PRO – BIÓTICOS

MZYME ANTIOXIDANTES

MZYME ANTIOXIDANTES

MIKRO VEDA LIFE ^PRO – BIÓTICO

                           

Al servicio de nuestra salud

A grandes rasgos, existen tres clases de microorganismos, a saber

productores,

descomponedores, y

oportunistas.

Este último tipo —al igual que ocurre en la sociedad humana— representa el mayor grupo y siempre se adapta al tipo que predomina en un sistema determinado (“principio de dominancia”). La predominancia de un tipo u otro de microorganismo depende de las condiciones del entorno.

En el intestino humano hay aproximadamente un centenar de especies activas de microorganismos. El problema es su influencia y su número en las distintas secciones del intestino. Estos microbios, que prosperan en nuestro interior, llevan a cabo funciones metabólicas fundamentales para el ser humano: Controlan

  • nuestro sistema inmunitario y nuestro metabolismo,
  • nuestra función hormonal y
  • nuestra función nutritiva, y
  • producen aquellos compuestos que mantienen sano nuestro cuerpo, como SOD, enzimas, vitaminas, sustancias anti cancerígenas…

En el intestino delgado se absorben las partículas de alimento. Es en este lugar donde actúan los microorganismos intestinales. Por ello, la absorción se desarrolla de forma continua. Para que se dé esta circunstancia, debe existir dominancia de los microorganismos “buenos”. En caso contrario, no solo empeora la absorción de los nutrientes, sino que además se produce una debilitación del sistema inmunitario.

Si dañamos nuestra flora intestinal, entran en nuestro cuerpo sustancias tóxicas derivadas de la descomposición, como índole, escarolo, aceites de fuse, amoniaco, metano… . Y así, un “aliado” se convierte en enemigo.

La destrucción de la flora intestinal es consecuencia de la industrialización, las proteínas desnaturalizadas, el agua muerta clorada, el exceso de estrés, las terapias químicas, las sulfonamidas, los antibióticos, los distintos medicamentos, los aditivos, los pesticidas, los insecticidas, etc.

Para evitar todo esto es imprescindible garantizar la superioridad duradera de los microorganismos “buenos”.

Para conseguirlo, es necesario contar

  1. con el sustrato nutricional correcto = tipo de alimentación,
  2. con una nueva colonización óptima y variada de microorganismos efectivos

Para este fin, MikroVeda-Life es aun más efectivo que Mzyme-antioxidante. Los, compuesto de microorganismos efectivos vivos, atraviesa el estómago y llega al intestino donde desarrolla su actividad, puesto que (bebiendo MikroVeda-Life se asegura o se reinstaura la dominancia de los microorganismos “buenos”) en la tecnología de microorganismos-efectivos la presencia de microorganismos fotosintéticos favorece que los productos de la descomposición se usen para producir sustancias beneficiosas.

De este modo, el proceso de descomposición (proceso de oxidación – descomposición) se convierte en un proceso de fermentación (proceso de reducción – producción).

Los microorganismos-efectivos producen una gran cantidad de los denominados “antioxidantes”, que poseen una marcada propiedad antioxidante y por eso son beneficiosos para la salud y el medio ambiente.

  • …. en caso contrario, cuando la situación de las bacterias intestinales es muy buena,
    Mzyme-antioxidante tiene el doble de efecto. ·
  • … si se bebe Mzyme para curar una enfermedad, la flora intestinal también debe estar formada de la manera adecuada. a veces Mzyme por sí solo no basta.

De este modo, se aumenta la función antioxidante. Si se añaden vitaminas y sustancias antioxidantes naturales (mayor gasto de productos frescos) así como proteínas nativas de buena calidad, no debería generarse ningún medio en el interior del cuerpo en el que el oxígeno activo campase a sus anchas.

Así se consigue tener a raya a las enfermedades y las personas sanas conservan su salud. Al ingerir Mzyme y MikroVeda-Life conjuntamente, se obtienen elementos reguladores del intestino que refortalecen el sistema inmunitario.

Los microorganismos-efectivos están compuestos de unos 15 grupos distintos de microorganismos.

Los microorganismos-efectivos es un líquido con un agradable perfume agridulce en el que viven principalmente microorganismos generadores de oxígeno y fijadores de nitrógeno, así como bacterias del ácido láctico.

Estos inhiben todo tipo de enfermedades ya que en el lugar donde se encuentran no pueden prosperar los hongos y las bacterias “malos”. Al mismo tiempo, producen vitaminas y enzimas importantes para el ser humano, las plantas y los animales. La flora intestinal originaria, al igual que la mayor parte de la Tierra, estaba habitada por estos beneficiosos ayudantes. Los microorganismos-efectivos son capaz de transformar los microorganismos del intestino en clases “buenas”. Una prueba de ello es el cambio de olor de las deposiciones tras la ingesta de MikroVeda-Life. Su color se vuelve más amarillo, es decir, más sano. Además, MikroVeda-Life también facilita el tránsito intestinal. Por tanto, disfrutemos de todas estas saludables ventajas de tener una buena flora intestinal.

Los microorganismos efectivos poseen unas excelentes cualidades antioxidantes.

Por ejemplo, los microorganismos fotosintéticos, que forman la mayor parte en el conjunto, producen las vitaminas C y E, la vitamina B12, la vitamina K, el ácido fólico, la biotina, el ácido pantoténico, B1, B2, B3, B6, aminoácidos, enzimas, SOD y muchas otras sustancias vitales y protectoras conocidas y desconocidas.

Para realizar una cura antioxidante, se recomienda

  • El consumo de arroz integral (= arroz moreno),
  • Fruta y verdura frescas (el muesli de Budwig también ha demostrado una elevada efectividad.)

Que, en combinación con MikroVeda-Life, generan un fantástico efecto antioxidante. Añadiendo la toma del producto fermentador Mzyme, para conservar una buena salud.

Cabe destacar que el arroz integral, a diferencia del trigo integral u otros tipos de cereal, tiene una fuerte acción antioxidante. En concreto, el germen de arroz contiene sustancias y vitaminas antioxidantes. Su capa exterior está compuesta de fibras importantes desde el punto de vista dietético. Al consumir estas fibras de importancia dietética, los microorganismos útiles se multiplican en el intestino y, en cambio, se inhibe el desarrollo de gérmenes perjudiciales. Estas fibras, con la ayuda de los microorganismos efectivos y ácidos grasos esenciales, se combinan con sustancias radioactivas, con metales pesados, sustancias químicas y colesterol y los eliminan. Estas fibras vegetales regulan el contacto de la mucosa intestinal con las sustancias cancerígenas. Por ello, la indicación de estas fibras es amplia, por ejemplo:

  • Alteraciones de la flora intestinal y estados derivados
  • Dolencias intestinales inespecíficas con distinta sintomatología, por ejemplo, flatulencia, diarrea, diarrea del viajero, colitis, estreñimiento, gases, micosis intestinales y genitales.
  • Dolencias intestinales y alteración de la flora intestinal derivada de terapias antibióticas
  • Dolencias intestinales y alteración de la flora intestinal derivada de terapias con sulfonamidas
  • Dolencias intestinales y alteración de la flora intestinal derivada de terapias tuberculostáticas
  • Dolencias intestinales y alteración de la flora intestinal derivada de radioterapias
  • Dolencias intestinales y alteración de la flora intestinal derivada de quimioterapias
  • Dolencias intestinales y alteración de la flora intestinal derivada de desnutrición
  • Estados postoperatorios de estómago e intestino e infecciones intestinales graves (disentería, tifus, disentería de los trópicos)
  • Afecciones digestivas provocadas por la edad
  • Afecciones de la piel provocadas por daños de la flora intestinal (también indicado para aplicación tópica)
  • Infecciones crónicas de la estimulación del sistema inmunitario por activación de los fagocitos, los linfocitos B y T y el sistema inmunitario de la mucosa del intestino
  • Modulación inmune = efecto regulador en caso de debilidad inmunitaria e hiperreacción, por ejemplo, alergias, enfermedades autoagresivas
  • En caso de infecciones leves o moderadas de tipo bacteriano, vírico o miótico, neurastenias, alteraciones de la concentración
  • Cáncer, y mucho más

Así, por ejemplo, en un prometedor estudio que se está llevando a cabo en Bielorrusia con víctimas de la catástrofe de Chernóbil, las dolencias relacionadas con el cesio y el estroncio están disminuyendo significativamente con la ayuda de los microorganismos-efectivos.

Desde que existen los microorganismos-efectivos, no solo se ha curado de enfermedades a animales y plantas, sino también a seres humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.