MELAZA NEGRA DE DE CANA DE AZUCAR BIO (consumo humano)

MELAZA NEGRA DE DE CAÑA DE AZUCAR BIO
La melaza negra de caña de azúcar bio es un producto natural muy valioso. Se obtiene durante la cuidadosa elaboración del azucar de caña biológico. Su consistencia es como la de la miel pero no cristaliza. Antaño, la melaza de azúcar de caña era un remedio universal en la medicina popular. Se utiliza como edulcorante especial y ? tomado a cucharadas ? como tónico tradicional.

PRECIO : 12,OO €  schwa130602123017

2 comentarios en “MELAZA NEGRA DE DE CANA DE AZUCAR BIO (consumo humano)

  1. Nelson Vargas Gomez dijo:

    Tengo 63 años padezco de Diabetes tipo 2, mi pregunta es ¿puedo consumir la Melaza? alguien me la recomendó consumirla con ajo ¿que beneficios o perjuicios son para mi salud?

    • Michael Wirz dijo:

      Muy buenas y feliz domingo Sr. Nelson Vargas,

      Tomemos como ejemplo la Diabetes, por lo tanto, la enfermedad del azúcar. Él Dr Kieffer dice sobre este tema, entre otros, que el páncreas está tan sobrecargado por la ingesta constante de grandes cantidades de azúcar y otros carbohidratos haciendo que se agote su capacidad productiva. Luego, el nivel de azúcar en la sangre aumenta tanto que puede pasar a través del riñón hacia la orina. A propósito, el azúcar en la sangre y el azúcar en la orina siempre son glucosa y no sacarosa. Los casos de diabetes ya existían antes del desarrollo de la industria azucarera moderna. Entonces, la diabetes, podríamos pensar, no tiene nada que ver con la ingesta de azúcar.

      Ahora desde 1959 se sabe, que está presente en la sangre una sustancia denominada cromo, que es absolutamente necesario para que la insulina se vuelva efectiva. Los descubridores Schwarz y Mertz, les dieron el nombre Factor de tolerancia a la glucosa. Este factor actúa similar como una vitamina. Lo necesitamos en cantidades pequeñas (unos o,1 gramo por día) para vivir y para la protección de la diabetes. Es tan estable que no se destruye durante la cocción y la digestión. En varios experimentos en humanos se demostró que la deficiencia de cromo causa una mala tolerancia a la glucosa y, en casos extremos, hasta diabetes. ¿Qué alimentos contienen este factor de tolerancia a la glucosa? Las fuentes más importantes son la levadura de cerveza, la melaza negra de azúcar, y el azúcar crudo, (azúcar de caña entera y panela). Ahora entendemos porque la campesina cual solo con pastillas contra su alto nivel de azúcar en la sangre fue tratada por más de 500 unidades, a 36 kg. Demacrada. Después de seguir los consejos de su hija de tomar una cucharadita de melaza al día visiblemente se recuperó rápidamente. Así que pronto volvió a su peso normal. En ningún caso de diabetes, en el que recomendé la melaza en la dosis pequeña mencionada arriba, podría encontrar un error.

      Prediabetes (predisposición a la diabetes), la obesidad y la diabetes por lo tanto son de ninguna manera un destino. El Dr. Kiefer expresó la opinión de que el azúcar refinado presumiblemente no causa diabetes porque se compone de azúcar, sino porque carece de un acompañante (oligoelemento), lo que evitaría la aparición de esta enfermedad. En este punto, la práctica médica tiene un atraso en la aplicación del conocimiento fundamental que no puede justificarse por nada.

      El Dr. Kieffer permite seguir el importante tema «azúcar y sobrepeso». La deficiencia de cromo causa un aumento del nivel medio de insulina, y la insulina es la hormona más responsable, para el sobrepeso. Como al azúcar blanco le falta el necesario cromo, él promueve en el desvío sobre la insulina el aumento de peso. Pero el azúcar también promueve los depósitos de grasa de otras maneras. Él carece de toda fibra. Esto acelera la absorción y por lo tanto aumenta el pico de insulina (carga pico). Algún tiempo después de cada consumo importante de azúcar, el azúcar en la sangre es empujado hacia valores demasiado bajos por tanta insulina. Esto desencadena un fuerte apetito. La confitería atrae de manera fisiológica, no solo en la imaginación, para comer y picoteó. Un tercer punto, quizás el más importante, aún es en gran medida desconocido para los médicos. Cada ingesta de azúcar en el hígado promueve la formación de las enzimas que son específicamente responsables de la síntesis de grasa. Esto se debe a la fructosa, que fluye rápidamente al hígado cuando se consume azúcar, sin embargo, es lento en el gozo de la fructosa libre de las frutas. Cada vez que comemos azúcar, tenemos que esperar que aproximadamente la mitad se convierta en grasa muy rápidamente. Solo si vivimos bajo en calorías o hacemos muchos deportes, esta grasa luego se quema nuevamente.

      Normalmente, cada vez se acumula más grasa en los tejidos, porque ¡quién quiere voluntariamente «renunciar a los muchos buenos tragos y dulces»! La fuerte producción de grasa se confirma una y otra vez por la experiencia folclórica simple y es negada por la industria de la confitería con tanta frecuencia. Y los médicos a menudo no pueden comentar sobre esto por falta de conocimiento bioquímico.

      Aquí viene una explicación sobre ello: El efecto beneficioso del cromo trabaja indirectamente sobre el nivel de insulina. Como el azúcar es libre de fibra, reduce la excreción de ácido biliar con el excremento. En este desvío, el consumo de azúcar aumenta el nivel de colesterol. Por la misma razón el disfrute del azúcar también promueve la formación de la piedra biliar. Se ha demostrado que el consumo copioso de azúcar conduce a un aumento en la presión arterial media, y por lo tanto se convierte en un importante líder para un ataque cardíaco y un accidente cerebrovascular.
      Se puede tomar 1 cucharada con leche/agua templada para disolverla mejor, antes de ir a la cama y por la mañana…..lo del ajo claro que siempre ha sido bueno para el cuerpo e intestino, ahora no veo la coneccón con el diabetes,………………….un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.