MELAZA DE CAÑA CRUDA DE AZÚGAR NEGRO

El MILAGRO NEGRO

Un producto original cuyo valor no puede ser estimado suficientemente

La industria azucarera se refiere a la melaza como subproducto, que se obtiene como una parte no cristalizada en la producción de azúcar, él Dr. Olbricht conferencista de productos de melaza en la Universidad Técnica de Berlín, comenta, que no puede asumirse esa designación; Un producto natural ya existente se puede recoger, pero no “producir”. Por lo tanto, la melaza se recoge durante el proceso de extracción de azúcar como parte no cristalizada….

Sr. Scott editor de un pequeño librito sobre la “Melaza Negra” recomienda siempre una cucharadita de ella, disuelta en agua tibia. La práctica demuestra diversamente, qué excelentes resultados se pueden lograr con la melaza. La aplicación más exitosa se combina, interna y externamente como con una compresa o respectivamente con baños completos. Ocasionalmente, ya hay médicos, que han reconocido el gran valor terapéutico de la melaza negra y lo recomiendan a sus pacientes.

Tampoco la ciencia se ha quedado atrás; Se recuerda a la publicación de Dr. Kieffer, Berna, sobre los oligoelementos. En ella, el “CROMO” juega un papel muy importante, especialmente en las personas mayores.

Tomemos como ejemplo la Diabetes, por lo tanto, la enfermedad del azúcar. Él Dr Kieffer dice sobre este tema, entre otros, que el páncreas está tan sobrecargado por la ingesta constante de grandes cantidades de azúcar y otros carbohidratos haciendo que se agote su capacidad productiva. Luego, el nivel de azúcar en la sangre aumenta tanto que puede pasar a través del riñón hacia la orina.  A propósito, el azúcar en la sangre y el azúcar en la orina siempre son glucosa y no sacarosa.  Los casos de diabetes ya existían antes del desarrollo de la industria azucarera moderna. Entonces, la diabetes, podríamos pensar, no tiene nada que ver con la ingesta de azúcar.

Ahora desde 1959 se sabe, que está presente en la sangre una sustancia denominada cromo, que es absolutamente necesario para que la insulina se vuelva efectiva. Los descubridores Schwarz y Mertz, les dieron el nombre Factor de tolerancia a la glucosa. Este factor actúa similar como una vitamina. Lo necesitamos en cantidades pequeñas (unos o,1 gramo por día) para vivir y para la protección de la diabetes. Es tan estable que no se destruye durante la cocción y la digestión. En varios experimentos en humanos se demostró que la deficiencia de cromo causa una mala tolerancia a la glucosa y, en casos extremos, hasta diabetes. ¿Qué alimentos contienen este factor de tolerancia a la glucosa? Las fuentes más importantes son la levadura de cerveza, la melaza negra de azúcar, y el azúcar crudo, (azúcar de caña entera y panela). Ahora entendemos porque la campesina cual solo con pastillas contra su alto nivel de azúcar en la sangre fue tratada por más de 500 unidades, a 36 kg. Demacrada. Después de seguir los consejos de su hija de tomar una cucharadita de melaza al día visiblemente se recuperó rápidamente. Así que pronto volvió a su peso normal. En ningún caso de diabetes, en el que recomendé la melaza en la dosis pequeña mencionada arriba, podría encontrar un error.

Prediabetes (predisposición a la diabetes), la obesidad y la diabetes por lo tanto son de ninguna manera un destino. El Dr. Kiefer expresó la opinión de que el azúcar refinado presumiblemente no causa diabetes porque se compone de azúcar, sino porque carece de un acompañante (oligoelemento), lo que evitaría la aparición de esta enfermedad. En este punto, la práctica médica tiene un atraso en la aplicación del conocimiento fundamental que no puede justificarse por nada.

El Dr. Kieffer permite seguir el importante tema “azúcar y sobrepeso”. La deficiencia de cromo causa un aumento del nivel medio de insulina, y la insulina es la hormona más responsable, para el sobrepeso. Como al azúcar blanco le falta el necesario cromo, él promueve en el desvío sobre la insulina el aumento de peso. Pero el azúcar también promueve los depósitos de grasa de otras maneras. Él carece de toda fibra. Esto acelera la absorción y por lo tanto aumenta el pico de insulina (carga pico). Algún tiempo después de cada consumo importante de azúcar, el azúcar en la sangre es empujado hacia valores demasiado bajos por tanta insulina. Esto desencadena un fuerte apetito. La confitería atrae de manera fisiológica, no solo en la imaginación, para comer y picoteó. Un tercer punto, quizás el más importante, aún es en gran medida desconocido para los médicos. Cada ingesta de azúcar en el hígado promueve la formación de las enzimas que son específicamente responsables de la síntesis de grasa. Esto se debe a la fructosa, que fluye rápidamente al hígado cuando se consume azúcar, sin embargo, es lento en el gozo de la fructosa libre de las frutas. Cada vez que comemos azúcar, tenemos que esperar que aproximadamente la mitad se convierta en grasa muy rápidamente. Solo si vivimos bajo en calorías o hacemos muchos deportes, esta grasa luego se quema nuevamente.

Normalmente, cada vez se acumula más grasa en los tejidos, porque ¡quién quiere voluntariamente “renunciar a los muchos buenos tragos y dulces”! La fuerte producción de grasa se confirma una y otra vez por la experiencia folclórica simple y es negada por la industria de la confitería con tanta frecuencia. Y los médicos a menudo no pueden comentar sobre esto por falta de conocimiento bioquímico.

 

Aquí viene una explicación sobre ello:                                                                                                                El efecto beneficioso del cromo trabaja indirectamente sobre el nivel de insulina. Como el azúcar es libre de fibra, reduce la excreción de ácido biliar con el excremento. En este desvío, el consumo de azúcar aumenta el nivel de colesterol. Por la misma razón el disfrute del azúcar también promueve la formación de la piedra biliar. Se ha demostrado que el consumo copioso de azúcar conduce a un aumento en la presión arterial media, y por lo tanto se convierte en un importante líder para un ataque cardíaco y un accidente cerebrovascular.

 

 En el periódico en suiza se podía leer;                                                                                                            Los países industrializados de hoy con su alto contenido de productos de cromo particularmente bajos como; Azúcar, grasa, harina blanca, leche y alcohol causan una deficiencia crónica de cromo en gran parte de la población……….

 

Un análisis de la Melaza negra de miel de caña:

Sustancias orgánicas:                                                                                                                                               La proporción de materia orgánica insoluble desaparece. El 9% de ceniza representa minerales solubles que consisten principalmente en sales de potasio y calcio. Un análisis detallado confirma los minerales, hiero, cobre y magnesio, además, la mayoría de las vitaminas del grupo B, excepto la Vitamina B 1. Según Gaylord Hauser la melaza está muy rica en Vitamina B 6, en ácido pantoténico e inositol, y debería estar en la mesa como la sal diaria en vez de azúcar y mermelada. Un componente importante en la melaza es el ácido fosfórico como una falta combinada de este ácido y potasio, “puede conducir al colapso general de las células, especialmente en el cerebro y los nervios”. La melaza cruda de miel de caña contiene el 50% fructosa.

 

La melaza no es un alimento milagroso:                                                                                                   Estamos viviendo en el tiempo de curas milagrosas y la comida curativa aparte de la gran selección de polvitos y píldoras. Muchos de los alimentos saludables que se venden en las tiendas naturistas son tan útiles, porque resuelven las deficiencias de la comida de la civilización. Incluso antes de la Primera Guerra Mundial, el fallecido Dr. Forbes Ross llamó la atención sobre los valores de la melaza en relación con el tratamiento del cáncer. Señaló que los trabajadores en la plantación de caña de azúcar, que constantemente chupaban la caña, muy raramente o nunca se enfermaron de cáncer. Él atribuyó este hecho al alto porcentaje de sales de potasio en la caña de azúcar cruda. Su convicción era que el cáncer era el resultado de la deficiencia de potasio en la célula.

 

La proliferación celular:                                                                                                                                              El hecho de que la proliferación celular y el descubrimiento de su causa, así como una terapia, ha estado probando la fuerza de trabajo de un gran número de investigadores en muchos países durante muchos años, es tan bien conocido, que no tiene que mencionarse específicamente aquí. Mi punto de vista, aquí se lucha solo por el impacto y no por la causa. En realidad, uno debería decir las causas, porque hay muchas. Como por ejemplo en el caso de las industrias, donde los trabajadores están obligados a trabajar con sustancias cancerígenas reconocidas. Sin embargo, este escrito no se ocupa de tales casos, porque el efecto curativo de la melaza negra cruda no se basa en una neutralización, sino en que proporciona a la célula los elementos naturales, inofensivos pero esenciales, y así previene las úlceras. Después de aclarar este punto importante, algunos hechos:

Hace unos años, el Sr. Persson era un hombre con problemas de salud y no podía hacer ni el trabajo más ligero. Sufría de una úlcera intestinal, endurecimiento de las válvulas cardíacas, bloqueo de los bronquios, estreñimiento, indigestión, malestar sinusal y nervios débiles. Él perdió peso y su cabello se convirtieron en blancos. Sus médicos no le podían ayudar. Casualmente oía de un tal Sr. S., quien también sufrió de una úlcera intestinal inoperable, pero lo cual con melaza podría curarse en poco tiempo. El Sr. Perrson decidió probar y también se curó, sí, su cabello incluso volvió a su color original. El Sr. Peterson tenía más de 60 años en ese momento.

Entre los muchos casos de úlceras que se podían curar con melaza se encuentran las del útero, la mama, la lengua y las úlceras intestinales, que se han diagnosticado como malignas. Un hombre que ya no podía hablar a través de una úlcera lingual se curó colocando la melaza en la lengua y también ingiriendo la melaza.

Esto confirma la opinión del Dr. fallecido. Forbes; que las úlceras en la lengua (él las llamó cáncer) se pueden curar chupando melaza. Los tumores y la proliferación de tejidos en diversas partes del cuerpo pueden, de acuerdo con el Sr. Persson y los informes que llegaron a él, ser curados con melaza sin otras medidas, que la ingesta de melaza y aplicación sobre ello.

 

El caso de una úlcera uterina se describe en detalle aquí:                                                                         La dolorida visitó al Sr. Person en una condición desesperada. Los médicos le han explicado que ella sufre de cáncer y que ya no tenía mucha posibilidad de una curación. A lo mejor el diagnostico era erróneo, pero al menos su médico la observo muy seriamente. La paciente perdió en peso y tenía un sangrado abundante. Como había oído hablar de la terapia de melaza, pidió una cantidad al señor Persson, que tomó en parte y en parte la utilizo parcialmente aplicándola en la ducha caliente a temperatura corporal. Cuando regresó a visitar al Sr. Persson después de unos meses, apenas podía creer que era la misma mujer. La hemorragia se detuvo, recuperó su peso corporal normal y su apariencia era fresca y saludable. Ella se sintió “maravillosa”.

Mr. Persson escribe: “Muchos enfermos tosen el tejido celular podrido después de tomar melaza durante algún tiempo”. Por ejemplo, el hombre que sufre de cáncer de esófago. Su aliento olía fatal, y tuvo que ser alimentado con un tubo. Se trató con melaza y ya estaba escupiendo un trozo de tejido podrido del tamaño de un huevo de gallina. Su respiración ha vuelto a la normalidad.

 

Varices:                                                                                                                                                                          Para sanar estos feos y extendidos sufrimientos, ciertos naturópatas estadounidenses han estado usando la terapia de melaza durante algún tiempo. Aunque esto es notable, recientemente recibí una carta de una mujer canadiense de 25 años que es aún más sorprendente. Ella escribe; que tenía tales venas varicosas por lo que ya no podía estirar las piernas en la cama. Los doctores que ella consultó confirmaron que nunca habían visto tales venas varicosas, y el único consejo que pudieron darle fue que las extirparse quirúrgicamente las venas varicosas. Ahora, un día, sin embargo, una amiga le ha recomendado que probara la melaza. Ella lo hizo sin mucha expectativa, Sin embargo, después de algunas semanas, se despertó un día y descubrió que las varices habían desaparecido.

 

Artritis:                                                                                                                                                                               La razón de que este capítulo siga al anterior es que la misma señora también sufrió de artritis. Y después de un tiempo ella nos escribió; que incluso este doloroso sufrimiento había mejorado tanto que podía oscilar sus brazos al rededor tan bien como una joven. Aquí otro caso: Una mujer de 70 años con una fuerte artritis y cansancio. Ella solo podía moverse laboriosamente con muletas. Aplicándose inyecciones del médico sin efectos. Un especialista recomendó una operación, pero ella la rechazo. Intentó una terapia con melaza y después de un tiempo relativamente corto pudo andar de nuevo sin muletas. Un hombre mayor, cual ya solo con muchos esfuerzos podía andar con muletas, fue sin embargo después de un largo tiempo, también sanado.

Algunos médicos que creen en la terapia de melaza se dieron cuenta, que en articulaciones muy hinchadas baños de melaza mezclada con creosota (Aceite espeso, viscoso y cáustico que se obtiene por destilación de la madera) además de la ingesta de melaza, demuestran muy buenos resultados. (También se puede aplicar vinagre de manzana en vez de creosota)

Ya el Dr. Forbes Ross, como muchos doctores, llegó a la conclusión de que la artritis es una enfermedad de la civilización debido a la desnutrición de sustancias vitales. La melaza aporta esta falta de las sustancias vitales y puede, por lo tanto, curar esta enfermedad.

Es conocido que las preocupaciones pueden favorecer a la artritis. Sí, hay casos en que un shock o una gran preocupación causa una recaída. En casos así es particularmente importante, seguir con la terapia, pues las preocupaciones consumen las sales de potasio. Por lo tanto, la melaza de caña de azúcar está particularmente indicada ya que la melaza de remolacha contiene menos fosfatos, de los cuales el fosfato de hierro es particularmente importante ya que es fácilmente asimilable por la sangre.

 

Úlcera:                                                                                                                                                                              Las personas cuya sangre es completamente sana no sufren de una úlcera. Especialmente no con ulceración crónica. De acuerdo con los practicantes del sistema bioquímico de la medicina, las úlceras ocurren solo en ausencia de ciertas sales minerales en la sangre y en el tejido. La melaza, si se toma durante el tiempo necesario, remedia esta deficiencia, no es sorprendente que las úlceras gástricas respondan favorablemente a ello. Ahora el sitio de la úlcera no importa, ya que la sangre y el tejido son suministrados por la melaza con los minerales y vitaminas requeridos. Cada naturópata inteligente sabe lo estúpido que sería si solo tratara un sufrimiento localizado. Tales son solo efectos y no la causa de una enfermedad. Ninguna parte puede ser considerada por sí misma.

Como por ejemplo en úlceras externas y enfermedades de la piel. El método de tratamiento más racional consiste en una aplicación interna y, cuando se indica, al mismo tiempo en una externa.

 

Dermatitis, eczema, psoriasis:                                                                                                                              Las manos del Sr. L están muy rojas e hinchadas como resultado de una dermatitis. Lo indujeron a lavarse las manos con agua, a la que se le agregaron melazas, y tomar melaza varias veces al día. La cura terminó en seis semanas. Dado que una enfermedad de la piel debe considerarse como un intento del cuerpo para deshacerse de las toxinas, es incorrecto aplicar una pomada y así violar la naturaleza. De esa manera vuelves a conducir el veneno al cuerpo. También sería un error aplicar solo melaza diluida, a pesar de su efecto curativo, porque es importante que la sangre y el tejido superen ese estado, cual es responsable para esta enfermedad. La experiencia durante un período de 9 años ha demostrado que el tratamiento con melaza es un método racional y científico para curar las afecciones de la piel. Estos incluyen eccema seco, eczema húmedo, algunos tipos de psoriasis que no son causados por trastornos psíquicos.

 

Presión arterial alta, angina de pecho, corazón débil:                                                              Hipertensión según la teoría bioquímica del Dr. med. Schüssler, a menudo se asocia con la aterosclerosis y, como todos los padecimientos que deben ser tratados en absoluto, están de atribuir a la falta de ciertas sales minerales. pero ya sea que el lector acepte este dictamen o no, el hecho es que en muchos casos los resultados más gratificantes se han logrado con el tratamiento de la melaza. ¿Cómo se puede explicar eso sin enfatizar demasiado la credulidad del lector? Simplemente reconociendo que la causa de la hipertensión es que las arterias han perdido su elasticidad; así la sangre ya no puede circular fácilmente, y el corazón debe hacer más trabajo. Sin embargo, sabemos por el sistema bioquímico de Schüssler que las arterias no perderían su elasticidad si no sufrieran la falta de las sales minerales requeridas. Estos podrían evitar el endurecimiento. Dado que estas sales están presentes en la melaza, se han curado los casos de hipertensión con melaza. La melaza tiene componentes que fortalecen el músculo cardíaco. También parece que contiene anticonvulsivos como el magnesio, ya que el Sr. Persson pudo citar casos de angina de pecho que se trataron con éxito con melaza.

En lo que respecta a los corazones débiles, los médicos ortodoxos saben desde hace tiempo que el azúcar moreno puede afectar favorablemente esta condición. Pero la melaza negra cruda es mucho mejor, ya que la concentración de sales minerales en ella es mucho mayor. El Sr. Persson informa sobre casos de hombres que, debido a su corazón débil, ya no recibieron un permiso de conducir. Después de tomar melaza durante un tiempo, fueron sanados. Incluso casos sin esperanza podrían ser curados. Hubo, por ejemplo, en Inglaterra, la señora, de 63 años, que había sufrido varias enfermedades durante 4 años. Ella tuvo diferentes ataques al corazón. A menudo se despertaba en la noche con palpitaciones intensas, dolor, asfixia y ansiedad. La cara estaba caliente y enrojecida. El doctor le dio remedios que proporcionaron solo alivio temporal pero no sanaron. La paciente se deprimió y no estaba satisfecha con la vida. Después que ella escucho de la melaza, la probo, y después de algunas semanas recibí una carta agradecida en la que anunció que se siente como renacida. Ya no hay más condiciones desagradables y ataques cardíacos. Otra carta de ella confirmó después de unos meses que no tuvo recaídas. Ella continuó tomando melaza y estaba tan contenta y recomendándola a todos sus amigos.

Me gustaría concluir este capítulo con un caso de trombosis cardíaca. El paciente era un ferroviario que tuvo que renunciar a su trabajo debido a este sufrimiento. Él pudo ser inducido a tomar melaza y quedó tan satisfecho con el resultado que pudo reanudar su trabajo como un hombre saludable. El potasio y las otras sales minerales habían disuelto el coágulo de sangre. Me gustaría agregar que el potasio es una de las principales sales con las cuales los naturópatas curan la trombosis.

 

Estreñimiento, colitis:                                                                                                                                                  El estreñimiento es una plaga de la civilización y una mina de oro para la industria química. La razón obvia es la desnutrición, eso significa; una dieta de alimentos procesados y devaluados. Además, las personas no se han movido lo suficiente desde la invención del automóvil. Por lo tanto, la industria química puede ofrecer cientos de laxantes. Se dice que el estreñimiento se produce porque hay muy pocas escorias en el intestino. Esta tesis es solo la mitad de la verdad, porque una gran parte del estreñimiento proviene del hecho de que el intestino ha perdido su tono debido a la falta de sales minerales. Aquí la melaza demuestra su valor, ya que las sales minerales contenidas en ella estimulan el peristaltismo intestinal. Eso no significa que la melaza cure cualquier tipo de estreñimiento, especialmente no donde el paciente ha vivido durante años de pan blanco sin valor, así como carne y verduras cocidas de las cuales se barren todas las sales minerales están lavados y tirados al desagua de la cocina. En tales casos, se necesitan otras medidas que son naturales como la linaza, pero no laxantes, que solo empeoran la situación. Las semillas de lino deben lavarse a través de un colador de té y tomarse con un poco de agua, hinchándose así, formando volúmenes, y su aceite se vuelve libre para servir como un lubricante natural. Una cura de linaza debe durar al menos un mes para que tenga efecto. Explico estas relaciones aquí porque muchos que toman melaza creen que pueden tomar su dosis diaria de parafina; pero eso no funciona, porque la parafina medicinal absorbe ciertas vitaminas, sí, hay médicos que dicen que es muy dañino.

El valor de la melaza como laxante fue reconocido hace algún tiempo por ciertos homeópatas. Las instrucciones de uso son: una cucharadita disuelta de melaza tomada en un vaso de agua templada al levantar. En casos difíciles se puede tomar incluso una cucharada llena de melaza con agua tibia. Esto además de la dosis que se toma con las comidas. La cura debería tomarse alrededor de seis semanas.

