LA TIERRA TAMBALEANTE

Cuán siniestros los fracasos del humano han afectado a la tierra misma, previo Isaías en su profecía sobre el Juicio Divino: “La tierra se tambaleará como un borracho y se arrojara hacia adelante y hacia atrás como una cama colgante; porque su maldad la presiona, de manera que ella tiene que caer y no puede quedarse quieta “. (Isaías24,20)

El humano no solo se derribó a sí mismo sino también a la tierra. La maldad la cual presiona la tierra viene de los humanos y consiste en que ellos en su querer intelectual unilateral han usado la Fuerza de Dios principalmente para hacer cosas malas. El humano puede usar libremente la fuerza espiritual que fluye a través de la Creación a buenos o malos sentimientos, pensamientos y acciones. Las de esta manera nacientes “Obras” tienen algo, que a los humanos hasta ahora no eran generalmente conocidos, a saber, forma, contenido y peso, en efecto, de una naturaleza material más fina. Según la Ley de gravedad suben las más ligeras, entonces las obras lucidas hacia arriba, y las enturbiados, oscuros y por lo tanto obras pesadas, se hunden.

Así es como sucedió, que el humano a través de su querer predominantemente intelectual equivocado en milenios ha hecho tan denso y pesado el entorno de materialidad más fina de la tierra que no podía detenerse en su trayectoria de lucidez original, sino tenía que “caer” en las regiones más profundas. ¡Ella así ha llegado prematuramente a un estado de sobre-madurez y por lo tanto en el peligro de una disolución prematura! Con el hundimiento de la tierra llegó poco a poco un estancamiento en todo. ¡La humanidad terrenal con la tierra tendría su propio elegido camino hacia las profundidades imparable e ininterrumpido continuar, si no el amor de Dios por el bien de las pocas voluntades que se esfuerzan de obedecer Sus Leyes y Mandamientos retiene la tierra en el último momento de la succión en la descomposición!

En ello se cumple otra promesa más: “Porque mire, yo quiero crear un cielo nuevo y una tierra nueva, de manera que uno ya no piensa en la anterior ni la tomara a corazón”. (Isaiah65,17)

La nueva tierra y el nuevo cielo, la que también se le permitió ver a Juan (reve. 21,1), surgen de modo, que la tierra regresa de las regiones oscuras a los planos lucidos, que una vez tuvo que abandonar a través de la malvada voluntad humana.

Este camino hacia arriba traerá muchos cambios en la tierra y habrá por resultado nuevos descubrimientos en el espacio.

Cuando ella ha terminado este camino, ella es limpiada y disuelta de toda oscuridad, lo cual tiene que quedarse atrás, liberada de aquellos, “quienes han corrompido la tierra” (reve. 11,18). Con la humanidad purificada por el sufrimiento y la necesidad, volverá a hacer círculos en esferas lucidas, hasta que un día, como todo lo transitorio también ella tiene que disolverse. Solo en esta nueva tierra, por lo tanto, después del Juicio del mundo, puede construirse el Reino de los mil años.

Cuando será este punto culminante, no lo sabemos. Porque ” del día y la hora nadie sabe” tampoco los Ángeles en el cielo, si no, únicamente mi Padre” (Matt. 24,36).

Por lo tanto, solo podemos seguir el recordatorio múltiple del Hijo de Dios Jesús, estar despierto internamente y preparado, para que reconozcamos los signos del cambio del mundo y el juicio del mundo. Es el tribunal más joven, eso quiere decir el ultimo Juicio, el juicio final. La ayuda y la salvación en ello vienen a través del sufrimiento. ¡Que debe ser sufrimiento y no alegría y bienaventuranza, es culpa de los humanos!

 

La naturaleza siempre tiene razón

Este dicho está contenido en una conversación de Goethe con Eckermann (13.2.1829):

“… pero la naturaleza no entiende la diversión, siempre es verdad, siempre seria, siempre estricta, ella siempre tiene razón, y los errores y equivocaciones son siempre de los humanos. Al inaccesible ella lo desdeña, y cede solo al accesible, lo verdadero y lo puro, y le revela sus secretos “.

En esta declaración es el significado profundo de la Verdad Divina. La naturaleza con sus Leyes pertenece a las Leyes de la Creación, que Dios ha tejido en la Creación como inmutable, es decir, como siempre estable. En estas Leyes se expresa la voluntad de Dios. Y dado que Dios es la Verdad, también está contenido en Su Voluntad, en Sus Leyes.

Entonces la naturaleza siempre tiene la razón, ella siempre hace lo correcto, ¡porque ella es parte de la Verdad Divina!

