LO PICTÓRICO EN LA CREACIÓN

Todo en la creación está formado y lo formado se muestra en la imagen. Solo Dios está fuera de Su Creación y, por lo tanto, no puede ser captado a imagen del humano. El hombre solo tiene derecho, a lo sumo, imaginarse “EL OJO DE DIOS” como se menciona en el Salmo 33, versículo 18.

Cuando ahora se die: “Dios creó al humano a la imagen a Él” (1. Moisés 1,27), entonces esto no se refería al humano terrenal, sino a la primera Creación ESPIRITUAL, la Creación primordial con las primeras creaciones espirituales primordiales. ESTOS son los fieles retratos de Dios, y solo después de estos modelos se desarrolló la forma humana, los Reinos espirituales recreados, entre ellos el humano terrestre.

Entonces toda la creación se presenta en la imagen. En realidad, solo podemos experimentarla pictóricamente. Incluso si ella está retratada en palabras, surge en el espíritu una imagen de ello. Alzar pictóricamente con la sensación del espíritu significa animada experiencia. Es por eso que la palabra “IMAGEN” tiene un significado especial en nuestro idioma. Estamos a la imagen, obtenemos una imagen precisa, Si tenemos una presentación clara de algo, o ponemos a alguien a la imagen; Por otro lado, no nos hacemos una imagen real del asunto, si no podemos imaginarlos claramente, para darnos un concepto adecuada de ello.

Para la formación de un concepto necesitamos una imagen, y esto también es causado por la palabra, el color y el sonido también están involucrados. Por ejemplo, si denotamos un objeto con la palabra “MESA”, se origina una imagen determinada que despierta el concepto de mesa; esto incluye la forma, el color, el material, el uso; pero todos verán la mesa de manera diferente: redonda, cuadrada, coloreada, hecha de hierro, madera, etc…. Pero la IMAGEN BASICA “MESA” siempre se mantiene igual.

Si el hombre en la tierra usa las palabras de su lenguaje para formar conceptos, desaparecen en la sutileza del más allá. Porque con la muerte terrena también transcurre el cerebro o el cerebro frontal, lo cual hace surgir los pensamientos, el intelecto y las palabras. Fuera de las áreas terrestres ya no hay palabras habladas, sino solo imágenes que tienen que formar los conceptos. Ellos sirven para comunicarse unos con otros. Es inmediatamente reconocible por su naturaleza lo que el espíritu quiere comunicar a su entorno.

Por otro lado, en la materia gruesa de la tierra, el humano tiene que presionar su voluntad espiritual primero al cerebelo posterior, que forma imágenes bajo esta presión, que son condensados y remodelados por el cerebro por escrito, palabra y hechos.

Por el contrario, las impresiones de eventos externos se transmiten a través del cerebro pasado sobre el cerebelo, que, a su vez, lo transmite al espíritu en imágenes. Cuanto más vívidamente el humano trata de visualizar lo que sus cinco sentidos le imparten desde el exterior, más fuerte y más sostenible permanece y siempre puede ser sacado del subconsciente a través de una ocasión externa o interna y hecho accesible para la conciencia del día.

En el subconsciente, el cerebelo está involucrado como mediador entre el espíritu, el alma y el cuerpo. Es de textura más fina que el cerebro más grueso, puede capturar experiencias en imágenes y sensaciones y transmitirlas en cualquier momento como un recordatorio de la conciencia del día que surge en el cerebro. Por lo tanto, la memoria se guarda en el cerebelo, también llamada sensación, porque únicamente el cerebelo es capaz de recibir y procesar expresiones del espíritu. En el idioma francés, esta relación aún está de encontrar en la expresión “DE MEMORIA” que suena traducido literalmente “DESDE EL CORAZÓN”, (par coeur). Entonces, si quieres decir algo de memoria, debes obtenerlo del corazón. Con el corazón originalmente se refería el plexo solar, el lugar, donde el espíritu a través del cerebelo y el cerebro recibe contacto con el cuerpo terrenal.

La calidad de una memoria reside en la medida en que es posible absorber impresiones y experiencias en el subconsciente del cerebelo y luego, según sea necesario, para volver a la conciencia del día sin distorsiones. Esto depende en gran medida de la cooperación armoniosa del cerebro (cerebro del intelecto) y el cerebelo (cerebro de la sensación).

Hoy en día hay un malentendido considerable en esta cooperación. Durante mucho tiempo, el hombre ha descuidado su cerebro sensorial y ha permitido que se marchite, mientras que exageró unilateralmente su cerebro del intelecto. El resultado es la transmisión a menudo deficiente y distorsionada de las impresiones a través del cerebro y en la absorción débil o borrosa por el cerebelo.

Como resultado, las impresiones se adhieren a la “SUPERFICIE”, no se profundizan, por lo que surge el término “SUPERFICIAL”. En la comparación de una placa fotográfica da como resultado estas operaciones una DEPACHA-ILUMINACIÓN, lo que equivale a una formación de imagen demasiado débil o faltante debido a una permeabilidad demasiado baja del cerebro o una actividad debilitada del cerebelo. Un fenómeno similar tenemos en el olvido (falta de memoria). Uno los supera, si uno se imagina vívidamente lo que debe mantenerse por un tiempo corto o más largo como recordatorio.

Por otro lado, existe la posibilidad de una SOBREEXPOSCICIÓN. Las imágenes formadas por el cerebelo son tan fuertes y duraderas que durante mucho tiempo se mueven y dominan el alma del ser humano y en ciertas circunstancias causan una obsesión. Tales impresiones pictóricas son causadas, por ejemplo, por miedo, susto, terror, o repentina interferencia violenta en la vida de una persona, por lo que al mismo tiempo la formación de formas correspondientes en la materialidad más fina se desarrolla con mayor velocidad y fuerza. Tales entidades reciben interactivamente fuerzas de colecciones ya existentes del mismo tipo y evita que la imagen grabada demasiado fuerte durante un tiempo en el desvanecimiento y la extinción.

Un tipo especial de “sobreexposición” trae consigo la televisión. Exceptuando por completo como fue científicamente probado, la transmisión de televisores es perjudicial para el cerebro de los niños y adolescentes, el efecto de la imagen también puede inhibir el desarrollo de la personalidad. Eso puede conducir fácilmente a una preponderancia de impresiones de imagen que simplemente ya no se pueden procesar y otras funciones necesarias, como hablar y pensar atrofiarse o incluso causar daño del alma.

Esto es aún más serio porque los niños solo son capaces de aprender el lenguaje de las palabras poco a poco, y al principio solo a lo pictórico, sobre todo son dependientes de MODELOS. Por lo tanto, la aprehensión pictórica debe enseñarse con cuidado y sin exagerar. Pero incluso para los adultos es la grabación en imágenes, la autoconcepción pictórica, que es importante para el progreso espiritual.

Jesucristo sabía esto y, por lo tanto, a menudo hablaba en parábolas pictóricas a la gente, con el fin de dirigirse directamente a sus almas y hacerles comprender los acontecimientos espirituales en la creación, mostrando así el camino simple a la verdad. Desafortunadamente, el contenido de sus parábolas fue ampliamente mal interpretado hasta el día de hoy.

Pensemos por ejemplo a las palabras, las cuales Jesucristo habló al jóvene ricos; “¡Toma la cruz sobre ti!” (Marcos 10,21). Aquí, en muchos, aparece ante los ojos la cruz de Cristo del sufrimiento con la conceptualización habitual, que con el alzar de la cruz, este conectado una voluntad para sufrir, especialmente para aquellos que están listos para seguir a Jesucristo. Con este sentido, el término se incluyó en el vocabulario: “Dios me ha impuesto una pesada cruz (carga, sufrimiento) “, o “es una cruz con él” (miserie,pena). En realidad, Jesucristo quería expresar con estas palabras algo completamente diferente. Él vino de la Divina Verdad, y el signo de la Verdad es la Cruz con con las MISMA longitud de barras, lo que ya era conocido hace mucho tiempo antes que empezó la vida terrena de Jesus. Jesucristo quería decir con sus palabras: Tomar diariamente la cruz encima de uno, eso significa, de vivir cada momento según la Verdad, de asumirse a si mismo la verdad, la cual Él anuncio.

Dios no quiere que los humanos sufran, no lo necesitan si siguen Sus Leyes que contienen la Verdad.

Con las “LIBRAS CONFIADAS” con las cuales ellos habían debido proliferar. (Luk. 19,20-28), señaló Jesús hacia los nobles y puros capacidades, las cuales el humano debería despertar y desarrollar. A través de la negligencia y la inercia, estos no vienen a florecer, sino son “enterrados”. O miramos la imagen de las vírgenes sabias y necias (Mateo 25: 1f). lo cual se relaciona con el tiempo final, el Juicio Final. El Novio es el HIJO DE LOS HUMANOS proclamado por JESUCRISTO (por ejemplo, Marcos 8:38). El viene de noche, entonces en un tiempo, donde Él no es reconocido por la mayoría de los humanos. Una parte de los humanos (las 5 vírgenes necias) pasaran de largo a la verdad proclamada por Él, porque su espíritu no está enardecido; sino esta adormecido. La otra parte de la humanidad (las 5 vírgenes prudentes) le reconocerán y aceptaran a Su Palabra Divina, porque fueron capaces de encender su espíritu a tiempo para su anhelo de luz. Con la pureza de su fe se les permite asistir a la BODA DEL NOVIO, eso quiere decir en el nuevo pacto, que el HIJO DE LOS HUMANOS concluye con la humanidad, por lo cual a ellos se les abre la puerta del paraíso.

Si Jesucristo habló de la viga y de una astilla, (Mateo 7, 3) entonces Él comparo con estas imágenes Los grandes y pequeños errores y debilidades del humano. Si le molestan los errores que descubre en su prójimo, él mismo lleva estos mismos errores en una escala mucho mayor. El mismo tipo de error se refleja en esta parábola en el material de la viga y de una astilla: A saber, en la madera.

Un ejemplo sobresaliente de una imagen de otro mundo es la revelación de Juan, las cuales recibió Juan el Bautista en altos niveles espirituales, que se encuentran muy por encima de las regiones terrenales, y se les permitió transmitirlos a los terrícolas. Leemos el segundo verso en el capítulo 16, que trata con la primera de las siete plagas en el Juicio Final: “Y el primer” ángel “fue y derramó su tazón sobre la tierra, y fue una malicia y muy grave glándula en los humanos, que tenía la marca de la bestia y que adoraban su ima- gen “.

Esta plaga tiene un efecto especial en el cuerpo terrenal del humano. Lo que se reveló pictóricamente en el reino espiritual hace unos 2000 años, hoy veremos como una realización en el reino terrenal, desconocidas y desconcertantes enfermedades que principalmente envenenan la sangre y las glándulas y se propagan como una plaga rápidamente sobre la tierra.

Después de estos pocos ejemplos de un lenguaje pictórico expresivo de antaño, sea señalado aquí a aquellas imágenes que se crean en el cerebro en relación con el sentimiento físico y se llaman “fantasía”. Ellos están sin fuerza espiritual, solo afecta al productor y no irradia como las imágenes sensoriales sobre el ambiente.

Lo movedor y lo propulsante siempre son aquellas imágenes, que son productos del deseo espiritual, ya sean surgido por impresiones interiores o por externas. Con ellos el humano se crea en continuo buen querer gradualmente una rica vida interior con valores inestimables, porque las imágenes y estructuras resultantes están conectadas a centros de la creación similares de las cuales en efecto retroactivo le este asignado inimaginable ayuda y fortalecimiento, de modo que la vida cotidiana también esté impregnada de radiaciones promocionales, a la bendición de la creación y de los demás seres humanos que viven en ella.

Las imágenes formadas por la experiencia de la vida en la tierra se conservan después de la muerte terrenal y siguen al humano como su obra cuando abandona la tierra. Pueden, cuando vibran en pureza, formar fuertes anclajes en su camino hacia las alturas. Se “ALMACENAN” como en una computadora en la gran “MEMORIA MUNDIAL” y rodean como en la película delante del ojo espiritual, cuando el ser humano las “RECLAMA” o y si se les están muestran de la guía espiritual, también si ellos surgieron hace miles de años!

Sucede cada vez más a menudo que las personas que se encontraban en el umbral de la muerte como resultado de un accidente o enfermedad y regresaron a sus cuerpos terrenales, experimentaron tales “PELICULAS”. En retrospectiva, se les mostraron imágenes de sus vidas pasadas en la tierra en rápida sucesión, a menudo con todo detalle o simplemente con los aspectos más culminante y los baches de moral. Con esta retrospectiva La mayoría de los consejos, enseñanzas y advertencias han demostrado ser muy útiles y conducentes para la vida terrenal continuo.

De esta manera, muchas de estas personas forman un puente notable entre las regiones terrenales y la del más allá. Traen experiencias valiosas, que están destinadas principalmente para sí mismos, pero también contienen conocimiento general, y si solo sea esa única de que “CON LA MUERTE NO ESTA TODO TERMINADO”. Por último, esto hace que la conexión al “OTRO LADO” sea cada vez más estrecha y el reconocimiento promovido, Formando el aquí y el más un TODO. La separación solo trajo el humano.

Escrito ” Herbert Vollmann –

                                                                                          escrito en las cercanias de Abd Ru Shin-

“Traduccion ” Michael Wirz “

 

 

Publicado en: LUZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.