La oxidación Una revolución en la evolución

Hoy en día el aire que respiramos contiene siempre más o menos el 21% de oxígeno. Sin la aptitud de soportar y necesitar el oxígeno, la vida de especiés superiores, como el ser humano, no seria posible.
Los organismos aerobios usan el oxígeno para la respiración y por otra parte el oxígeno activa los procesos metabólicos dentro de sus células y así se libera energía para otras aplicaciónes.

Una reacción química que usa oxígeno, la llamamos “oxidación”. Las sustancias que se obtienen de estas reacciónes se llaman ” óxidos?. En efecto un poco de oxígeno activo siempre tiene que estar disponible como ” radical libre?. Según eso una oxidación por medio de radicales libres es lo mismo que un proceso de combustión, pero ahora conocemos además que estos radicales en exceso son muy peligrosos.

En si los organismos siempre son capaces, con la ayuda de los llamados anti-oxidantes de regular la cantidad de oxidación en cada momento. A través de esta resistencia anti-oxidante se evita la acumulación de cantidades demasiado grandes de radicales libres y asi tambien se previene la incidencias de desintegración y de destrucción. Son los microorganismos los que controlan esta alternación de regeneración y de destrucción.