 

Espíritu y lenguaje

 

La encarnación es la entrada del espíritu humano en el cuerpo del niño en desarrollo alrededor de la mitad del embarazo.

A medida que las personas se ocupan más de este hecho, un proceso que ocurre a diario en la tierra, algunos de los problemas que causan muchos dolores de cabeza ahora, estarían resuelto de una vez.

Entonces también la pregunta: ¿Cómo vinieron los primeros humanos a la tierra? Como en este tiempo tan lejano no hubo madres humanas terrenales, para ello encarnaron por primera vez en preparados animales más altamente desarrollados, que ya estaban en la tierra antes que ellos y ahora formaron el puente hacia la existencia terrenal de la humanidad.

Los gérmenes espirituales masculinos encarnaron en cuerpos de animales de sexo masculino y los gérmenes femeninos en tal de sexo femenino.

La especie animal más altamente desarrollada, que era similar a los monos humanos (simios) habían completado su desarrollo y se extinguieron. Después de que lo espiritual había aceptado los cuerpos animales como envoltorio, causo además de la transformación de la sangre de animal en sangre humana además algo diferente: el desarrollo de la lengua humana. El impulso del espíritu humano, su sentir, pensar y querer expresarse hacia afuera y para comunicarse mejor entre sí, dejo originarse las necesarias herramientas en el devenir natural de voz para ello. Para su formación pertenecía otro cambio significativo en el cuerpo terrenal, que también destaca la diferencia entre humanos y animales y la cual solo se descubrió en el tiempo de hoy: el descenso gradual de la laringe hacia abajo; ¡mientras que, en los animales, especialmente en los monos, la posición de la laringe no ha cambiado!

Solo a través de este descenso de la laringe y por la formación simultánea de la boca y la nariz de la forma humana fue posible la formación completa de la voz y la educación vocal, que solo es propio al humano.

Cuando hoy día el humano comienza la vida terrenal con un grito y en pocos años e imitando aprende a hablar, él pasa por todas las etapas de desarrollo en un corto tiempo, que él ha andado en largos períodos. En el niño se repite cada vez el descenso de la laringe, sobre lo cual Adolf Portmann en su libro “Estamos en el camino” (Editorial (Walter), página 136f., escribe lo siguiente: “Porque en el humano adulto, con el tiempo, la laringe se desplaza unos centímetros hacia abajo. Y este descenso de la laringe – eso los embriólogos ya lo habían establecido alrededor de 1905 – comienza al final del primer año de vida y dura hasta el octavo o noveno año. Esa es una historia muy extraña, porque esto crea un espacio en la parte posterior de la garganta sobre cual los simios no disponen (tampoco todos los otros monos). Es el espacio, en el cual también nuestra lengua muy matizado tan libremente movible puede moverse. Y ese espacio es muy especialmente importante para la formación de las diferentes vocales: es un verdadero espacio vocal. Esa es la situación, la que Libermann y sus cooperadores han investigado nuevamente. Con todas las posibles posibilidades de la investigación moderna fue estudiado el origen de nuestro propio lenguaje humano, especialmente de las diferentes vocales. A través del estudio cuidadoso de los Monos humanos (simios), incluyendo también el macaco, fue probado, que a estos se les niega la verdadera y correcta vocalización: precisamente porque no participan en el descenso de la laringe. Esta es la situación anatómica y de desarrollo recientemente probada. Entonces tenemos que aceptar de algún tipo con certeza, que nuestra forma ancestral, por supuesto, se ha desarrollado a partir de una forma básica cercana a los monos, similar a la gran mayoría de los mamíferos, que entonces la epiglotis, la epiglotis de los anatomistas, alcanzó hasta el paladar “

Al final de su discurso, se dice: “Queremos capturar lo que el hombre una vez puede ser, cuando el ahora marcha hacia el tercer milenio de nuestra era cronológica occidental. y para eso sería bastante deseable saber, de donde viene este humano y cuales podían haber sido los primeros presagios y expresiones de una actitud mundial espiritual. La concepción, espíritu y lenguaje se darían por una entidad tan densa, que no podrían ser separarlos el uno del otro, se ha convertido seriamente a la nueva pregunta de hoy. Y esperamos con tensión a los siguientes debates.”

¿Cómo fue la formación del lenguaje? Los humanos, los cuales en el principio andaban inclinados como los animales, poco a poco tomaron una postura erguida. Los primeros sonidos ásperos se hicieron más expresivos, cuanto más se bajó la laringe y cuanto más se desarrolla la forma actual de la boca humana.

Primero se comunicaron los humanos con gestos y con los sonidos, los cuales aprendieron escuchando e imitando a la naturaleza, luego agregaron sonidos individuales el uno al otro y los convirtieron en grupos de sonido, que se convirtieron en palabras. Finalmente, ellos juntaban palabras a frases. De esa manera extendieron su idioma cada vez más y su capacidad de expresarse.

Aquí debe mencionarse que se proporcionó un recurso para los humanos en su curso de desarrollo natural, que debe realizar la aspiración constructiva de su espíritu en lo terrenal: el intelecto, el cual se componen de pensamientos generados en el cerebro frontal.

En él, el espíritu humano recibió una herramienta que le resultó útil para formar el lenguaje.

Formar es la expresión correcta. Porque a crear no le quedaba nada al humano. Pues todos los componentes de todo tipo ya están presentes en la Creación. El humano solo tiene que juntarlos como en un juego de composición, hasta que se muestra la imagen correcta. Ya solo este actuar es vigorizante y placentero.

Pero también la formación del lenguaje no hubiera sido tan fácil, si en eso no les hubieran enseñado los maestros a los humanos. Ellos eran del más allá, con los cuales los humanos tenían una conexión serena en ese momento: Les dieron consejos cómo deberían formar el lenguaje. Según las radiaciones, que tienen todos los seres y cosas y las que el humano percibió con su sensación, él agregó vocal a vocal, hasta que a él el sonido de la palabra confirmo su formar exacto. Del mismo modo él dio al abstracto, conque incorpóreos conceptos las envolturas de palabras, en las cuales ellos podían oscilar.

Aquí se muestra claramente: el secreto del lenguaje esta fundado en el esta fundado en el espíritu del humano, solo él tiene la capacidad, de formar el leguaje y hablarlo.

Ya en la historia de la Creación es narrado, como el humano uso el don lleno de gracia de dar forma a la palabra y les dio un nombre a los animales. (1. Mois. 2,19-20).

Por último, pero no menos importante, le fue ayudado por espíritus humanos de origen más elevado, cuales encarnaron aquí y allá en las tribus humanas en proceso de madurez, para guiarlos a ellos a otro nivel en su desarrollo.

El desarrollo del lenguaje humano, empezado en las vocales de expresión hasta la formación de palabras y frases, todo fue normal, mientras los humanos lo entendieron y realizaron en su vida terrenal el Lenguaje de Dios, el cual esta de encontrar en Su Creación y en Sus Mandamientos.

Eso cambió fundamentalmente, cuando ellos por el criar demasiado grande del intelecto terrenal, por su inmensurable sobreestimulación, cada vez se incurrieron más al pensar material.

El resultante comienzo del declive por ello, la apostasía/abandono de Dios, esta como un evento drástico en la historia del desarrollo humano en la biblia en las parábolas de la construcción de la torre de Babel y reproducido de la confusión del lenguaje babilónico (1. Moisés 11,1-9).

Los humanos disolvieron la conexión entre las esferas lucidas y se mudaron a la tierra de las tinieblas, en las tierras bajas de la vanidad humana. ¡Allí se construyeron una torre de orgullo y exageración propia, el cual querían erigir en su gran pretensión hasta el cielo, para que ellos se hicieron un nombre”!

Al mismo tiempo comenzó con la desconsideración de las Leyes de Dios una confusión de habla extendiéndose por toda la tierra. Pero esto es de concebir de forma diferente que generalmente es aceptado. Ello no consistió en la aparición de muchos diferentes idiomas de los pueblos individuales el uno del otro, que complicaron la comprensión mutua.

¡Fue un acontecimiento espiritual! Los humanos ya no se entendieron entre ellos, porque cada uno tenia su propio lenguaje, eso significa: Todos presentaron su egocéntrico querer/voluntad hacia afuera, solo estaban preocupado por sus beneficios y ya apenas se molestaban de entender al semejante.

Ese lenguaje, el cual cada uno esta capacitado de leer en el libro de la Creación, el Lenguaje de Dios, ellos no entendieron más. por lo tanto, en su lenguaje de la tierra, vino un vibrar incorrecto. Hubo palabras que nunca antes habían existido, porque eran ajenas a la voluntad pura de los espíritus humanos. Fueron palabras oscuras y malas, reconfigurado al mal actuar y pensar del humano. Como una gran disonancia atravesaron ellos el lenguaje de los pueblos.

Todo el mal, que es posible en este mundo, añadieron los humanos mutuamente en el traspaso de milenos, y a cada mal tenían que dar un nombre, según la Ley de la Creación, porque cobró vida en ellos de acuerdo con su libre albedrío.

Hoy se ha llegado a la culminación de todas las fechorías, y la indignación que los humanos cometen en el lenguaje no es la menor en ello.

Cada vez más, el lenguaje se vuelve a través de charlas sin sentido, discursos vacíos y un abusado mal pensar. Cada vez más frívolamente el significado de las palabras está distorsionado.

Que quedo aun de sobra de los términos altos, como ellos son designados por ejemplo en las palabras justicia, libertad, verdad, humanitarita/humano decente, libertad, paz y fe? Cada uno de ellos subordinó a ellos un significado, que él se pensó, adecuado para propósitos egoístas terrenales, pero lejos de la oscilación pura de estos conceptos en el suceso de la Creación.

Un tal abuso tiene consecuencias de gran gravedad porque el lenguaje vive y no puede ser cambiado sin exento de castigo.

Aquí también está de mencionar la a menuda intención, la introducción de la letra minúscula en el idioma alemán. Por el motivo que ello sea requerido: Definitivamente es un paso atrás.

La ortografía mayúscula y minúscula no es una “trenza vieja”, sino una peculiaridad del idioma alemán y como tal única. Los otros idiomas de Europa occidental tienen una estructura significativamente diferente, otra construcción de la frase, que no hace necesario una gran letra de las palabras principales.

El acuñado en siglos del escribir en mayúscula da a las palabras principales una posición especial en la estructura de la oración y posibilita por el sobresaliente de la letra grande para capturar mejor el significado de las oraciones.

Hasta el siglo 13 fue el desarrollo de manera, que solo el comienzo de la oración estaba escrito en mayúscula, luego vinieron los nombres propios (países, ciudades, pueblos etc.) agregados. Después gradualmente comenzaron también a proporcionar a palabras principales con letras grandes, para que ellos con ellos deberían ser resaltados. La letra grande al principio de una frase debería- así se dijo- ser la cabeza, a lo cual las otras letras se unieron como miembros.

Antes de que el empleo de mayúsculas en el principio del siglo18 fue introducido y se introdujeron reglas al respecto, Hubo mas de un tanteo y búsquedas para la forma definitiva. No raras veces devenían en manuscritos el mismo sustantivo una vez grande, y otra vez escritos en pequeño, o había palabras de proporción en mayúscula y de propiedad junto a sustantivos escrito en pequeño. También en las primeras ediciones de la Biblia aún encontramos el irregular escribir en pequeño y mayúsculas en el mismo sustantivo.

Ya entonces en la introducción de escribir la letra mayúscula no hubo falta de votos en contra, que explicaron, sería muy incómodo para un ser ingenuo, y sería suficiente, los comienzos de las oraciones escribirlos grandes, eventualmente incluso los nombres de personas y lugares.

Aunque el escribir en mayúscula ha sido atacado repetidamente a lo largo de los siglos, pertenece ello a la del espíritu acuñado forma del lenguaje.

Por lo tanto, el espíritu percibe el idioma alemán en su forma actual como correcto. Sin embargo, si se mete su herramienta, el intelecto, está de repente desactualizada, amazacotada y en necesidad de reforma, y la exigencia de “escribir más racional”, quiere decir “escribir en minúscula” esta llevado al oído con insistencia. ¿Pero qué significa razonable, lo que deriva de la razón? La interacción natural entre la sensación del espíritu y el intelecto terrenal. “Natural” significa de otra parte, que según del orden de la Creación el espíritu como lo primario, por tanto, primigenio tiene la conducta y el intelecto le esta subordinado. Esto ya es evidente a partir, que el espíritu humano persiste después de la muerte terrena y el intelecto, el cual surge del cerebro, deja de ser después de la muerte, por tanto, es transitorio.

Una ortografía razonable por lo tanto se dirige según de la voluntad del espíritu y no según del intelecto, para cual tales cambios cuestionables solo tienen por objeto una aplicación cómoda a expensas de la agilidad espiritual. Porque el espíritu requiere más: ¡un viviente lenguaje oscilante al ritmo de las Leyes de la Creación!

Pero ella no puede surgir, si se redice alrededor en ella constantemente.

La introducción del escribir en minúsculas o incluso la ortografía de sonido correcto (fonético), la ya expandida abreviatura común y adicción a palabras extranjeras, así como la gran indiferencia y superficialidad en el suceso del lenguaje demuestran el peligro de un aplanamiento y de una parálisis del lenguaje culto, el cual de muchos elegidos en el curso de siglos se ha formado, a menudo contra una resistencia considerable.

