POTENTE ANTIOXIDANTE A PARTIR DE LOS MICROORGANISMOS EFECTIVOS

En los tiempos que corren, casi todo el mundo ya ha oído hablar de los antioxidantes. Sin embargo, son muy pocos los que saben qué son exactamente y el porqué de su importancia, ya que resulta algo complicado.

Los antioxidantes están relacionados con uno de los puntos débiles de la respiración de oxígeno de los organismos pluricelulares:

Estos organismos han “aprendido” a aprovechar la elevada energía que supone respirar oxígeno; ahora bien, este elemento en estado puro provoca reacciones químicas que liberan muchos radicales libres. Estos radicales libres son moléculas de oxígeno libre, altamente reactivo, que busca inmediatamente compañeros para reaccionar en zonas celulares del cuerpo, algo no demasiado bueno para el ser humano:

En el ADN, en particular en el de las mitocondrias —las centrales de energía celulares—, el estrés oxidativo provocado por los radicales libres daña constantemente el material genético. Como dicho material se copia indefinidamente mediante la reproducción celular, y debido a que con la edad estas copias cada vez son de peor calidad con respecto al original, aumentan los daños del ADN y se favorece la aparición del cáncer.

Para que esto no suceda, los organismos aerobios han tenido que encontrar una solución: Por eso, producimos enzimas como la SOD (superóxido dismutasa), la catalasa o el glutatión peroxidasa (GPx) que tienen por misión neutralizar los radicales libres antes de provocar reacciones perjudiciales. También adquirimos sustancias activas antioxidantes a través de la alimentación, como los carotenoides, la vitamina C y la vitamina E. Asimismo, según las últimas investigaciones, parece que la capacidad de una persona de eliminar los radicales libres depende mucho de cada individuo.

Los radicales libres también están implicados en el envejecimiento prematuro y en la aparición de enfermedades graves, como el cáncer. Los EM, si se ingieren, pueden ayudar a evitar estos problemas, ya que se trata de unos antioxidantes muy potentes.

Todo esto se verá más claro en las fotos y el test que siguen a continuación. Todo el mundo conoce la oxidación en relación con el hierro, es decir, el proceso por el que el hierro, al reaccionar con el oxígeno, se convierte en óxido de hierro.

 

Tachas sin oxido izquierda agua derecha ME-activo

 

 

          

Resultado después de 1 día oxidado                      Resultado después de un día en el ME

                            

         Desoxidando con ME-activo                                                  resultado despues de tres dia el oxido se transforma de vuelta en Metal!!

     

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *