LA VISITACIÓN HASTA EL TERCER Y EL CUARTO MIEMBRO

La ley de la siembra y cosecha causa y efecto, cual también se puede nombrar como la ley de la interacción es una ley uniforme para toda la Creación, lo que también se aplica a la actuación y pensar del ser humano y que determina el curso del destino.

…….Esto también incluye eventos que se designan como coincidencia con el significado de comportamiento arbitrario y ciego. En realidad, ellos son las consecuencias de transacciones según la ley, que a menudo son extraños e inexplicables, porque el hombre ya no es capaz, de abarcar con la vista las relaciones invisibles. Con un razonamiento mental de su destino él no llega más lejos. Aquí están incluido áreas no terrenas, que no son accesibles a la mente terrena. Cuándos veces decimos en eventos destinarios: Fue una infeliz o una feliz coincidencia, la coincidencia lo ha querido así, una serie de coincidencias lo trajo con ello o fue un juego de la coincidencia. Ahora el juego era hábil, procedió según reglas incorruptibles que determinan las leyes de la Creación.

…….Según de las mismas leyes muchos humanos tienen que volver a la tierra, por los pecados, que una vez cometieron en la tierra, desagraviar, relevar. Porque el comienzo terrenal condiciona una terminación terrenal, según la ley del circuito, en lo que el anillo tiene que cerrarse donde se ha iniciado localmente. Así se venga toda la culpa en la tierra” (Goethe), en lo que la expresión bíblica «venganza» no dice otra cosa que los efectos de la ley de siembra y cosecha.

…….La misma ley expresan las palabras bíblicos: “El pecado de los padres es transferid hasta la tercera y cuarta generación de los hijos. «(2 Moisés 20: 5)

…….La causa no se refiere a la herencia. Lo heredado es puramente físico. Lo vemos, por ejemplo, en partidarios de drogas y bebedores cuyos hijos tienen síntomas físicos.

……. Pero no hay herencia espiritual. Por lo tanto, la causa se refiere único a las repercusiones kármicas de una injusticia, que, por ejemplo, los padres cometen con los niños. Ella continúa actuando de generación en generación, hasta que, en una generación por mejor reconocimiento, hasta que se ofrece un alto a la expiación, y es posible para el autor, de empezar con la solución de su Karma.

……. Tal iniquidad es cuando los padres enseñan a sus hijos, no existe un seguir vivo después de la muerte, todo termina entonces. Esto da lugar a profundas, efectos desfavorables, especialmente si la descendencia mantiene esta falsa visión y a los niños de los niños transmiten. Estos efectos actúan tanto tiempo, hasta que en una generación existe el reconocimiento de la vida continua, y el autor entonces es capaz de resolver poco a poco con su culpabilidad.

……. Precisamente las condiciones actuales de decaimiento moral se encuentran en gran medida entre adolescentes y adultos en la visión desastrosa arraigada, de vivir solo una vez en la tierra. Por lo tanto, la vida terrenal se disfruta sin sentido, sin importar a los demás humanos, y en completo desprecio de la responsabilidad impuesta al hombre por Dios. El vuelo hacia los anestésicos y las drogas, la enfermedad y el suicidio, están parcialmente relacionadas.

……. En las consecuencias de las repercusiones no se piensa en ello, y, sin embargo, ellos tienen su efecto, aquí en la tierra o allí en el más allá, independientemente del querer y pensar humano, Lo que rara vez coincide con las leyes de la Creación.

  Autor : Herbert Vollman                                                                         

 Traducción: Michael Wirz

https://mensaje-del-grial.org/

http://www.abdrushin.es/

http://mensaje-del-grial.net/

Publicado en: LUZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.