Después de todo, una palabra no es una combinación arbitraria de letras, sino algo crecido naturalmente, que tiene un sonido. Si se distancia letras de ello, hay una disonancia. La vibración armónica se perturba. Se crea una extraña estructura de palabras, que ya no se ajusta al término, que debe representar. También un estiramiento de la H o de la e, por ejemplo, tiene como cada letra su determinación como un punto de atracción y como “nota” en el sonido de la palabra, que ayuda a dar forma al tono de la pronunciación. –

Ahora, no solo el idioma alemán es el resultado de un largo desarrollo. También los demás lenguajes surgieron de acuerdo con las mismas Leyes de Desarrollo.

Existían prototipos lingüísticos en el comienzo del ser de la humanidad, entonces se formaron con la extensión de los humanos sobre toda la tierra, especialmente por la separación en las razas, grupos de idiomas con diferentes habilidades lingüísticas, las cuales formaron sus propios lenguajes.

El grado de madurez de estos grupos en el desarrollo espiritual fue diferente, incluso tenía que ser diferente por el libre albedrío. Por lo tanto, la forma del discurso se reveló en los sonidos de expresión, palabras y oraciones diferentes. Que se han conservado hasta el día de hoy, los prototipos lingüísticos y afinidades lingüísticas existen entre pueblos individuales, muestran los resultados de la investigación del lenguaje.

En estos desarrollos lingüísticos separados, un solo lenguaje de la Tierra no fue posible.

Hoy, sin embargo, esta el evento de la Creación tan avanzado, para abrir el camino a un lenguaje líder vivo. Pero el liderazgo no es de juzgar bajo puntos de vista terrenales; Ella se sitúa en lo espiritual y está dependiendo de la Voluntad de Dios.

De los miembros de todos los pueblos, este lenguaje puede usarse para la comunicación/ comprensión, sobre todo para la transmisión del Verdadero conocimiento espiritual, sin deterioro los lenguajes propios desarrollados para su círculo de vida. –

Los millones de años constantemente en el desarrollo lingüístico, que comenzaron con los primeros sonidos y prototipo/formas de origen, solo se puede completar, si se insertan cada vez más al ritmo de las Leyes de la Creación.

Como más triste es cuando el hombre intenta inhibir este desarrollo y abusa de una manera malvada el alto dádiva que el recibió del Creador con la capacidad de dar forma a las palabras

Él recuerda: un reflejo mate de la Palabra viviente de Dios, de la cual surgió la Creación, todavía se sitúa en la palabra humana. A pesar de que ya no tiene ninguna fuerza creativa, sin embargo, tiene un efecto sobre el entorno formando y pone en movimiento de fuerzas invisibles, que tienen consecuencias devastadoras con un uso incorrecto prolongado

Por lo tanto, el humano siempre debe agradecer a su Creador por el poder de hablar, de la manera que él usa su lenguaje terrenal en el sentido correcto. Aquí, sin embargo, hay algo muy importante para tener en cuenta: Además de las palabras mismas, también es la forma de hablar de fuerte impacto. Pero dado que la forma/arte del discurso forma el ser humano, no es indiferente, tales palabras él las elije, cómo el las ensambla, pronuncia y enfatiza. Cualquier negligencia en ello afecta al humano y perjudicial para su entorno, sino incluso funesto.

Solo con un tipo de discurso, que está dominado por el espíritu, puede el humano actuar constructivo a través del lenguaje y desplegar su propia vida a plena floración. Cuando el lenguaje de la propia vida puede ser colmado muestran las entusiastas palabras del poeta Rudolf Binding (del milagro del lenguaje), con las cuales estas observaciones pueden irse extinguiendo:

“…… Miles deja ella (el lenguaje) pegar en sí mismo y no se defiende contra ellos. Siglos la utilizan y millones de lenguas parecen de desleír y desgastarla en la transmisión del día en manos y mudanzas, desatentos y no devotos.

Hasta que un día en una voz poderosa, en una ferviente extraordinaria forma – en un Lutero, un Goethe, un presente o viniente – ella resucita, y, más pura, más fuerte, más poderosa, más profunda, más joven que nunca se hunde en el pecho a un pueblo a la cual ella sirve.

No a ansiosos de mejora del lenguaje, salvaguardar del lenguaje y descubridores de palabras ella se confía, sino a los únicos incomparables.

Entonces queda claro que el lenguaje es un entero/todo. También si ella trabaja incesantemente en sí, cómo ella se pule incesantemente, así ella surge al igual a su renovación para expresar de su pueblo como un entero/todo … “

Escrito ” Herbert Vollmann – escrito en las cercanias de Abd Ru Shin- “

Traduccion ” Michael Wirz “

        

Publicado en: LUZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.