CAMINANDO HACIA LA VERDAD

La cruz de la verdad                   

El cristianismo tiene como base el judaísmo, que ocupa un lugar fijo en la historia del desarrollo espiritual de la humanidad. Recordemos solamente los Diez Mandamientos, a la predicación de la montaña, al padre nuestro, todas palabras Divinas, cual al pueblo Israel, a los judíos fueron dadas.

…….También ellos tienen como todos los humanos el mismo origen y el mismo camino común a través de la Creación de la materialidad.

……. Porque todos los seres humanos una vez vinieron como “semilla espiritual” desde la patria espiritual, el paraíso, a la materialidad, al mundo transitorio de la Creación, para desde ahí, después de la terminación del desarrollo como una personalidad plenamente consciente volver al hogar espiritual. Pero la mayoría de ellos se desviaron del camino y no encontraron más la meta. Por lo tanto, el amor inconmensurable de Dios se inclinó a la tierra para hablar directamente a la humana casi perdida y decirles, que la Verdad solo puede surgir de Dios.

……. Recordemos, pues, las palabras que Jesús habló a los humanos: “Quien me quiere perseguir, ese se niega a sí mismo y toma su cruz sobre él diariamente, y me persigue a mi” (Luk. 9,23) o “…persígueme y toma tu cruz sobre ti.” Mark. 10,21)

…….Con la cruz, Jesús se refería a el signo de la Verdad Divina, la cruz isósceles. De hallazgos y excavaciones se muestran, que se trata de un muy viejo en la tierra conocido símbolo precristiano, lo cual también está de ver en muchas iglesias, a veces rodeado con un anillo, y a veces sin anillo. No es de confundir con la forma de la cruz del sufrimiento de Gólgota.

…….Quien toma esa cruz sobre si, ese acoge la verdad, pero ninguna carga, como es falsamente interpretado. Con sus palabras, Jesús nunca les pidió a los humanos que asuman una carga todos los días. Al contrario, Él les quería facilitar la vida, en la cual los exhortó, diariamente vivir la Verdad, de buscarla en las leyes de la Creación y de reconocerlas, y adaptar estas leyes a la vida cotidiana.

…….Quien hace eso, se libera de toda la carga y del sufrimiento del Gólgota, cual según las eternas leyes ahora en este tiempo vuelve, para ser liberada. ¡Para él se torna la cruz del sufrimiento del Gólgota en la cruz de la liberación, lo cual vence victoriosamente toda la oscuridad!

La tumba vacía   

“Espíritu” es el núcleo, el verdadero YO del humano – “Alma” es el Espíritu con sus finos envoltorios sin el cuerpo terrenal. Todos estos diferentes envoltorios de forma más fina están contenidos en el cuerpo humano.

…….Al envoltorio terrenal mismo pertenece también el cuerpo astral como un importante eslabón al alma. Que ese cuerpo astral existe en realidad, se demuestra muy claramente en los humanos, cuales han perdido un miembro del cuerpo. Aunque ya no está existente, a menudo se sienten mucho tiempo después dolores en el lugar donde estaba. La medicina se ha preocupado por este llamado cuerpo astral desde mucho tiempo con estos dolores fantasmas, sin encontrar el verdadero significado. La causa se encuentra en el cuerpo – astral, cuyos miembros no están separados, debido que están de una forma terrena más fina que el grueso cuerpo terrenal. Por lo tanto, el dolor no se basa en la imaginación, sino son reales.

……. Debemos tener en cuenta que todas sus envolturas tienen una forma humana. El cuerpo terrenal se ha formado después del modelo espiritual. La forma humana es una peculiaridad del espíritu. Si, por lo tanto, vemos el alma del hombre representada en plena forma humana en viejos cuadros, entonces esto corresponde a la forma correcta.

…….Muere ahora el humano, entonces el deja su envoltorio terrenal con el cuerpo astral atrás y viene con su cuerpo de materialidad más fina, cual ahora es su revestimiento exterior al más allá. Si en la revelación de Juan se dice que los espíritus humanos habrán hecho sus ropas brillantes, entonces no se refiere a vestidos terrestres, sino a los envoltorios de materia fina del espíritu humano en el más allá, que cualquiera puede hacer ligeros o pesados, claros u oscuros, de acuerdo con su bien o su mala voluntad.

…….Con este cuerpo de materia fina posee el espíritu humano la capacidad, de traspasar todo más denso o más grueso. Es por eso por lo que a menudo pasa, que el difunto puede aparecer de repente en una habitación. Este es el efecto de una presunción en el conjunto de la Creación, una legislación vigente, existente en toda la Creación, a lo cual el tipo más fino, en este caso el alma, siempre puede traspasar fácilmente la forma más gruesa, aquí lo terrenal, como es el por ejemplo el caso, con la encarnación del alma en el cuerpo humano.

…….En lo terrenal estos procesos nos son bastante familiares: Pensamos solo en las ondas de la radio cuales traspasan muros, o en la corriente eléctrica, que pasa a través del alambre. Para lo sobre terrenal valen las mismas legislaciones, y cuando en la Biblia se habla del resucitado Hijo de Dios, Jesucristo: “Cuando los discípulos estaban reunidos y las puertas cerradas por temor a los judíos, vino Jesús y caminó en el medio …” (Juan 20,19), por lo que este proceso también tiene la misma justificación natural.

……. Jesús sólo podía caminar con su cuerpo sutil en la habitación cerrada con llave, después de que tuvo que dejar su cuerpo de tierra destruido en la cruz. Ni podía llevar su cuerpo con él, tampoco en estado “transfigurado”, ni le era posible, que su alma después de la muerte de nuevo se conecte con su envoltorio terrenal transitorio.

…….Aunque el núcleo del cuerpo de Jesús era Divino, estaba subordinado atreves de su encarnación humana, igualmente a las leyes operantes en la Creación como el espíritu humano, lo que Jesus expresamente acentuó, cuando indico, que Él ha venido, a cumplir las leyes de Dios. Todo el proceso creativo de la Creación se lleva a cabo de acuerdo con la Santa Voluntad de Dios en un orden insostenible y estricto y en justicia perfecta y no tolera tampoco ninguna excepción o acto arbitrario a un enviado de Dios, cuando él ha abandonado el Reino de Dios y entra en los círculos de la Creación.

……. Sin embargo, Jesús se elevó en corporeidad completa de la tumba: fue su cuerpo de materia más fina, mientras Él tuvo que dejar atrás su cuerpo terrenal, exactamente según las leyes de la Creación. Este cuerpo de materia fina de Jesús podían ver los discípulos y los otros piadosos – ahora sólo podían reconocerlo con sus ojos de materia fina. Por lo tanto, era necesario para ellos, como la Biblia dice explícitamente, abrir los ojos para este propósito; así que se convirtieron en clarividentes en términos terrenales. Estas son todos sucesos de Creación moderados, que habría sido el mismo, si el cuerpo terrenal de Jesús  había permanecido en la tumba.

……. Ahora, sin embargo, los cuatro evangelistas informan consistentemente, que el cuerpo terrenal de Jesús Cristus, había desaparecido, y lo traen con la resurrección en relación. Ahora la tumba bacía no es de ninguna manera una prueba para la resurrección del cuerpo de Jesús Cristo, porque, según las leyes naturales de la naturaleza, un cuerpo terrenal no puede elevarse de la tierra a un nivel más alto de Creación. ¡Él se queda atrás, cuando el humano muere, y se va al camino de todo lo transitorio – también en un enviado de Dios! Queda, por lo tanto, sólo la hipótesis de la tumba vacía, que el envoltorio terrenal de Jesús Cristo fue tomado de la tumba, y que había sido enterrado en otro lugar.

…….En este caso, en efecto tendría los informes de la transmisión de la época de entonces, según la cual los discípulos fueron acusados por las autoridades judías, de haber “robado” el cadáver de Jesús desde otro punto de perspectiva de como se ha considerado y evaluado previamente, pero con la restricción sin restricciones, que a los discípulos una mala intención no se puede insinuar, si ello se lo llevaron el cuerpo terrenal de Jesús de la tumba. Probablemente habrán sido sólo algunos pocos discípulos que lo había hecho por precaución sin el conocimiento de los demás, a fin de preservar el cuerpo terrestre de Jesús del acceso de extraños.

…….El secreto de la tumba vacía se revela en tales perspectivas claramente y abierto delante de nuestros ojos, y el acontecimiento de la resurrección de Jesucristo da precisamente en su grandeza simple y natural un testimonio insistente de la inmutable y perfecta voluntad de Dios, cual en las leyes de la Creación entera está firmemente anclado y eternamente vivo!

Los trombones del Día del juicio Final

Mucho, mucho se ha contribuido a los humanos a través de la caída del pecado original, y a través del abandono de Dios, a sí mismo, de reforzar al juicio mundial que se dirige al punto culminante.

…….No por nada se habla y se escribe hoy día de un programa de suicidio de la humanidad, un programa horrible, intranquilizante ,  cuya ejecución obstinada se acerca seriamente a una autodestrucción total. En este programa la tierra juega un rol especial. Explotada, devastada y contaminada por la maldad y pensamientos, ella atraviesa a través del espacio; ella, que una vez fue dejada a los humanos como el feudo para su uso en completa responsabilidad y para madurarse espiritualmente, como punto de partida, de lo cual ellos habrían podido entrar directamente como en una escalera hacia el cielo, al paraíso.

…….En abundancia los tesoros y frutos de esta tierra fueron donados a los individuales pueblos por las fuerzas de la naturaleza, para que hicieran un uso natural de las mismas y los consideraban como protección y apoyo para su progreso espiritual.

……. Sin embargo, su abundancia debía y tenía que pasar bajo estricta observancia de la ley del equilibrio entre dar y tomar.

……. Pero sin escrúpulos están los dones de la naturaleza, cuales mediante intercambios estimulan y vigorizan, tenían que contribuir a la paz y la actuación armonízate, a menudo al daño, opresión y destrucción abusivo de los compañeros humanos.

…….La gran ley integral de la Creación, en dar como en el tomar en cualquier aspecto y en cualquiera relación y en todas las áreas de la vida siempre mantiene un equilibrio justo, simplemente por mucho tiempo ya no se ha respetado.

…….¿No es una consecuencia inevitable, que el mundo por la culpa de los humanos va parar fuera de las articulaciones, se cae fuera del balance, cual ahora en el juicio del mundo a través de la Voluntad de Dios debe ser violentamente restaurado?

…….Para reconocer este único Juicio del Mundo, existen muchos signos para el humano de la tierra.

…….En efecto ellos están rumiando sobre ello, pero a todos los acontecimientos le ponen solo la escala de su comprensión mental y no al de su sentimiento. ¡Sin embargo, en ello nunca se miden a sí mismos! Ahora tienen que experimentar, que la sabiduría más aguda de su mente no puede reemplazar el vacío de sus almas y solo el esfuerzo a las cosas terrenales no puede ser observado como la meta más alta.

…….No se sitúa ningún desarrollo para el humano en ello, porque el espíritu en él le impulsa hacia lo más elevado. Debe despertar las nobles facultades latentes en él, para que él pueda cumplir conscientemente su tarea en la Creación: De ser un enlace entre el mundo de la materialidad y de su patria, el Reino Espiritual, con lo que el ya aquí y después desde arriba influirá a este mundo, fomentando, construyendo y ennobleciendo. Este es el sentido de la vida que es también decisivo para el Reino de la Paz futura.

…….Un Reino de Paz, que es fundado a partir de la Voluntad de Dios, requiere humanos, cuales han reconocido el sentido de la vida. Solo ellos son capaces de llevar la verdadera Paz y de divulgarla. ¡Ahora donde hoy día están de encontrar tales humanos maduros, que aún tienen que pasar en sufrimiento, hasta que ellos para el nuevo Reino de la Paz, cual después del juicio mundial debería ser establecido en la tierra!

…….Aun lleva la tierra mucho peso en la oprimida carga, que la humanidad le ha forzadamente impuesto en milenios a través de sus malas acciones y voluntades.

…….Cuan minúscula es esta tierra en la inmensidad del Universo y que grande la Gracia de Dios, que obtendrá en este Cambio! Ella es elegida, de ser punto de anclaje de las radiaciones de la luz. Pronto para ella brillara también en el tiempo final de Juicio del Mundo el amanecer de un futuro en pureza y belleza con una humanidad, cuales humildes y agradecidos han reconocido la Voluntad de su Señor y Dios y viven según ello.

…….Pero antes, la humanidad tiene que dejar los purificadores ondeos del juicio mundial pasar sobre ellos, para en ellos purificar sus almas y en sí mismo de ser nuevo.

…….Muchos saben el devenir del juicio mundial, pera aún esperan a los golpes trombones que han de proclamarlo.

…….Aquellos que están esperando así, sin embargo, pueden escuchar atentamente las noticias de los países de la tierra. Todos los días se informan de agitación política, dificultades económicas, hambruna, de abominaciones y horrible miseria; Plagas y sequías afectan a la humanidad, la tierra tiembla y destruye ciudades enteras en segundos, tormentas perniciosas corren, sobre todo, volcanes escupen fuego destructivamente, ríos sobrepasan las orillas, rasgando hogares, ganado y a los humanos.

…….Esos no son golpes trombones del Juicio, si hoy aquí y mañana allá las olas del horror y del susto rodean sobre la humanidad, para sacudirlos para que así se despierten en el último momento? Lo excéntrico y lo nuevo es la abundancia de los acontecimientos nunca vividos, con la rapidez que suceden.

……. Pero ¿quién se deja afectar, si él no está personalmente implicado?

……. Y sin embargo podría él así mismo bajo circunstancias justas como “no involucrado” reducir su carga de destino en gran medida, cual también a él en este juicio del mundo un día le tocara.

……. Si no se aparta de una angustia ajena y al sufrimiento ajeno y se esfuerza de convivirlo y a empatizar, entonces algo florece en él, que a él rodea como un manto protector: ¡la misericordia, que desinteresadamente quiere ayudar a todos los humanos, a las cuales aún tienen una chispa de anhelo hacia la luz en ellos! ¡En medio de toda la agitación, recibirá la ayuda de Dios en la medida, como él se abre a la Luz, y a muchas almas heridas él puede donar consolación y confianza!

He aquí, éste es el Cordero de Dios, que lleva el pecado del mundo (Juan. 1,29)

Para entender correctamente estas palabras, tenemos que tratar primero con la noción del pecado. Su causa radica en el abuso carnal. Como dice Paul en la carta a los romanos, existe un “sentimiento carnal” que vende a los humanos bajo el pecado (rom. 7,14 y 18). ¿Pero dónde está el lugar en la carne que hace al humano en un esclavo del pecado? Es el cerebro delantero, que produce los pensamientos y la inteligencia y ello es como toda la carne, transitorio.

……. Este cerebro mental es absolutamente necesario como herramienta en la tierra. El humano solo hizo el fallo, que lo hizo por vanidad y queriendo saber mejor, lo educo demasiado grande, y finalmente lo llevó al dominio sobre su espíritu, entonces le ha concedido un lugar, cual según el orden de la Creación pertenece al espíritu, cual se expresa por la sensación.

……. En ello se sitúa justificada la causa del pecado y del pecado original. ¡Sin embargo, el pecado original no es idénticamente razonado con una irresoluble coacción de tener que pecar!

La herencia es siempre sólo la predisposición física, que se basa en el cerebro del intelecto, que está cubierto por el uso unilateral. Por lo tanto, la predisposición no es obligatoria, pero presenta un peligro que el humano puede evitar, en lo que se mantiene despierto su sentimiento. Lo espiritual no puede ser heredado.

……. Sólo por la mente altamente cultivada, cual debido de su origen solo puede entender lo transitorio, está lucifer, el anticristo, en la posición, de realizar su hostil actuación contra la Luz en el mundo. Inmediatamente cuando el humano no escucha a su espíritu, su voz interior, y deja a la mente la preferencia, está ya dado el peligro a pecar, que consiste en que el hombre usa el poder espiritual fluyendo a través de la Creación erróneamente.

…….Desde que “Dios” en el principio creo la Creación, fluye esa Fuerza como el latido del pulso del corazón a través de todas las partes de la Creación y la mantiene y la renueva. Esa pura Fuerza creadora es la “Corriente del Agua Viva”, que procede del trono de Dios (rev. 22,1). Ahora esa Fuerza no es Dios mismo, sino su radiación.

…….Los discípulos de Jesús fueron entonces, cuando ellos estaban reunidos conmemorando a Jesús, abrumados de esa Fuerza. Fue exactamente el momento, cuando la Fuerza – como todos los años de nuevo – se derramó a la Creación. Todos los espíritus humanos están sujetos en esta corriente espiritual y viven de ella. Rara vez son conscientes de ello; en su mayoría entonces, son cuando una vez un profundo sufrimiento o una alegría sacude su alma. De ello, (la corriente de esa Fuerza espiritual) toman la Fuerza para formar sus buenas o malas obras. Porque el humano tiene la capacidad, de usar y dirigir esa Fuerza con libre elección, al igual como él puede usar la fuerza de una máquina para la destrucción o para la construcción.

…….Las obras son los buenos y los malos sentimientos, pensamientos y hechos. Se refiere a ellos, cuando en la revelación se dice, “sus obras les persiguen” (rev. 14,13). En su muerte terrena siguen al humano al más allá.

……. Por supuesto las obras representan algo. Ellos tienen formas invisibles con un contenido invisible de una forma más fina que lo grueso terrenal. Si ellos no serían nada, no podrían actuar, no perseguir (al más allá).

…….En el uso de la constante fluyente Fuerza creadora que atraviesa constantemente la Creación se sitúa también la solución de la a menuda prevista pregunta: “¿Cómo pudo Dios producir el mal, que contradice su esencia? ¿O ha entrado el mal mediante el acto de la Creación?”   La opinión expresada en esta pregunta es falsa. No es Dios que trae lo malo, lo maligno, sino el humano, en lo cual él coge la pura neutral Fuerza de la Creación y así forma el mal. En este sentido, no están transmitidas adecuadamente las palabras bíblicas, “Yo soy el Señor…y creo lo malo” (Jes. 45,6 y 7).

…….No es difícil de entender, que estas estructuras son feas y sucias. Ellos representan en realidad, el pecado y la culpa del humano. A partir de ellas se forman poco a poco mediante conexión de la misma especie como envidia, odio, avaricia, hipocresía, hedonismo etc., centrales, que a su vez influencian malsanamente aquellos humanos, cuales tienen el mismo tipo. Incluso el infierno es un producto de las malignas obras de los humanos, surgido de largo “trabajo” en millones de años.  Por supuesto, también hay colecciones de buenas estructuras, que dispersan alegría, paz y armonía

…….De esta manera ensucia el humano no solo la tierra con sus desperdicios terrenales, el agua y el aire. Mucho peor aún están los “desperdicios del alma” en forma de sus pensamientos impuros, lo cual han transformado su entorno de materia fina en un pantano asqueroso, del cual él con propia fuerza ya no encuentra la salida. El visible precipitado de estos desperdicios del alma lo encontramos en cualquier sitio en la palabra, escritura e imagen.

…….¿Nos podemos imaginar, que nosotros a Cristus, cual es de la Pureza Divina misma, con nuestras sucias estructuras de pecado trae en relación, con lo que decimos: “Tiradle a Él toda la culpa!”? Debido a que la culpa del pegado original es real y tiene forma. Que nosotros normalmente no podemos verla, no juega ningún rol en ello.

……. Según la opinión predominante, Jesús ha asumido a través de su supuesta muerte sacrificial, como suplente de los humanos esta carga del pecado, para mediante eso traer una reconciliación entre los humanos y Dios.

……. Es sorprendente, que, en la revelación de Juan, cual solo después de la muerte de Jesús Cristo se ha establecido y fue promulgado, y en la cual están contenidos todos los hechos espirituales, esta toma de posesión de la carga de pecado no está mencionada con ninguna palabra. En contrario, se dice ahí claramente, que los humanos habrán purificados sus vestidos y no Jesús, eso significa, que los humanos tienen que lavar sus pecados ellos mismos con ayuda de la palabra, cuya verdad Jesús Cristo ha sellado con su sangre (rev. 7,14).

……. En el Apocalipsis, también se habla varias veces sobre el Cordero de Dios, “que fue estrangulado”. Y ya solo la corte penal anunciada con el verter de las copas de la ira de Dios, es todo lo contrario de encontrar, que en una reconciliación entre la Divinidad y la humanidad. ¿Pero si Jesús Cristo había tomado o llevado consigo las obras de pecado de los humanos, a que obra se refiere en el corte penal entonces, lo cual Jesús Cristo mismo predico? “Porque el Hijo del hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus Ángeles; y entonces Él recompensara a cada uno según sus obras ” (Mat . 16,27), y en la revelación de Juan prometió el Hijo de los Humanos; “Vea, Yo vengo pronto, y mí recompensa conmigo, a dar a cualquiera, como serán sus obras.” (rev. 22,12)

…….Con ese “cualquiera” se refiere a cada humano, si es cristiano o no. Concesiones no juegan ningún papel en este proceso espiritual. Aquí solo vale el espíritu humano, como él está en el momento del juicio, eso significa, él tiene en el juicio que cosechar, lo que él ha sembrado en el transcurso de repetidas vidas terrenales, cosas buenas y malas (Gal . 6,7). El sembrar y cosechar valen naturalmente para las siembras de las obras humanitarias, que significa, por su pensar y actuar al igual como las siembras de la naturaleza. Eso es una realidad, lo cual no se aclaran la mayoría. Y estas repetidas vidas terrenales, en las que creían muchos de los mejores de los pueblos y aun hoy creen, dan al humano la posibilidad, de malas acciones y pecados de vidas pasadas en la nueva regalada vida humana de expiar . ¿Qué propósito tendría esta expiación en estas diferentes vidas terrenales, si Jesús Cristo habría tomado a su cargo los pecados de los humanos?

…….Es por eso que Jesús no puede cosechar lo que los humanos siembran. Si eso sería posible, Dios debería cambiar Sus Leyes. Ahora eso no permite Su Perfección. Ni la terrenal jurisdicción permite, que otro humano se cargue con la culpa del otro.

…….Ciertamente Jesús Cristo lleva los pecados del mundo (Juan 1,29). Pero Él los lleva en sus estigmas como signos visibles de los pecados cometidos a Él, pero no en un sentido de toma de posesión de los pecados.

…….En muchas biblias esta la correcta traducción de Luther “Vea el Cordero de Dios, cual lleva el pecado del mundo” cambiado a “Vea eso es Él Cordero de Dios, que lleva el pecado del mundo, se lleva, quita o que se tome encima de sí.” Ahora eso no responde a los reales hechos.

…….Porque todavía hay algo añadido, lo cual hace de quitar el pecado completamente imposible. Las obras del pecado están con el creador de ello fuertemente conectados . Solo el mismo se puede liberar de ello, en lo que se torna interiormente hacia lo bueno y reconoce sus faltas. Entonces estos hilos del destino gradualmente se secarán y se desprenderán. El humano esta liberado de su pecado, sus pecados le están perdonados.

……. Pero este perdón y redención de sus transgresiones, fallos y debilidades él no lo encuentra en la toma de los pecados por Cristo, sino en el cumplimiento de las Leyes de Dios. Jesús Cristo enseña el camino en su palabra. Él no ha venido para dejarse matar por los humanos y con ello pedirles lo igual, de pecar contra el Mandamiento de Dios: ¡Tu no debes matar!”

…….Que esa muerte no era en la Voluntad de su Padre, es evidente de la parábola de los malvados viticultores dada por Cristus (Mat. 21,33-39). Después que los sirvientes (Maestros, Profetas), que Él Padre de la Casa (Dios) a los viticultores (humanos) mando de ayuda, de ellos fueron recibidos hostilmente e incluso matados, mando Dios su Hijo a los humanos, en la suposición, que le estarían temerosos (Mat . 21,37). Pero ellos también le mataron a Él.

…….En esa parábola, que muestra en imágenes de entendimiento espiritual, cómo los humanos son hostiles al Amor de Dios, y Jesús previó su propia brutal muerte. Pero Él trae en su parábola a la expresión, que su muerte no ha sido querida de su Padre, de no ser así Dios no habría dicho que los humanos se temerían de Él. ¡Ahí radica el significado, que ellos no se atreverían, de hacerle un daño! Al igual lo hicieron. Y la intercesión de Jesús en la cruz “Padre perdónales, ellos no saben lo que hacen” muestra una precisión insistente, que el actuar de los humanos ha sido falso.

…….De esa manera ellos agregaron a sus ya existentes pecados una nueva pesada carga de pecado, que ahora debe ser expiada en el juicio final proclamado por Cristus (Mat . 16,27), para que finalmente se puedan cerrar las heridas, las cuales Él Cordero de Dios como visibles marcas del pecado de la humanidad entera lleva en sí mismo!

Escrito ” Herbert vollmann – escrito en las cercanias de Abd Ru Shin- “

Traduccion ” Michael Wirz”

                            

Publicado en: LUZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *