LOS BENEFICIOS DE CAÑA DE AZUCAR EN LA DIABETES

Nos enfrentamos a una de las enfermedades más extendidas en la actualidad que afecta a hombres, mujeres, niños, de cualquier procedencia dificultando sus vidas.

El páncreas es una de las glándulas más importantes de nuestro cuerpo. Entre sus funciones está la de producir las hormonas de la insulina y el glucagón, imprescindibles para mantener la concentración adecuada de azúcar en sangre.

Este órgano, situado a la altura del plexo solar (asiento del tercer chacra), muestra mi capacidad para sobrellevar los sentimientos de los otros (rabia, ira…) sin causar dolor, así como mi actitud para expresar, aceptar e integrar el amor dentro de mí.

La industria azucarera se refiere a la melaza como subproducto, que se obtiene como una parte no cristalizada en la producción de azúcar, él Dr. Olbricht conferencista de productos de melaza en la Universidad Técnica de Berlín, comenta, que no puede asumirse esa designación; Un producto natural ya existente se puede recoger, pero no “producir”. Por lo tanto, la melaza se recoge durante el proceso de extracción de azúcar como parte no cristalizada….

Sr. Scott editor de un pequeño librito sobre la “Melaza Negra” recomienda siempre una cucharadita de ella, disuelta en agua tibia. La práctica demuestra diversamente, qué excelentes resultados se pueden lograr con la melaza. La aplicación más exitosa se combina, interna y externamente como con una compresa o respectivamente con baños completos. Ocasionalmente, ya hay médicos, que han reconocido el gran valor terapéutico de la melaza negra y lo recomiendan a sus pacientes.

Tampoco la ciencia se ha quedado atrás; Se recuerda a la publicación de Dr. Kieffer, Berna, sobre los oligoelementos. En ella, el “CROMO” juega un papel muy importante, especialmente en las personas mayores.

Tomemos como ejemplo la Diabetes, por lo tanto, la enfermedad del azúcar. Él Dr Kieffer dice sobre este tema, entre otros, que el páncreas está tan sobrecargado por la ingesta constante de grandes cantidades de azúcar y otros carbohidratos haciendo que se agote su capacidad productiva. Luego, el nivel de azúcar en la sangre aumenta tanto que puede pasar a través del riñón hacia la orina.  A propósito, el azúcar en la sangre y el azúcar en la orina siempre son glucosa y no sacarosa.  Los casos de diabetes ya existían antes del desarrollo de la industria azucarera moderna. Entonces, la diabetes, podríamos pensar, no tiene nada que ver con la ingesta de azúcar.

Ahora desde 1959 se sabe, que está presente en la sangre una sustancia denominada cromo, que es absolutamente necesario para que la insulina se vuelva efectiva. Los descubridores Schwarz y Mertz, les dieron el nombre Factor de tolerancia a la glucosa. Este factor actúa similar como una vitamina. Lo necesitamos en cantidades pequeñas (unos o,1 gramo por día) para vivir y para la protección de la diabetes. Es tan estable que no se destruye durante la cocción y la digestión. En varios experimentos en humanos se demostró que la deficiencia de cromo causa una mala tolerancia a la glucosa y, en casos extremos, hasta diabetes. ¿Qué alimentos contienen este factor de tolerancia a la glucosa? Las fuentes más importantes son la levadura de cerveza, la melaza negra de azúcar, y el azúcar crudo, (azúcar de caña entera y panela). Ahora entendemos porque la campesina cual solo con pastillas contra su alto nivel de azúcar en la sangre fue tratada por más de 500 unidades, a 36 kg. Demacrada. Después de seguir los consejos de su hija de tomar una cucharadita de melaza al día visiblemente se recuperó rápidamente. Así que pronto volvió a su peso normal. En ningún caso de diabetes, en el que recomendé la melaza en la dosis pequeña mencionada arriba, podría encontrar un error.

Prediabetes (predisposición a la diabetes), la obesidad y la diabetes por lo tanto son de ninguna manera un destino. El Dr. Kiefer expresó la opinión de que el azúcar refinado presumiblemente no causa diabetes porque se compone de azúcar, sino porque carece de un acompañante (oligoelemento), lo que evitaría la aparición de esta enfermedad. En este punto, la práctica médica tiene un atraso en la aplicación del conocimiento fundamental que no puede justificarse por nada.

El Dr. Kieffer permite seguir el importante tema “azúcar y sobrepeso”. La deficiencia de cromo causa un aumento del nivel medio de insulina, y la insulina es la hormona más responsable, para el sobrepeso. Como al azúcar blanco le falta el necesario cromo, él promueve en el desvío sobre la insulina el aumento de peso. Pero el azúcar también promueve los depósitos de grasa de otras maneras. Él carece de toda fibra. Esto acelera la absorción y por lo tanto aumenta el pico de insulina (carga pico). Algún tiempo después de cada consumo importante de azúcar, el azúcar en la sangre es empujado hacia valores demasiado bajos por tanta insulina. Esto desencadena un fuerte apetito. La confitería atrae de manera fisiológica, no solo en la imaginación, para comer y picoteó. Un tercer punto, quizás el más importante, aún es en gran medida desconocido para los médicos. Cada ingesta de azúcar en el hígado promueve la formación de las enzimas que son específicamente responsables de la síntesis de grasa. Esto se debe a la fructosa, que fluye rápidamente al hígado cuando se consume azúcar, sin embargo, es lento en el gozo de la fructosa libre de las frutas. Cada vez que comemos azúcar, tenemos que esperar que aproximadamente la mitad se convierta en grasa muy rápidamente. Solo si vivimos bajo en calorías o hacemos muchos deportes, esta grasa luego se quema nuevamente.

Normalmente, cada vez se acumula más grasa en los tejidos, porque ¡quién quiere voluntariamente “renunciar a los muchos buenos tragos y dulces”! La fuerte producción de grasa se confirma una y otra vez por la experiencia folclórica simple y es negada por la industria de la confitería con tanta frecuencia. Y los médicos a menudo no pueden comentar sobre esto por falta de conocimiento bioquímico.

Aquí viene una explicación sobre ello:

El efecto beneficioso del cromo trabaja indirectamente sobre el nivel de insulina. Como el azúcar es libre de fibra, reduce la excreción de ácido biliar con el excremento. En este desvío, el consumo de azúcar aumenta el nivel de colesterol. Por la misma razón el disfrute del azúcar también promueve la formación de la piedra biliar. Se ha demostrado que el consumo copioso de azúcar conduce a un aumento en la presión arterial media, y por lo tanto se convierte en un importante líder para un ataque cardíaco y un accidente cerebrovascular.

En el periódico en suiza se podía leer;

Los países industrializados de hoy con su alto contenido de productos de cromo particularmente bajos como; Azúcar, grasa, harina blanca, leche y alcohol causan una deficiencia crónica de cromo en gran parte de la población……….

Un análisis de la Melaza negra de miel de caña:

Sustancias orgánicas:

La proporción de materia orgánica insoluble desaparece. El 9% de ceniza representa minerales solubles que consisten principalmente en sales de potasio y calcio. Un análisis detallado confirma los minerales, hiero, cobre y magnesio, además, la mayoría de las vitaminas del grupo B, excepto la Vitamina B 1. Según Gaylord Hauser la melaza está muy rica en Vitamina B 6, en ácido pantoténico e inositol, y debería estar en la mesa como la sal diaria en vez de azúcar y mermelada. Un componente importante en la melaza es el ácido fosfórico como una falta combinada de este ácido y potasio, “puede conducir al colapso general de las células, especialmente en el cerebro y los nervios”. La melaza cruda de miel de caña contiene el 50% fructosa.

La melaza no es un alimento milagroso:

Estamos viviendo en el tiempo de curas milagrosas y la comida curativa aparte de la gran selección de polvitos y píldoras. Muchos de los alimentos saludables que se venden en las tiendas naturistas son tan útiles, porque resuelven las deficiencias de la comida de la civilización. Incluso antes de la Primera Guerra Mundial, el fallecido Dr. Forbes Ross llamó la atención sobre los valores de la melaza en relación con el tratamiento del cáncer. Señaló que los trabajadores en la plantación de caña de azúcar, que constantemente chupaban la caña, muy raramente o nunca se enfermaron de cáncer. Él atribuyó este hecho al alto porcentaje de sales de potasio en la caña de azúcar cruda. Su convicción era que el cáncer era el resultado de la deficiencia de potasio en la célula.

