TODO LO BUENO VIENE DE ARRIBA ( EL CAMINANTE DE LOS MUNDOS )

Seguramente, muchos ya han pensado en este proverbio tan a menudo usado y se preguntaron cómo está ocurriendo tal “venida”. Si queremos establecer una estación específica en la radio, necesitamos para ello una adecuada longitud de onda. A menudo es suficiente de presionar un botón para obtener lo deseado. Ahora como está abajo, ¡también es “arriba“!

……. Hay, por ejemplo, “estaciones transmisoras” en la Creación, que se sitúan muy por encima del mundo de las estrellas. Estos son puntos que transmiten rayos de luz de varios tipos, mucho más finos y más delicados que las ondas de radio, que tampoco se pueden ser vistas y sin embargo son efectivos.

……. Estos puntos de radiación han incorporado el Amor del Creador en su Creación, ayudando y fortaleciendo al humano mientras camina por el profundo valle de la materialidad. En los humanos, es la “pulsación interna de un botón”, que provoca una conexión con esta ayuda y promoción de los rayos. Él es impulsado por vibraciones del alma (síquicos), las cuales son activadas a su vez mediante un fuerte deseo, un requerimiento o un anhelo hacia lo puro y bello.

……. Todo esto produce una relajación del alma, que luego deja entrar las finas corrientes correspondientes a lo anhelado.

……. Pero para buscar esta conexión se requiere una verdadera buena voluntad. Porque “El que quiere el Bien, que sea primero bueno” (Goethe, Faust II).

…….No por ultimo ayuda por ello la nueva sabiduría de la Creación que esta dado en el Mensaje del Grial-En la Luz de la Verdad. Permite que toda la falsedad y rigidez se disuelvan a partir de la creencia practicada hasta el momento, de modo que esa verdad brille ante nosotros y penetre en nuestra alma hacia el interior, y allana el camino la sólida e inmutable convicción del espíritu.

……. De esa manera es capaz el espíritu humano, de extraer todo lo bueno en forma de estas radiaciones lúcidas y tiernas, lo que él necesita para su esfuerzo espiritual ascendente. Cada vez más y más se le lleva, hasta que se le permite algún día, dejar la materialidad para siempre. Entonces se dio cuenta y experimentó todo el bien que viene de arriba tan fuertemente en sus pensamientos y en sus acciones, pudiendo comenzar su ascenso a los Reinos que se llaman los Benditos.

                                                                               ¿De dónde viene el mal?

Esa es una pregunta en la que muchos han estado pensando y nadie ha encontrado la solución adecuada. Por ejemplo, existe la opinión de que el Arcángel caído Lucifer es la fuente de todo mal, que es responsable porque uno no puede imaginar que Dios podría haber creado un monstruo con el nombre “humano”, cual ya desde milenos divulga ruindad, maldad, canallada y crueldad al mundo.

……. Y aquí surge otra pregunta: ¿Si el Hijo de Dios Jesus Cristo a través de su muerte en la cruz reconciliando la humanidad pecaminosa con Dios, por qué ella no ha mejorado de ninguna manera desde entonces? Al contrario, el Mal en todas sus dimensiones ha aumentado desde el tiempo de Cristo. ¡Incluso se habla de una “historia sangrienta de la cristiandad”!

…….Para ello aquí están las siguientes consideraciones: Dios creo al espíritu humano con un libre albedrio, cual condiciona responsabilidad propia.

……. Al principio, cada espíritu humano era puro. Él usó el poder espiritual neutral fluyendo a través de la Creación, “el agua de la vida ” (Apoc. 21,6-22,17), solo para el bien pensar y actuar. Fue solo en el curso de su largo desarrollo en la materialidad (Creación subsecuente) que debido a la voluntad propia y la vanidad se volcó cada vez más al materialismo y se cerró a las influencias más elevadas. De esa manera él sentó las bases para todo el mal.

……. A partir de entonces él utiliza la Fuerza espiritual para producir malas formas de sensación. Estos se unían en las regiones materiales más finas según la Ley de Atracción de la similitud a grandes centros, a los que también pertenece el infierno, lo que no es otra cosa que el producto de los humanos, que para ello abusan de la Fuerza Espiritual.

……. Lucifer, el arcángel caído, juega el papel de un seductor y un tentador en este declive espiritual de la humanidad.

…….Él vino del Reino Divino. Su querer de ser dueño por su propia voluntad le llevo a la caída. En lugar de un amoroso cuidado de la raza humana, como había sido su tarea/misión, Introdujo el principio equivocado de la tentación despiadada, exponiendo a la tentación todos los débiles. Pero es la culpa de los humanos, cuando ellos de libre voluntad se sucumben a este principio. Ellos son espiritualmente lo suficientemente fuertes y también tienen numerosas ayudas de las alturas más lúcidas que les ayudan a defenderse con éxito contra las influencias oscuras.

……. ¿Ahora, de dónde viene el mal? ¡Solo del humano mismo! Él lo pone en el mundo, ¡nadie más!

…….Dios, la Pureza misma, nunca pudiera haber creado tales criaturas que habitan la tierra durante ya hace mucho tiempo. Él creo todos los espíritus humanos de manera, que en el principio eran puros. Solo más tarde se oscurecieron y contaminaron su espíritu puro por su propia voluntad. Mediante eso muchos se hicieron herramientas de la oscuridad.

……. Es como transmiten las palabras de Jesús: “Lo que sale del humano le vuelve impuro; porque del interior, del corazón del humano, vienen los pensamientos malos….” (Mark. 7,20,21). Y ahora hay una gran pregunta: ¿Jesús Cristo, a través de su muerte en la cruz, realmente reconcilió a esta humanidad corrupta con Dios? Solo puede haber una respuesta a eso: Una humanidad, que en su mayoría ya antes de la muerte de Jesus Cristo y después por una vez más multiplicada, ha puesto el mal a este mundo hasta el día de hoy, es decir, hace exactamente lo contrario de lo que Jesucristo a través de sus charlas y parábolas exigió de los humanos, la cual no podía esperar una reconciliación con Dios ¡Y mucho menos esperar que Jesucristo, a través de Su muerte, tomara sobre Sí todos los pecados de los humanos!! Como debería eso ser posible, si alguien hace cargo de los pecados de otro, mediante que es obvio que el sufrimiento resultante de estos pecados solo afecta al pecador mismo, y que el pecador debe cosechar lo que él sembró y nadie más, ¡tampoco Jesucristo!

                                                                         Reconócete a ti mismo

El verdadero reconocimiento ve las cosas tal como han sido ordenadas por el Creador desde el principio, no están sujetas ni a fluctuaciones ni mistificaciones, y tampoco del intelecto, que más bien es útil para ser una herramienta en la tierra para el espíritu, pero nunca es capaz de elevarse por encima de él.

…….El intelecto/mente, a través del aprendizaje y la observación, puede adquirir “conocimiento”, expandirlo y utilizarlo para actividades terrenales, pero nunca puede llegar a un “reconocimiento” espiritual porque no es posible para él por naturaleza.

…….Esto está reservado solo para el espíritu, que crea valores a través del reconocimiento durante su caminada terrenal, que persisten incluso después de su muerte terrenal y las que abren el camino para el regreso a la patria eterna.

…….El reconocimiento, la capacidad del verdadero reconocer, es una peculiaridad del espíritu, la cual en la buena voluntad siempre se queda viva, no importa dónde se demora en su camino a través de la amplia Creación subsecuente.

…….Ahora, como llega un espíritu humano al reconocimiento, que es lo que le da la ocasión, de reconocer alguna cosa con su espíritu de manera significativo según la Creación legal?

…….El verdadero reconocer es precedido por una experiencia que fue causado por algunos temblores de naturaleza serias o alegres.

…….Solo cuando una impresión es tan fuerte que es capaz de alcanzar el espíritu, la causa está dada a una experiencia, al cual el espíritu aspirante está listo en todo momento, ya que tiene su origen en una parte de la Creación, en el que la experiencia duradera es una condición a un eterno poder ser.

……. Por lo tanto, el espíritu en evolución literalmente se muere de hambre por oportunidades dadas a experiencias verdaderas, para ganar la capacidad de vibración interna lo más rápido posible, que es igual a la que prevalece en el paraíso. El encuentra estas oportunidades en todas las partes de la Creación mediante la Ley de la Atracción de la similitud, lo que le permite experimentar rápidamente lo que él desea.

…….Es una Gracia del Creador, que el germen espiritual humano, cual en el reino del alegre actuar y del continuo experimentar es un habitual. Lejos de la patria distanciado aún puede llegar a este experimentar, lo cual a él le convierte al humano completamente consiente, aunque al principio solo es un inconsciente precipitado de una forma espiritual, que se ha aislado como el último del resplandor de Dios.

……. Solo las radiaciones más gruesas de la Creación subsecuente, del mundo, la cual se expande por debajo del eterno paraíso humano, el adaptarse a los diferentes envoltorios de la materialidad, son medios y caminos a una sacudida y aflojamiento del primero aún inconsciente germen espiritual, cual a él le traen la conciencia de su entorno y de sí mismo.

……. Un milagro de la Gracia Divina Gracia sigue siendo el desarrollo del germen espiritual inconsciente al humano espiritual, consciente de sí mismo aún más, cuando se considera que en realidad es solo este temblor y aflojamiento mediante a él desconocidas formas de Creación, lo que le causa un despertar y a él con permanente buen querer le lleva a un duradero afortunado crear y actuar en la Creación.

…….Ahora con este despertar luego también le viene esa experiencia, que puede ser la base del verdadero reconocimiento.

……. Para lograr esto, el humano no debe olvidar una cosa: ¡A si mismo! Autorreconocimiento ya era requerido en la antigüedad griega. El templo de Apolo en Delfos llevaba las inscripciones: “Reconócete a ti mismo”. Eso significa, esfuérzate en reconocer tu propio ser, tu origen, tus capacidades, pero también tus errores y debilidades.

……. No te olvides a ti mismo sobre todas las maravillosas cosas en la Creación, cuales atraen la atención, la abundancia de eventos, que te invaden a diario, que brindan oportunidades de la más amplia variedad de observaciones y experiencias.

……. El humano debe tener la valentía, de estar preparado para descubrimientos desagradables cuando se enfrenta a sí mismo, también los llamados “adorables” no las debería ignorar.

……. Pero él no debe caer en ello en la insana melancolía, sino tiene que ir a trabajar de una manera natural y objetiva.

……. Sobre todo, debe darse cuenta de que él, como todas las criaturas, dependen de su Creador y no disfruta de ningún derecho especial. Como producto de la Creación por supuesto, él también está sujeto a las Leyes de la Creación, sin distinción, sin la más mínima desviación.

……. Esto le da el punto de vista correcto a la consideración de su entorno, que es útil para el espíritu y ofrece la posibilidad, sin perjuicios e imparcial reconocer también en el humano prójimo a una criatura aspirante, la cual igual a él quiere ser respetado y considerado.

……. Aunque todos los espíritus humanos tienen el mismo origen en el Reino Espiritual, el Paraíso, se difieren entre sí como resultado de su libre albedrio a través de su diverso desarrollo espiritual y su madurez. Son libres en la elección de sus decisiones, son los únicos responsables de sus pensamientos y acciones y, por lo tanto, no pueden transferir su culpa a otros, ¡tampoco al Hijo de Dios!

……. Estas son algunas ideas importantes sobre el camino hacia el autoconocimiento. Ellos son la base para el ascenso moral, el prerrequisito para el desarrollo más alto.

…….En el principio del “reconócete a ti mismo” se sitúa el de reconocer  sus propios errores y debilidades, el desatarse de los hilos malvados del destino. Esto requiere un constante y serio querer, porque hay un mal fundamental que superar: La vanidad que no puede ser fácilmente dejada de lado y que a menudo tenta al autoengaño.

…….Autorreconocimiento es el primer paso al mejoramiento. Si se mantiene el mejoramiento hacia lo bueno no tardara mucho, hasta que una virtud importante para el humano de hoy día entre en su alma: ¡La humildad! ¡Pero al humilde Dios le da la ayuda de su Fuerza en todo momento!

Escrito ” Herbert Vollmann – escrito en las cercanias de Abd Ru Shin- “

Traduccion ” Michael Wirz “

Libro : ” El Caminante de los Mundos “

            

Publicado en: LUZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.