 

Colitis:                                                                                                                                                                                Es otra enfermedad de la llamada enfermedad de la civilización, aunque es cierto que el nombre incluye muchas dolencias, como la diarrea de edad. Hay informes de efectos curativos con melaza, en los que se tomaron melazas internamente, por lo que se utilizó como enema al día siguiente:

Disuelva 1 cucharadita de melaza en agua tibia, agregue 3/4 litro de agua para que la temperatura de la entrada sea la de la sangre. Para lograr el mejor resultado, se debe realizar un enema todos los días durante las primeras semanas. Cada dos días en la segunda semana y cada tres días en la tercera semana. Entonces nada más, a excepción de las úlceras intestinales, ya que hay resistencia indicada.

 

Accidentes cerebrovasculares:                                                                                                                              De acuerdo con la medicina bioquímica, la mayoría de las enfermedades curables son el resultado de una deficiencia de sales minerales. Por lo tanto, no es sorprendente para aquellos familiarizados con este sistema escuchar que las consecuencias de muchos derrames cerebrales se pueden curar con la terapia de melaza, ya que uno sabe que la melaza es muy rica en muchas sales minerales. Donde aparece la parálisis, excepto como resultado de accidentes, hay una deficiencia de calcio y magnesio en el organismo; y todas estas sales están presentes en forma fácilmente asimilable en la melaza negra cruda.

La suposición general es que una persona que ha tenido uno o dos golpes morirá en el tercero. Que eso no tiene que ser así, demuestra el próximo caso; El Sr. X., un anciano, ya había tenido dos golpes, completamente paralizado en un lado de su cuerpo. Después de probar la terapia de melaza, experimentó el agradecido resultado de que recuperó el uso de todas sus extremidades. Era un hombre completamente sano para el asombro de todos los conocidos. Este no es un caso aislado. Él solo fue descrito porque este fue un caso especialmente fuerte.

El problema de los accidentes cerebrovasculares te hace pensar mucho, y creo que no es exagerado decir que la gente debería comer más melaza, por lo que estaríamos menos afectados por este terrible rehén.

 

Diferentes casos:                                                                                                                                                          Un niño, retrasado mental, recibió un tratamiento de melaza de su padre. Ahora es tan inteligente y saludable como el resto de la familia.

Una radiografía mostró que un hombre tenía una sombra en sus pulmones. Le hicieron comer melaza, y después de tomarlo por un tiempo, una nueva radiografía mostró que la sombra había desaparecido.

Los médicos creían que tenían encontrado una tuberculosis pulmonar en una niña maorí. Si esa diagnosis estaba correcta o no, por lo menos la pecienta se encontró en un muy mal estado. Después de un tratamiento con melaza ella estaba sana de nuevo.

Un hombre tenía por un dedo infectado grandes dolores. Sus axilas estaban hinchadas. El dedo infectado se curó localmente con envolturas de melaza, y como el hombre también usó melaza internamente, el nudo bajo su brazo también se desapareció.

Casos de quejas de los senos paranasales se dejan curar fácilmente mediante un tratamiento de cura con melaza. Para ese sufrimiento la melaza debe ser tomada internamente y una suave solución (en la misma proporción como en el enema para una ducha nasal). las mismas medidas también ayudan con el catarro nasal.

El Sr. Persson nombra a un caso de erisipela (Enfermedad infecciosa y contagiosa que afecta a la piel y al tejido subcutáneo, en especial de la cara, y se caracteriza por la aparición de placas rojas y brillantes y la presencia de fiebre), cual fue curado con la melaza; y el médico le recomendó al paciente, continuar tomando melaza en vista de los buenos resultados.

Antes de que el Sr. Persson tomara melaza, sufría de piorrea. Piorrea es una enfermedad constitucional con manifestación local. El medico recomendó, de arrancar los dientes, para que el veneno obtenga una fuga libre. Pero la verdadera razón de la enfermedad radica en una cierta deficiencia de sal mineral, por lo que el tratamiento de la melaza es más racional y más barato. Ella debería ser probada, antes de recurrir a medidas drásticas.

 

Anemia, anemia perniciosa:                                                                                                                               Dada la cantidad de hierro y calcio asimilable en la melaza, no es sorprendente que muchos casos de anemia se hayan curado. El método ortodoxo, en el que se administran grandes cantidades de preparados de hierro durante un período prolongado, no es satisfactorio y a menudo causa dificultades digestivas. La razón es que el hierro y el calcio deben tomarse de una fuente natural y no de una muestra artificial, aún si estos fueron ingeniosamente elaborados con arte. En cuanto a la grave anemia perniciosa, no me sorprendió que el Sr. Persson informara algunos casos de curación. No esperaba nada más cuando escuché a una señora decir que había escrito de que había sido curada tomando dos cucharaditas de postre de un jarabe negro dos veces por consejo de un naturópata.

 

Sufrimiento/enfermedad de la vejiga, dificultad para orinar:                                                      Después de que se ha demostrado que la melaza causa la desaparición de las úlceras y cicatriza las úlceras, hay motivos para creer que el potasio de la melaza previene o cura las glándulas prostáticas en los hombres mayores. Aunque se han conocido casos de problemas de vejiga y dificultad para orinar, no hay un diagnóstico exacto, ya que el Sr. Persson no es un médico. Después de todo, él informa el siguiente caso: Anciano, grandes quejas al orinar. Quería ingresar al hospital, ya que no funcionaba más su vejiga. Fue inducido a tomar melaza y masticar un montón de perejil. Resultado: él se curó y no tenía que ir al hospital. Otros problemas de vejiga (aunque no tenían que estar relacionados con la próstata) respondió a la terapia de melaza, junto con la ingesta de mucho zumo de perejil.

 

Cálculos biliares:                                                                                                                                                        Hay un tratamiento de cálculos biliares que consiste en tomar melaza en la forma prescrita más 3 a 4 cucharaditas de aceite de oliva por día. Este tratamiento no es tan exagerado como parecería a primera vista, dado que el cobre y algunas otras sales minerales de la escuela bioquímica Schüssler se usan como remedio para esta condición dolorosa. En cuanto al aceite de oliva, su función es obvia. Es muy probable que la melaza intensifique el tratamiento. También es probable que la melaza en la dieta diaria pueda evitar el sufrimiento.

 

Nervios:                                                                                                                                                                              El efecto de la terapia de la melaza sobre los nervios malos y la neurosis de la guerra fue tan pronunciado que las mujeres de los soldados que regresaban de la guerra podían ver una mejora notable en la condición de sus maridos. Expresaron su gratitud por eso. En cuanto a los niños nerviosos, se han beneficiado tanto que ahora más familias enteras están tomando su dosis diaria de este alimento además de sus comidas. No solo se han beneficiado sus nervios, sino que los ha hecho más sanos y más fuertes en todos los aspectos.

 

Embarazo, menopausia:                                                                                                                                 Muchas mujeres embarazadas, a las que se pudo persuadir para que tomen melaza durante el embarazo, no solo tuvieron un parto fácil, sino que también dieron a luz a niños sanos. Se dice que la menopausia es un momento difícil en la vida de la mujer, que a menudo ocurre. Pero en muchos casos esto se debe a años de nutrición inadecuada, falta de sales minerales y vitaminas. Por lo tanto, no es sorprendente escuchar que los tratamientos con melaza fueron de gran valor para las mujeres en los años críticos.

 

Uñas no saludables, el cabello:                                                                                                                               El Dr. Forbes Ross menciona en su libro sobre el buen efecto de la sal de potasio en las uñas frágiles y suaves. El mismo efecto se logró con la melaza. Después de tomarse durante una semana o dos, las uñas recuperaron su dureza. En muchos casos también se mejoró el pelo. Un hecho que el Dr. Forbes Ross también mencionó en relación con el tratamiento con potasio. Algunas mujeres cuyo cabello prematuramente se volvió gris fueron acusadas de teñir el cabello después de que su cabello recuperó su color original. De hecho, el hecho de que el cabello pigmentado con melaza abra nuevas perspectivas sobre conjeturas e investigaciones sobre la verdadera razón del encanecimiento prematuro, donde no se puede atribuir a conmoción o dolor. Muestra que el cabello gris es el resultado de un cierto estado de deficiencia en el organismo humano, que puede ser remediado por la melaza. Suponer que la sustancia que falta por sí sola es potasio, sería incierto, porque la melaza contiene muchas otras sales minerales.

 

El efecto de la melaza después o antes de operaciones:                                                                           Un hombre con un gran bulto debajo de la rodilla (diagnosticado como cáncer) decidió someterse a una cirugía. Pero antes de eso, estaba conllevado a realizar una cura de Melaza. La subsiguiente curación rápida de la herida quirúrgica atrajo la atención del cirujano. Este no es un caso aislado. El Sr. Persson me informa que, a juzgar por los informes confiables que ha recibido, la curación después de los procedimientos quirúrgicos es mucho más rápida si el paciente toma melaza antes y después.

 

Prevenir es mejor que sanar:                                                                                                                                   La verdad de este viejo dicho ha sido explotada para una variedad de propósitos comerciales, en el supuesto de que uno puede evitar algo que no necesariamente sucede. Eso no sería tan malo si los presuntos preventivos fueran inofensivos. Desafortunadamente, muchos de los inoculantes y sueros utilizados en la medicina ortodoxa a menudo muestran efectos secundarios tardíos y efectos posteriores. Bueno, la melaza negra sin refinar es un alimento natural y por lo tanto no muestra efectos secundarios dañinos. Corresponde al antiguo principio hipocrático de que la comida también debería ser un remedio de cura.

 

La melaza podría resolver el problema:                                                                                                       Dado que las personas no quieren o no pueden vivir con alimentos balanceados y saludables, lo mejor sería tomar al menos un alimento diario que contenga las sustancias más vitales para mantener las células en buen estado de salud. Un remedio que podría servir como una profilaxis contra las dolencias crónicas mencionadas en este libro. En mi experiencia, es obvio que estos alimentos son melaza negra cruda (no refinada). Además de las otras sales valiosas, la melaza de caña contiene 700 UI por gr. Vitamina B 2.

 

Azúcar blanco: un acidificante / Melaza: un neutralizador de ácido:                                                    No hago ningún daño a la industria azucarera si digo que el azúcar blanco tiene una tendencia a formar ácido porque la gente prefiere el azúcar blanco sobre el azúcar moreno. Tampoco se tendrían que forzar para ver porque el azúcar blanco es beneficioso para el reumatismo y malo para los dientes, a diferencia de la melaza, cual mantiene los dientes sanos, ya que tiene un efecto levemente alcalino y por lo tanto también combate el reumatismo. Además, la melaza contiene una protección bacteriana que mata las bacterias intestinales nocivas. Estos hechos fueron publicados por especialistas en alimentos y químicos en nutrición. Por lo tanto, es mejor mezclar un poco de melaza en todas las mermeladas. Con otras palabras; Debido a que el azúcar blanco carece de los elementos más importantes y saludables, habrá que agregárselo de nuevo de la manera indicada.

 

 Métodos de tomar la Melaza:                                                                                                                                  La melaza se puede tomar en cualquier momento del día, a voluntad. Antes, durante o después de las comidas. No hay reglas fijas. La dosis es una cucharadita en media taza de agua caliente, luego se debe agregar agua fría hasta llenar la taza a 2/3. La bebida debe tomarse caliente. Para los niños, la mitad de la dosis es suficiente. La melaza también se puede tomar sola, pero luego se debe beber un poco de agua tibia. Las personas con un estómago sensible que no pueden soportar una cucharadita completa a la vez deben tomar pequeñas dosis. En casos graves, como úlceras, la melaza se debe tomar por la tarde y por la mañana, además de la ración alimentaria diaria habitual. El agua nunca debería ser demasiado caliente, solo de manera, que se puede meter el dedo a dentro sin quemarse. Es una completa locura beber algo caliente como algunas personas beben el té. La mezcla de melaza derretida con agua no se debe beber rápido como un medicamento amargo, sino como un conocedor de vinos que sorbe el vino, de lo contrario, ella causa flatos. La razón por la cual la melaza se bebe con agua caliente es que de esta manera se puede absorber más rápido y mejor y es más fácil de digerir. La melaza también se puede tomar con el cereal de desayuno o muesli. Para tumores, forúnculos, cortes y otras heridas, se puede hacer cubre de vendas con melaza además de la aplicación interna. No hay mejor pomada natural que la melaza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *