. Así de fácil eso no es posible, si no antes por fuerzas especiales de una materialidad más fina a partir de un modelo se forma después el llamado “CUERPO ASTRAL“, de lo cual se forma el cuerpo de materialidad más grosera.

Solo a través del cuerpo astral puede el alma actuar sobre el cuerpo terrenal, pero entonces todavía se necesita de la RADIACIÓN de la sangre como ultimo puente para la plena actividad en la tierra. Si la materia gruesa se divide en gruesa, media y fina, entonces el cuerpo astral permanece a la media.

Para la existencia del cuerpo astral existen algunas indicaciones. Así por ejemplo la acupuntura.

Es un método chino milenario para diagnosticar y curar enfermedades al insertar agujas finas en ciertas partes del cuerpo. Los puntos más importantes en la acupuntura se encuentran sobre los así llamados meridianos, que atraviesan en un cierto número el cuerpo verticalmente. Eso posibilita la posibilita de tratar dolores y enfermedades de ciertos puntos que se encuentran alejados de la localización de la enfermedad. Así puede por ejemplo ser influenciado corazón y quejas circulatorias desde un punto en el meñique izquierdo. Solo es esencial, que los puntos se encuentran en esos meridianos, que tienen una relación con las partes relevantes del cuerpo u órganos, afectase ahora al meridiano para el estómago, intestino, vesícula biliar o corazón, pulmones, bazo, hígado y riñones.

Uno se puede ahora imaginar, que es el CUERPO ASTRAL, cuales atraviesan estos entresijos/tejidos como canales de energía. Lo que son para el cuerpo los canales de nervios, eso significarían entonces para el cuerpo astral los meridianos fijos, las que naturalmente tienen conexión con los nervios. Ellos tienen que ser de naturaleza más fina que el cuerpo terrenal, debido a que no se encuentran en el tejido de un cuerpo muerto. En la muerte terrenal, aparte del cuerpo terrestre, el cuerpo astral también se desintegra con los meridianos.

Así que no hay pruebas anatómicas para estos meridianos; y uno solo se puede pensar, que alguna vez fueron vistos/descubiertos por personas que podían “MIRAR MÁS PORFUNDO”, entonces eran predispuesto medialmente.

Pero se puede dar otra pista para la existencia del cuerpo astral. Este repleta por así decirlo, todo el cuerpo terrenal, le corresponde en su forma, porque el cuerpo terreno se forma según del cuerpo astral. Si ahora una extremidad está separada del cuerpo de la tierra, entonces esto no golpea el cuerpo astral, y los meridianos atraviesan en adelante la parte astral de la extremidad perdida. Esto indica que el cuerpo astral es menos dependiente que viceversa. Ya se ha señalado en otra parte que el dolor, que todavía se siente allí, donde se tomó una extremidad corporal gruesa, tiene su causa en la parte astral. Estos así llamados dolores fantasma pueden tratarse con éxito mediante acupuntura desde un punto remoto del cuerpo.

En la formación del cuerpo astral bajo participación de las estrellas se conectan buenas y malas radiaciones con él, el destino moderadamente que el espíritu humano ha causado por el funcionamiento de su libre albedrío.

Así se forma la disposición básica o el plano astral del suelo, que es esencial para la terrenidad futura del nacido. El corresponde exactamente con su estado de ánimo en el momento de su venida a la tierra con todos los restantes hilos buenos y malos del destino. Esto se expresa entre otras cosas, en el nombre del nacido, en las líneas de mano, la forma de la cabeza, de la escritura, y no finalmente en el horóscopo del nacimiento como “IMAGEN DE IRADIACÓN”, hasta donde se conocen las estrellas involucradas. A menudo, en los cuerpos astrales, los hilos del destino se tejen en él, lo que causa aflicción física o, al menos, la disposición para ello.

Porque el humano no puede escapar a su destino. Él tiene que aceptarlo, porque ÉL MISMO lo ha establecido en alguna vida terrenal anterior o le ha dado de alguna manera la forma, las cuales luego automáticamente tienen que desarrollarse por la actuación de las leyes en la creación y las que él en su nacimiento en la tierra trae consigo, de la misma manera como el en su muerte, ya sean viejos u otros añadidos, de nuevo lleva consigo al más allá. Por lo tanto, no puede ser fatalismo en el sentido de una creencia ciega en un destino predestinado impuesto por algún poder.

Quizás en este sentido estan entendidos las siguientes palabras poéticas:

“Como en el día que te dio el mundo, el sol estaba de pie al saludo de los planetas, progresaste absolutamente más y más, según la ley con lo cual empezaste. Así tienes que ser, a ti no te puedes escapar.

Así dijeron las sibilas como los profetas; Y no hay tiempo ni poder que destriza la forma marcado la cual se desarrolla en vivo.” ( J.W. Goethe)

El nacido tiene más tarde como adulto bastantes oportunidades, de cambiar las disposiciones traídas al nacer hacia el lado bueno o malo, ya que el libre albedrío le sigue siendo propiedad de su naturaleza espiritual. Mediante el él es capaz de liberarse así mismo por muy buena voluntad, de todo el mal destino (karma).

 

                                                     

Escrito ” Herbert Vollmann –  en las cercanias de Abd Ru Shin- “

Traduccion ” Michael Wirz “

 

EL CARISMA DEL HUMANO

El humano abandona como germen espiritual inconsciente el paraíso de los humanos, el Reino Espiritual, para que durante su caminata en los niveles/esferas de la creación situados debajo del paraíso. tomar conciencia, de desarrollarse a ser consciente de sí mismo.

Después de abandonar el Paraíso, de “ser expulsado”, él recibe en la primera esfera de otro tipo acamado un envoltorio, para “cubrir su desnudez”. Así lego continua. En cada esfera, con la cual él en su camino hacia abajo entra en contacto, recibe él de la misma materialidad similar de esa esfera otro envoltorio.

Si el ahora llega a la frontera de la materialidad más grosera de la tierra, entonces él ya lleva envoltorios de lo esencial y de las esferas de la materialidad más fina y llama en esta Estado “ALMA”, con el espíritu como núcleo. Mediante sus envoltorios él tiene conexión con esas esferas, con en las cuales él se ha detenido.

Es posible que pueda comparar aproximadamente esta envoltura con un hombre terrestre, que camina desde la zona caliente en el sur a la zona fría en el norte. Como más que va al norte, como más o como más denso se convierten los envoltorios, que tiene que ponerse en su cuerpo desnudo, para protegerse de influencias externas y para mantenerse movible.

Tampoco es diferente en los grandes eventos mundiales. Desde el Reino Espiritual hacia abajo el enfriamiento se hace cada vez más grande y la envoltura más densa.

Antes de que el humano ahora pueda operar completamente en la tierra, él necesita como última cubierta un envoltorio similar a la materialidad de la tierra, el cuerpo terrenal.

Uno puede imaginarse que los diversos envoltorios están anidados, como en una cebolla.

Hoy, con el conocimiento del átomo, estamos en una mejor posición para, de imaginarnos, que los envoltorios, las cuales el espíritu humano permaneciente en la tierra conlleva con él, las de diferentes esferas entre el Reino espiritual y el área terrenal, emite rayos, como también el núcleo de estos envoltorios, el espíritu humano. Ya existen instrumentos, que indican, que el humano tiene radiaciones, las cuales cada vez se cambian.

En el humano terrenal, estas radiaciones de las envolturas más finas junto con las radiaciones del cuerpo de tierra forman una mezcla que produce un halo coloreado, en parte aura, en parte od, el “fluido” que rodea al humano. Con esta corona de radiación, él determina la fuerza de onda para las vibraciones, las que él alza del sistema de radiación cósmica.

La mezcla de radiación siempre tiene que estar harmónica, para que el espíritu del humano en la materialidad puede desarrollar completamente.

La imaginación de un aura humano, respectivamente radiación tiene milenios de edad, y clarividentes podían observarlas en todos los tiempos.

Ella también viene a la expresión en el idioma, cuanto por ejemplo se dice; “su completo ser emite calma y alegría”.

El carisma humano se transfiere a las que el humano lleva con él, o al escribir en documentos como en fotografías, lo que es conocido siendo evaluado en diversos campos.

En cuanto a la enfermedad se cambia el carisma. Las personas predispuestas medialmente son capaces de reconocer en la corona de radiación ese horno/cocina de la enfermedad escondido, el cual primero ha ocasionado la enfermedad terrenal visible.

El saber de la radiación/carisma del humano terrenal también pertenece a la imagen del humano, Eso será destinado para el nuevo tiempo.

En muchos casos de una evaluación, a quien tiene la capacitad de una mirada más profunda, el aura indicará el estado emocional real. En ello ya no es posible un fraude.

Finalmente, esa irradiación/carisma también es determinante para el Juicio del mundo. Porque en ello vienen las obras del humano, a saber, su pensar, su sentir y actuar a la expresión.

EL PUENTE DESTRUIDO

Hablé en la ultima disertación sobre la falta de aquél puente, en la mayor parte de la actual femineidad terrena de la raza blanca, solamente con la cual ésta se torna femineidad de hecho.

Lamentable es ver como el ser humano terreno se empeña con diligencia para su retroceso y, con eso, para su caída, en la creencia errónea de que con eso camina hacia arriba.

¡El ser humano terreno! Al nombre de esa criatura se asocia un gusto amargo para todo lo que se realiza en la Creación dentro de la voluntad de Dios, y para los seres humanos seria aparentemente mejor si no más fuese proferido, pues que en cada mención de ese nombre prepasa, simultáneamente, a través de la Creación entera, una indignación y un malo estar, lo que se extiende como un peso por sobre la humanidad terrena, pues esa indignación, el mal estar, es una acusación viva que se forma automáticamente y tiene que colocarse hostilmente en contra toda la humanidad terrena.

Así, el ser humano terreno, a través de su acción errada, que se tornó perceptible en esta Creación como obstructiva, estorbadora y continuamente perjudicial, se tornó hoy, por fin, un proscrito por si mismo, en su ridículo querer saber todo mejor. Él forzó, con porfía, su expulsión, pues que se tornó incapaz de todavía recibir simplemente y con humildad las dádivas de Dios. Él quiso tornarse criador, perfeccionador; quiso someter la actuación del Todo-Poderoso a su voluntad terrena.

No existe palabra que pueda designar acertadamente tal presuntuosa arrogancia en su ilimitada ignorancia. Profundizaos en ese comportamiento increíble; imaginad el ser humano terreno, como él, con ares de importancia, quiere colocarse por sobre el engranaje de la obra maravillosa de esta Creación de Dios, para él hasta ahora desconocida, a fin de dirigirla, en lugar de ajustarse a ella obedientemente, como una pequeña parte de ella… ¡luego, no sabréis si debéis reír o llorar!

Un sapo, que se halla ante una roca alta y la quiere ordenar que ella ceda ante sus pasos, no parece tan ridículo como el ser humano actual en su megalomanía ante su Creador.

La imaginación sobre eso debe tener un efecto repugnante también para cada espíritu humano que ahora llega al despertar en el Juicio. Un horror, un calofrío y un pavor se adueñarán de él, cuando, repentinamente, al reconocer la luminosa Verdad, alcance a ver todo ante si así como realmente fue ya desde hace mucho, a pesar de que él hasta ahora no haya podido observar de esa manera. Con vergüenza, le gustaría entonces huir para los confines de todos los mundos.

Y el velo tapador ahora se rasgará, será despedazado en trapos grises, llevados por el viento, hasta que la irradiación de la Luz pueda fluir integralmente hacia dentro de las almas profundamente torturadas por el remordimiento y que, en humildad nuevamente despierta, quieran inclinarse ante su Señor y Dios, a quien no más pudieron reconocer en las confusiones que el raciocinio, preso a la Tierra, provocó en todos los tiempos en que le fue permitido dominar irrestrictamente.

Sin embargo, tenéis que vivenciar profundamente el asco ante el actuar y el pensar de los seres humanos terrenos, primeramente junto a vosotros y también dentro de vosotros, antes que la liberación de eso pueda venir. Tenéis que experimentar el asco de la misma forma, como la humanidad terrena siempre hizo con todos los enviados de la Luz, en su hedionda infamia, hostil a la Luz. ¡No podréis alcanzar la liberación de otra forma!

Es el único efecto recíproco libertador de vuestra culpa para con los enviados de la Luz, que ahora vosotros propios tenéis que vivenciar, porque de otra forma ella no os puede ser perdonada.

Ingresaréis en ese vivenciar ya en tiempo muy próximo, y mientras más temprano eso os alcance, tanto más fácil se tornará para vosotros. Que al mismo tiempo se abra, para vosotros, el camino hacia las alturas luminosas.

Y otra vez la femineidad tendrá que sentir primeramente la vergüenza, pues que su decadencia la obliga ahora a exponerse a esas cosas. Ella misma, livianamente, se colocó en un escalón, que la obliga a someterse a los pies de una masculinidad embrutecida. Con ira y desprecio la masculinidad terrena mirará ahora irritada para todas aquellas mujeres que no más son capaces de dar aquello a que fueron destinadas por el Creador, y de lo que el hombre tanto necesita para su actuación.

¡Eso es auto-respeto, que hace, de cada verdadero hombre, un hombre! Auto respeto y no auto ilusión. ¡Auto respeto, sin embargo, el hombre sólo podrá tener, levantando la mirada hacia la dignidad de la mujer, la cual, al protegerla, le proporciona y mantiene el respeto ante si mismo!

Éste es el grande, hasta ahora no expreso misterio entre mujer y hombre, que es capaz de incentivarlo a grandes y puros hechos aquí sobre la Tierra, que encandece todo el pensar de modo purificador y, con eso, extiende sobre toda la existencia terrena un sagrado vislumbre de la elevada nostalgia por la Luz.

Todo eso, sin embargo, fue quitado del hombre por la mujer, la cual sucumbió deprisa a los artificios de Lucifer, ante las ridículas vanidades del raciocinio terreno. Con el despertar del reconocimiento de esa gran culpa, el hombre considerará la femineidad apenas como aquello que ella realmente tuvo que tornarse por su propia voluntad.

Pero ese ultraje doloroso es, por su parte, solamente un gran auxilio para aquellas almas femeninas que, bajo los justos golpes del Juicio, todavía ven, despertando y reconociendo, que enorme robo cometieron en relación al hombre, con su errada vanidad, pues emplearán toda su fuerza a fin de que recuperen la dignidad así perdida y que ellas propias lanzaron de si como un bien sin valor que las embarazaba en el camino elegido hacia abajo.

Y ese querer encuentra ahora el más fuerte apoyo en las corrientes de fuerza de la pureza divina, que fueron enviadas en la solemnidad del Lirio Puro para auxilio de todas aquellas de la femineidad terrena, que se empeñan sinceramente para elevarse con toda la fuerza que todavía les resto, para finalmente cumplir alegremente la voluntad sacrosanta de Dios en la Creación.

A pesar de mi ultima disertación, todavía no quedasteis bien aclarados al respecto de la impetuosidad de las consecuencias perjudiciales que hubieron que caer por sobre la humanidad terrena entera, cuando la femineidad terrena buscó, en su erróneo comportamiento, romper diligentemente la mayor parte de los puentes que la ligaban a las corrientes de la Luz.

Las consecuencias perjudiciales se presentan bajo centenas de formas y bajo múltiple configuración, actuando por todos los lados. Apenas os necesitéis buscar colocar en el curso de los inevitables efectos de las leyes de la Creación. El reconocer, luego, no será, en absoluto, difícil.

Pensad una vez más en el sencillo acontecimiento que se procesa en la severa regularidad de la ley:

Apenas cuando la mujer busque masculinizarse en su pensar y actuar, esa voluntad ya se efectúa correspondientemente. Primeramente, en todo lo que de la parte de ella esté íntimamente ligado con la entealidad; después también con las materias finas, así como, tras un bien determinado tiempo, en la parte más fina de la materia gruesa.

La consecuencia es que en los intentos de un actuar positivo, en oposición a la misión de una mujer terrena, todos los componentes más finos de su especie femenina, por que son pasivos, son rechazados y, por fin, se desligan de ella, porque éstos, perdiendo poco a poco en fuerza, debido a la inactividad, son quitados de la mujer por la igual especie básica.

Así, queda luego destruido el puente que capacita la mujer terrena, en su especie pasiva, a recibir irradiaciones más elevadas y retransmitirlas a la materia más gruesa, en la cual ella, ante su cuerpo, está anclada a través de una bien determinada fuerza. Sin embargo, eso es también aquel puente de que un alma necesita para la encarnación terrena en el cuerpo de materia gruesa. Haciendo falta ese puente, queda imposibilitado el ingreso a cada alma en el cuerpo en formación, pues ella misma no consigue transponer el abismo que así tuvo que surgir.

Si ese puente, sin embargo, es apenas parcialmente destruido, lo que depende de la especie y de la intensidad de la masculinización deseada en la actividad de una mujer, pueden, sin embargo, encarnarse almas que del mismo modo no son completamente masculinas tampoco enteramente femeninas, constituyendo, por lo tanto, mezclas sin armonía y sin belleza, las cuales, más tarde, encierran todo tipo de ansiedades insatisfechas, sintiéndose constantemente incomprendidas en su existencia terrena, y viviendo, por eso, en constante inquietud y descontentamiento con si mismas y con su ambiente.

Para tales almas, así como para su posterior ambiente terreno, seria mejor si no hubiesen encontrado oportunidad para una encarnación, pues se cargan de esa forma apenas de culpa y jamás redimirán algo, porque en la realidad no pertenecen a la Tierra.

El anhelo y la posibilidad para tales encarnaciones, no deseadas por la Creación, y, por consiguiente, por la voluntad de Dios, solamente los ofrecen aquellas mujeres quienes, en sus caprichos y en su vanidad ridícula, así como en su indigna manía de un falso valor, se inclinan para una cierta masculinización. No importa de qué especie sea.

Almas delicadas, legítimamente femeninas, nunca alcanzan la encarnación a través de tales mujeres masculinizadas y así, poco a poco, el sexo femenino en la Tierra va siendo completamente envenenado, porque esa aberración se desparramó cada vez más, atrayendo siempre nuevas almas de esa especie, que no pueden ser completamente mujer tampoco enteramente hombre, desparramando así algo de ilegítimo y sin armonía sobre la Tierra.

Felizmente, las propias y sabias leyes de la Creación delinearon, también en esas cosas, un límite bien definido, pues con un tal desvío, violentamente forzado por la voluntad errada, surgen, primeramente, partos difíciles o prematuros, hijos enfermizos y nerviosos, con desequilibrio de los sentimientos y, por fin, ocurre tras un bien determinado tiempo la esterilidad, de manera que un pueblo que permite a su femineidad anhelar por la masculinización, a ella impropia, está condenado a una lenta extinción.

Naturalmente, eso no ocurre de hoy para mañana, de modo a tornarse visible así de sopetón a los seres humanos contemporáneos, pero sí un tal acontecimiento también tiene que seguir el camino del desenvolvimiento.

¡Aunque despacio, sin embargo seguramente! Y ya es necesario el pasaje de algunas generaciones, antes que las consecuencias de un tal mal, de crimen tan incisivo de la femineidad puedan ser retenidas o remediadas, a fin de que conduzca nuevamente un pueblo de la decadencia al saneamiento y salvarlo de la completa extinción.

Es la ley inabalable que allá donde el porte y la fuerza de ambas las barras de la Cruz de la Creación no logren vibrar en completa armonía y pureza, donde, pues, el positivo masculino así como el negativo femenino no estén igualmente fuertes y sin torsión, torciéndose de esa forma también la Cruz isósceles, se seguirá la decadencia y por fin también el descalabro, para que la Creación nuevamente se torne libre de tales absurdos.

Por esa razón pueblo alguno puede tener una ascensión o ser feliz, si no presente la legitima y genuina femineidad, en cuyo sequito, tan solamente, puede y tiene que desenvolverse la autentica masculinidad.

De mil formas son las cosas que en ese sentido estragan la legitima femineidad. Por esa razón también todas las consecuencias de eso se presentan completamente diferentes, más o menos incisivas en sus efectos perjudiciales. ¡Pero de cualquier forma se presentarán siempre!

No quiero hablar aquí todavía de las imitaciones livianas, por parte de las mujeres, de las malas costumbres de los hombres, los cuales se cuenta, sí, en primera línea el fumar, pues esa es una epidemia completamente a parte, que constituye un crimen en relación a la humanidad, que un ser humano mientras tanto siquiera osa imaginar.

Al reconocer mejor las leyes de la Creación, la arrogancia injustificada e impensada del fumador de entregarse a su vicio, incluso al aire libre, por lo que queda envenenada la dádiva de Dios del aire fresco y constructivo, que debe permanecer accesible a cada criatura, muy rápidamente desaparecerá, notadamente cuando haya que saber que esa mala costumbre forma los focos de varias enfermedades, bajo cuyo flagelo la humanidad de hoy gime.

Sin llevar en consideración los propios fumadores, la imposición de aspirar tal humo del tabaco impide en los bebes y en los niños el desenvolvimiento normal de algunos órganos, principalmente la indispensable consolidación y el fortalecimiento del hígado, que es especialmente importante para cada persona, porque con el funcionamiento cierto y sano él puede impedir fácilmente el foco del cáncer, como el medio más seguro y mejor para el combate de ese flagelo.

La mujer de hoy eligió en la mayoría de los casos un camino errado. Sus esfuerzos enveredan para la desfeminilidad, sea en el deporte, en los excesos o divertimientos, principalmente en la participación de los círculos de actividad positiva, que corresponden a la masculinidad y con ella deben permanecer, si es que deba haber verdadera ascensión y paz.

Así, básicamente todo sobre la Tierra ya se desvío, salió del equilibrio. También las siempre crecientes discordias, así como los malogros, deben ser derivados de las obstinadas mezclas del actuar positivo y negativo, condicionado por la Creación como permanentemente puro, entre todos los seres humanos terrenos, lo que debe tener como consecuencia la decadencia y el descalabro en la confusión así forzada.

Como sois tontos, seres humanos, porque no queréis aprender a reconocer la simplicidad de las leyes de Dios, que en su consecuencia lógica son fácilmente observables.

Tenéis, sí, sabios dichos, que de buen agrado hacéis oír. Solamente esta sentencia ya os dice mucho: ¡Pequeñas causas, grandes efectos! Sin embargo, no os seguís. En todo lo que ocurre alrededor de vosotros, que os amenaza, aflige y oprime, ni siquiera pensáis en buscar primero la pequeña causa, para evitarla, a fin de que los grandes efectos siquiera puedan surgir. ¡Esto es demasiado sencillo para vosotros! ¡Por esa razón preferís primeramente atacar los efectos graves, si posible con gran alarde, para que el hecho sea plenamente evaluado y os traiga gloria terrena!

¡Así, sin embargo, nunca alcanzaréis la victoria, aunque juzguéis estar sobremanera preparados para ello, si no os dignéis a buscar con toda la simplicidad las causas, a fin de, evitando todas las causas, expulsar también las graves consecuencias para siempre!

Y, por su parte, no podréis encontrar las causas, si no aprendéis a reconocer con humildad las gracias de Dios, Quién os dio en la Creación todo aquello que os puede preservar de cualquier sufrimiento.

Mientras os falte la humildad para que recibáis, agradecidos, las gracias de Dios, permaneceréis enmarañados en vuestro errado actuar y pensar, hasta la última caída, que os habrá que llevar a la condenación eterna. Y ese último momento está ante vosotros: con un pie ya os encontráis pasando la puerta. El próximo paso os hará caer en profundidades insondables.

Reflexionad bien sobre eso, volved y dejad hacia atrás de vosotros la insípida existencia terrena, sin forma y sin calor, que hasta ahora habéis preferido llevar. Tornaos finalmente aquellos seres humanos que la voluntad de Dios todavía quiere tolerar en el futuro en la Creación. ¡Con eso lucharéis para vosotros mismos, pues vuestro Dios, que en gracias os concedió la realización de vuestro impulso para una existencia conciente en esta Creación, no necesita de vosotros! ¡Acordaos de eso en todos los tiempos y agradeced a Él con cada aliento que os es permitido ejecutar debido a Su indecible amor!

AMÉM.

El Mensaje del Grial, En la Luz de la Verdad

ABD-RU-SHIN

Extraido de

https://www.facebook.com/En-La-Luz-de-la-Verdad-166564700603053/