La proliferación celular:

El hecho de que la proliferación celular y el descubrimiento de su causa, así como una terapia, ha estado probando la fuerza de trabajo de un gran número de investigadores en muchos países durante muchos años, es tan bien conocido, que no tiene que mencionarse específicamente aquí. Mi punto de vista, aquí se lucha solo por el impacto y no por la causa. En realidad, uno debería decir las causas, porque hay muchas. Como por ejemplo en el caso de las industrias, donde los trabajadores están obligados a trabajar con sustancias cancerígenas reconocidas. Sin embargo, este escrito no se ocupa de tales casos, porque el efecto curativo de la melaza negra cruda no se basa en una neutralización, sino en que proporciona a la célula los elementos naturales, inofensivos pero esenciales, y así previene las úlceras. Después de aclarar este punto importante, algunos hechos:

Hace unos años, el Sr. Persson era un hombre con problemas de salud y no podía hacer ni el trabajo más ligero. Sufría de una úlcera intestinal, endurecimiento de las válvulas cardíacas, bloqueo de los bronquios, estreñimiento, indigestión, malestar sinusal y nervios débiles. Él perdió peso y su cabello se convirtieron en blancos. Sus médicos no le podían ayudar. Casualmente oía de un tal Sr. S., quien también sufrió de una úlcera intestinal inoperable, pero lo cual con melaza podría curarse en poco tiempo. El Sr. Perrson decidió probar y también se curó, sí, su cabello incluso volvió a su color original. El Sr. Peterson tenía más de 60 años en ese momento.

Entre los muchos casos de úlceras que se podían curar con melaza se encuentran las del útero, la mama, la lengua y las úlceras intestinales, que se han diagnosticado como malignas. Un hombre que ya no podía hablar a través de una úlcera lingual se curó colocando la melaza en la lengua y también ingiriendo la melaza.

Esto confirma la opinión del Dr. fallecido. Forbes; que las úlceras en la lengua (él las llamó cáncer) se pueden curar chupando melaza. Los tumores y la proliferación de tejidos en diversas partes del cuerpo pueden, de acuerdo con el Sr. Persson y los informes que llegaron a él, ser curados con melaza sin otras medidas, que la ingesta de melaza y aplicación sobre ello.

Hablamos de diabetes o hiperglucemia cuando hay falta de insulina (exceso de azúcar en sangre) y de hipoglucemia cuando el glucagón es insuficiente (bajo nivel de azúcar en sangre).

En ambos casos estamos frente a una persona que ha perdido la alegría y la satisfacción por la vida, escondiendo tras una falsa fachada una profunda tristeza reprimida, consecuencia de la ausencia de ternura y de amor no satisfecho.

La persona se establece en la contradicción de querer amor y el miedo a buscarlo (=recibirlo).

Por otro lado hemos que tener en cuenta que en la diabetes se ven afectados los dos hemisferios cerebrales, es decir, hay dos conflictos activos:

Conflicto de resistencia + miedo (hiperglucemia= fuerte resistencia en un ambiente de repulsión), que se manifiesta en el relé situado en el hemisferio derecho (masculino) del cerebro.

En este caso el Sentido Biológico es el de estar preparado para resistir y/o luchar (el organismo mantiene un nivel más alto de azúcar en sangre con el fin de llevarla a los músculos en caso de ser necesario) o como anticongelante (propiedad del azúcar) en un ambiente de relaciones frías.

Conflicto de asco/repugnancia/repulsión + miedo (hipoglucemia= fuerte repulsión en un ambiente de resistencia), que afecta el relé situado en el hemisferio izquierdo (femenino) del cerebro, y cuyo Sentido Biológico es el deseleccionar que alimentos (=emocionales) son o no comestibles.

Este aspecto se ha de considerar en los temas de obesidad (por acumulación de grasa), puesto que si algo o alguien nos da asco nuestro organismo disminuye la cantidad de insulina en sangre, en consecuencia las células no disponen de la suficiente cantidad de azúcar para llevar a cabo su función y hay una mayor demanda de comida.

Toda enfermedad es una invitación al cambio,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *