SIEMPR DEBEMOS SER CONSCIENTE DE QUE LA CURACIÓN DE LA TIERRA, SUS PLANTAS Y ANIMALES ES IGUALMENTE IMPORTANTE PARA LA CURACIÓN DEL HUMANO CON BACTERIAS

Desde los albores de las prácticas de sanación, los seres humanos han sabido que se puede curar con bacterias. Sin embargo, debido a que actualmente ya no se encuentran las mezclas microbianas traiciónales sanas y absolutamente naturales en ningún lugar, hoy día necesitamos un enfoque diferente para la curación con bacterias. Además, siempre debemos ser consciente de que la curación de la tierra, sus plantas y animales es igualmente importante. Tan pronto como sus comunidades bacterianas recuperan el equilibrio, nosotros sanaremos con más facilitad.

Esta mezcla de los microorganismos efectivos (ME) se adecua de manera extraordinaria para la curación, debido a que es una comunidad cultivada de microbios vivos de varias especies naturales, que están conectadas al microbioma de la tierra.

Bajo la denominación de microorganismos efectivos, ME (en ingles EM) en la abreviatura internacional (conocidos también como microorganismos eficaces), se designa un cultivo microbiano de, a próximamente, quince cepas de bacterias ácidos lácticos, levaduras y bacterias fotosintéticas que se han cultivado conjuntamente en una solución acida.

Como más sepas trabajando en conjunto en coprosperidad y coexistencia como mejor.

El cultivo se llevo a cabo por un procedimiento especial, que de desarrollo por primera vez en los años ochenta del siglo XX en Japón y también se utiliza en Europa desde finales de los años noventa. Np obstante, el principio de multiplicación lo conocen muy pocas personas.

1). El hecho de que el uso de los microorganismos efectivos aún no sea tan habitual como corresponde a su eficacia, se debe a motivos que no radican en ellos mismos: muchas personas asocian aun mentalmente a las bacterias con algo peligroso.

2). Además, durante mucho tiempo no ha existido ningún medicamento con ME aprobado para el uso humano. Por otro lado, las bacterias son seres vivos, lo cual implica que su aplicación inevitablemente esta relacionado con la comunicación.

3). Este es un principio curativo completamente diferente al de las prácticas médicas convencionales, que hacen uso de píldoras, hierbas, técnicas o instrumentos específicos.

 

Uno no se puede distanciarse de las bacterias:

4). Necesitan atención, contacto y cierta delicadeza en el manejo, similar a la necesaria con otras terapias que trabajan seres vivos, como por ejemplo la terapia con delfines.

Parte de su efecto radica en la energía de lo viviente, lo cual puede despertar el interés del usuario o terapeuta por la cuestión de su propia relación con lo vivo. Cualquier persona que tenga un problema con ello, tendrá dificultades con el uso de seres vivos en humanos.

5). En general socialmente se cree que los medicamentos fabricados por el hombre tienen mayor poder curativo que los productos de la naturaleza, que se califican como suaves. En Realidad, no es así. El poder de modificar de alguna manera algo en un organismo, no es necesariamente equivalente al poder de sanar.

6). Quien no desee tomarse en serio la vitalidad de los ME, debería más bien renunciar a su uso. Porque es como tener un perro solo para que muerda cuanto entre un ladrón, pero no querer comunicarse con él o salir juntos a pasear.

7). Algunas personas opinan que establecer una relación consciente con las bacterias es algo esotérico, extraño o emocional. Esto no tiene importancia. Quien se considera un ser separado de la vida de esta tierra, a pesar de que todos somos uno, y actúa de acuerdo a ello, a pesar de que las plantas y los animales precisamente de esta tierra han donado las células de su organismo toda la sustancia que requieren para vivir va a tener dificultades para poder ser verdaderamente feliz y mantenerse sano sin ellos. En ese caso, un primer paso para la curación seria la aceptación de que cada persona – quiera admitirlo, o no – es un ser en la comunidad de este planeta, que está habitado de manera conjunta por todos los seres vivos de la tierra.

 

EX Libris de doctora Anne Katharina Zschocke

Nuestras AMIGAS las Bacterias 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.