TODO LO QUE PUEDEN HACER LOS MICROORGANISMOS EFECTIVOS

Los microorganismos efectivos funcionan también en entornos pobres en oxígeno, por lo que resultan idóneos para la limpieza del agua.

El lago Seto, en Japón, prácticamente muerto a causa de los altos niveles de contaminación, podría volver a convertirse en el plazo de cinco años en un lugar exuberante y lleno de actividad para numerosas especies.

En la ciudad de Moriya, por dar sólo un ejemplo, se mezclaron las aguas residuales tratados con microorganismos efectivos. Después de menos de seis meses se había disuelto por completo el lodo del fondo del río al que se vertían las aguas residuales, y ya vuelven a habitarlo grandes bancos de peces.

En las plantas depuradoras los microorganismos efectivos hacen que la polución desaparezca literalmente, sin utilizar costosos filtros, sin tratamiento o almacenamiento de sustancias no reciclables.

 Su aplicación para propósitos agrícolas hace que resulten superfluos los fertilizantes artificiales y los productos químicos, ya que proporcionan a las plantas un crecimiento saludable y resistente, con cosechas abundantes y aromáticas que ofrecen una capacidad de conservación mucho mayor sin necesidad de otros tratamientos.

Con este rendimiento producido de forma natural y saludable no es necesario recurrir a la manipulación genética de los alimentos.

Los microorganismos efectivos utilizan los rayos gamma y los rayos ultravioleta como fuente de energía, y separan las sustancias tóxicas y de difícil disolución:

por ejemplo, al quemar residuos elimina entre el 50 y el 90% de la dioxina originada, con un coste de sólo el 30% de lo que cuestan los sistemas habituales, al evitar que la dioxina pase entonces a un periodo de semidesintegración, que suele durar entre 10 y 12 años. Las escombreras contaminadas con dioxina también pueden volver a ser explotables en tan sólo unos años gracias a los microorganismos efectivos. Y en cuanto a las sustancias que no puede disolver, evita que las absorban las plantas de forma que no se abran paso en la cadena alimentaria.

 En un proyecto en la zona prohibida en las inmediaciones de Chernobil, la aplicación de microorganismos efectivos consiguió en sólo unos años reducir la radioactividad en un 15%.

Los microorganismos efectivos aumentan la efectividad de los motores de combustión interna de los automóviles y purifican los gases que emiten.

Si se utilizan junto con materiales de construcción, proporcionan mayor estabilidad, lo que resulta fundamental por ejemplo en caso de terremotos o inundaciones.

Es obvio que estas ventajas no se pueden utilizar como una excusa para seguir produciendo sustancias nocivas para el medio ambiente y para el hombre y esparciendo a continuación microorganismos efectivos de forma indiscriminada. De esta forma, tarde o temprano desaparecería por completo el frágil equilibrio de nuestro ecosistema. Pero incluso en el caso de que en otros lugares tan sólo se pudieran reproducir en parte los extraordinarios resultados conseguidos con los microorganismos efectivos en Asia, los microorganismos efectivos seguirían siendo uno de los medios más efectivos para ayudar al hombre y a la Naturaleza a recuperar el equilibrio, y con él la salud.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.