¿En qué consiste los microorganismos-efectivos?

¿En qué consiste la tecnologia de los microorganismos-efectivos?

Microorganismos-efectivos. En torno a este concepto se desarrolla una nueva técnologia, que aplica estos microorganismos efectivos en la práctica. Los microorganismos-efectivos no son una clase concreta y única de microbios, sino que son una mezcla de diversos grupos de microorganismos que provocan un efecto saludable y regenerador en personas, animales y el medioambiente natural. La mayoría de estos microorganismos ya se han venido utilizando en la producción de alimentos y en la medicina. Durante muchos años en diversas instituciones de investigación, tanto en Japón como en otros países, se ha comprobado la inocuidad y seguridad de la aplicación de los microorganismos-efectivos. Incluso si se bebieran por error, no surgiría ningún tipo de problema. En muchos países, en los que se aplica, tras superar una serie de pruebas, ya se ha aprobado su uso como refresco. Los microorganismos-efectivos no sólo se aplican a la agricultura, sino que las autoridades responsables de la higiene y las instalaciones sanitarias también los usan ya.

En consecuencia los microorganismos-efectivos están hoy en día registrados en muchos países; incluso en California, Estados Unidos, donde la legislación es más estricta, se permite tanto la producción como la venta de ellos.

Esta tecnologia se divide en dos métodos de aplicación. En el primero se aplican directamente los microorganismos, mientras que en el segundo se usan productos fabricados a base de ellos. El primero de los métodos se centra principalmente en el medioambiente, agricultura, cría de ganado, explotación forestal y pesca entre otras actividades, mientras que el segundo hace hincapié en el contexto energético de la producción y en la medicina.

Existen diversas definiciones de Microorganismos Efectivos que resultan muy ilustrativas. Se pueden considerar armas biológicas virulentas para combatir gérmenes patógenos, aunque ésta no es su única utilidad. Para la producción rápida de compuestos resulta importante que haya una proporción más alta de actinomicetos (los microbios que producen sustancias perjudiciales para las bacterias). Pertenecen a un grupo de bacterias como por ejemplo las bacterias de la diarrea y la pus y se aplican junto con otras similares.

Ante esta perspectiva resultaba necesario definir los microorganimos efectivos. A modo general se pueden dividir en tres grupos: Microorganismos que se regeneran, Microorganismos que se desintegran y el grupo neutral. Esta clasificación si bien no es científica, sí responde perfectamente al orden natural.

Los microorganismos que denominamos efectivos son los que pertenecen al primer grupo, es decir, los que se regeneran. La regeneración, como su propio nombre indica, quiere decir volver a la vida. Los microorganismos efectivos tienen la capacidad, directa e indirecta, de frenar el proceso de descomposición y desintegración en todas las sustancias, preservar la salud del medioambiente y los seres vivos y crear sustancias bioactivas.
Sobre todo son sustancias antioxidantes; no sólo frenan los resultados perjudiciales de la oxidación, sino que tienen un efecto retroactivo eliminando la oxidación que ya se haya producido y restaurando el estado original. En este caso es irrelevante si la materia es viva o inerte.

Este proceso muestra una reversión de la entropía, es decir una reducción de la oxidación ya producida. La oxidación se combate con antioxidación. La antioxidación a que hacemos referencia en estas páginas conlleva en los seres vivos un incremento en la actividad de lo que en terminología médica se denomina ?superóxido dismutasa? (SOD), que es la enzima que desinoza los radicales libres. Las sustancias bioactivas que surgen de los microorganismos-efectivos no activan directamente el SOD, pero provocan efectos destacables, entre ellos la desactivación de los ácidos activos, es decir los radicales libres en la materia inerte y en los seres vivos.

Los microorganismos del grupo de desintegración presentan un comportamiento opuesto al de los del grupo de regeneración. Estos microorganimos producen sustancias, ya sea de forma directa o indirecta, que activan diversos tipos de procesos oxidativos. En otras palabras, el grupo de desintegración permite la reproducción de los radicales libres.

Los microorganismos neutrales no suelen dominar y se hallan entre los grupos de desintegración y regeneración. Su comportamiento es oportunista, se asemejan a los regeneradores cuando éstos dominan y a los desintegradotes si son mayoría.

El estado desolador en que se encuentran los suelos labrados y las condiciones ambientales que empeoran día a día son considerados por algunos expertos como fenómenos causados por una oxidación excesiva. Incluso las epidemias de plantas, animales y humanos, y el desgaste de la materia, pueden atribuirse a una oxidación excesiva.

Por tanto, la técnica de los microorganismos-efectivos no se limita a un ámbito pequeño, la agricultura, sino que con estos microbios se trata de hacer frente al exceso de oxidación general mediante la producción de antioxidantes, y sus microorganismos se utilizan con muchos fines.