El trabajo lingüístico de Martin Luther

“Si no estoy convencido y vencido por el testimonio de la Escritura o la razón clara, entonces sigo siendo superado por las escrituras que he citado, y mi conciencia queda atrapada en la palabra de Dios, y no puedo y no quiero revocar, ya que es oneroso, malo y peligroso actuar contra la conciencia. Que Dios me ayude, ¡Amén! (Propileos – Historia del mundo, 7mo volumen) Esta respuesta fue dada por Martin Luther en el Dia de Worms ante el emperador Carlos V. y a todos los grandes del imperio allí reunidos el 18 de abril de 1521, cuando se le pidió revocar sus escritos.

El emperador dio su contradeclaración, en la cual entre otras cosas fue dicho: “Entonces estoy decidido, dejar constancia a todo, lo que se ha logrado desde el Concilio de Constanza. Porque es cierto que un solo monje se equivoca cuando se opone a la opinión de toda la cristiandad, de lo contrario, la cristiandad habría sido confundida por mil años o más. (Propileos – Historia del mundo, 7mo volumen)

Lutero, después de su justificación ante el Reichstag en Worms, recibió en efecto la prometida libertad de escolta, pero su vida terrenal fue hecha indigna. El Reichsacht fue pronunciado sobre él, y se dijo, “cualquiera puede matarlo como un perro rabioso, donde siempre se le encuentre”, con otras palabras, el era proscrito.

El elector Federico de Sajonia dejo al desterrado y fuera de la ley detenido en el camino a casa para la apariencia y llevarlo al castillo seguro de Wartburg.

Así Lutero fue salvado de la muerte segura por una providencia superior, y al mismo tiempo forzado por estos eventos, dedicarse a una tarea cuyo cumplimiento todavía le estaba aguardando: de la formación de un nuevo idioma alemán.

En el castillo de Wartburg – Lutero llamó a este refugio su “Patmos” – él podía en tranquilidad y aislamiento completamente desplegar su trabajo lingüístico, en lo cual su afán de hacer que la traducción de la Biblia sea comprensible para todos, fue una ayuda segura. Porque en ese momento todavía había grandes diferencias entre los dialectos individuales. Debido a ello se hizo muy difícil la comunicación, sobre todo en el lenguaje hablado.

En su charla de la mesa, juzga Luther mismo sobre ello: “Pero hay muchos Dialectos en el lenguaje alemán, diferentes formas de hablar, que a menudo uno no entiende bien al otro, como los habitantes de Baviera realmente no entienden Sajones, particularmente, los que no viajaron

El lenguaje también tiene sus Leyes de Desarrollo. Los dialectos solo deberían ser etapas en el camino hacia el perfeccionamiento de un idioma, en los cuales no puede ser detenidos.

Por lo tanto, había llegado el momento de formar la base para un idioma alemán uniforme a partir de los dialectos alemanes. Esa era la tarea a la que Martin Luther era convocado. El área del lenguaje del espacio de la lengua en la que él vivía le ofreció condiciones favorables para su crear lingüístico, a lo cual él como fundamento especialmente el “Lenguaje de Canzeley sajón”. Agregado a esto fue su esfuerzo, de emplear una de lo más simple posible y de expresión popular en la formación nueva del lenguaje. Eso le fue facilitado de modo, que se unió a muchas clases de la población mientras podía observar los hábitos de lenguaje de la gente simple.

Cuán concienzudamente Martin Luther y sus colaboradores estaban esforzados por la expresión lingüística, dicen sus propias palabras: “Estaba interesado en la interpretación, que quiero dar un alemán puro y claro. Y a menudo nos hemos encontrado, que teníamos catorce días, tres, cuatro semanas buscado una palabra y nos hemos preguntado, y aún todavía no lo hemos encontrado a veces, … ” (Una carta del interpretar)

Una comparación de la primera traducción de la Biblia en 1522 con las siguientes tareas muestra claramente que Lutero es incansable, en su actuar creativo lingüístico, que, por último, pero no menos importante tuvo influencia al último acuerdo nacional. La última edición de Luther revisada apareció en 1545. A esta edición de la última mano la puso como un legado para los alemanes las palabras:

                                       “Creen en la Luz,

                                   mientras  que la tengáis,

                                            para que sais

                                           hijos de la Luz “

 

Sello Lutero

(Juan 12:36)

El nuevo idioma alemán creado por Lutero se extendió principalmente a través de su traducción de la Biblia en casi todos los países alemanes. Fue una ocasión memorable cuando, en septiembre de 1522, “The Newe Testament Deutzsch”, lo cual él en pocos meses en el castillo de Wartburg ha traducido, y fue publicado en Wittenburg. Apenas tres meses después de la primera publicación se imprimió la segunda edición, lingüísticamente ya mejorada. Por una coincidencia afortunada hace décadas, se inventó el arte de la impresora de libro, que había sido mejorado en gran medida hasta la traducción de la Biblia por Luther.

Martin Luther ha tenido una influencia decisiva en el desarrollo del idioma alemán. Él formó a partir de las piedras de construcción lingüísticos existentes, las cuales él trabajó y pulió y a las cuales él añadió nuevas, a la base a un uniforme lenguaje alemán de alto nivel, en la cual después otros llamados podían continuar actuando. ¡Así se formó un lenguaje, que estaba destinado a cumplir grandes tareas!

                                                                       

Escrito ” Herbert Vollmann – escrito en las cercanias de Abd Ru Shin- “

Traduccion ” Michael Wirz “

Publicado en: LUZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.