EL CUERPO ASTRAL

 

¿Cómo llega el espíritu humano que está permaneciente en el más allá a un cuerpo terreno?

En que él se encarna en medio del embarazo en el cuerpo de un niño naciente. Así de fácil eso no es posible, si no antes por fuerzas especiales de una materialidad más fina a partir de un modelo se forma después el llamado «CUERPO ASTRAL«, de lo cual se forma el cuerpo de materialidad más grosera.

Solo a través del cuerpo astral puede el alma actuar sobre el cuerpo terrenal, pero entonces todavía se necesita de la RADIACIÓN de la sangre como ultimo puente para la plena actividad en la tierra. Si la materia gruesa se divide en gruesa, media y fina, entonces el cuerpo astral permanece a la media.

Para la existencia del cuerpo astral existen algunas indicaciones. Así por ejemplo la acupuntura.

Es un método chino milenario para diagnosticar y curar enfermedades al insertar agujas finas en ciertas partes del cuerpo. Los puntos más importantes en la acupuntura se encuentran sobre los así llamados meridianos, que atraviesan en un cierto número el cuerpo verticalmente. Eso posibilita la posibilita de tratar dolores y enfermedades de ciertos puntos que se encuentran alejados de la localización de la enfermedad. Así puede por ejemplo ser influenciado corazón y quejas circulatorias desde un punto en el meñique izquierdo. Solo es esencial, que los puntos se encuentran en esos meridianos, que tienen una relación con las partes relevantes del cuerpo u órganos, afectase ahora al meridiano para el estómago, intestino, vesícula biliar o corazón, pulmones, bazo, hígado y riñones.

Uno se puede ahora imaginar, que es el CUERPO ASTRAL, cuales atraviesan estos entresijos/tejidos como canales de energía. Lo que son para el cuerpo los canales de nervios, eso significarían entonces para el cuerpo astral los meridianos fijos, las que naturalmente tienen conexión con los nervios. Ellos tienen que ser de naturaleza más fina que el cuerpo terrenal, debido a que no se encuentran en el tejido de un cuerpo muerto. En la muerte terrenal, aparte del cuerpo terrestre, el cuerpo astral también se desintegra con los meridianos.

Así que no hay pruebas anatómicas para estos meridianos; y uno solo se puede pensar, que alguna vez fueron vistos/descubiertos por personas que podían «MIRAR MÁS PORFUNDO», entonces eran predispuesto medialmente.

Pero se puede dar otra pista para la existencia del cuerpo astral. Este repleta por así decirlo, todo el cuerpo terrenal, le corresponde en su forma, porque el cuerpo terreno se forma según del cuerpo astral. Si ahora una extremidad está separada del cuerpo de la tierra, entonces esto no golpea el cuerpo astral, y los meridianos atraviesan en adelante la parte astral de la extremidad perdida. Esto indica que el cuerpo astral es menos dependiente que viceversa. Ya se ha señalado en otra parte que el dolor, que todavía se siente allí, donde se tomó una extremidad corporal gruesa, tiene su causa en la parte astral. Estos así llamados dolores fantasma pueden tratarse con éxito mediante acupuntura desde un punto remoto del cuerpo.

En la formación del cuerpo astral bajo participación de las estrellas se conectan buenas y malas radiaciones con él, el destino moderadamente que el espíritu humano ha causado por el funcionamiento de su libre albedrío.

Así se forma la disposición básica o el plano astral del suelo, que es esencial para la terrenidad futura del nacido. El corresponde exactamente con su estado de ánimo en el momento de su venida a la tierra con todos los restantes hilos buenos y malos del destino. Esto se expresa entre otras cosas, en el nombre del nacido, en las líneas de mano, la forma de la cabeza, de la escritura, y no finalmente en el horóscopo del nacimiento como “IMAGEN DE IRADIACÓN”, hasta donde se conocen las estrellas involucradas. A menudo, en los cuerpos astrales, los hilos del destino se tejen en él, lo que causa aflicción física o, al menos, la disposición para ello.

Porque el humano no puede escapar a su destino. Él tiene que aceptarlo, porque ÉL MISMO lo ha establecido en alguna vida terrenal anterior o le ha dado de alguna manera la forma, las cuales luego automáticamente tienen que desarrollarse por la actuación de las leyes en la creación y las que él en su nacimiento en la tierra trae consigo, de la misma manera como el en su muerte, ya sean viejos u otros añadidos, de nuevo lleva consigo al más allá. Por lo tanto, no puede ser fatalismo en el sentido de una creencia ciega en un destino predestinado impuesto por algún poder.

Quizás en este sentido estan entendidos las siguientes palabras poéticas:

«Como en el día que te dio el mundo, el sol estaba de pie al saludo de los planetas, progresaste absolutamente más y más, según la ley con lo cual empezaste. Así tienes que ser, a ti no te puedes escapar.

Así dijeron las sibilas como los profetas; Y no hay tiempo ni poder que destriza la forma marcado la cual se desarrolla en vivo.” ( J.W. Goethe)

El nacido tiene más tarde como adulto bastantes oportunidades, de cambiar las disposiciones traídas al nacer hacia el lado bueno o malo, ya que el libre albedrío le sigue siendo propiedad de su naturaleza espiritual. Mediante el él es capaz de liberarse así mismo por muy buena voluntad, de todo el mal destino (karma).

 

                                                     

Escrito ” Herbert Vollmann –  en las cercanias de Abd Ru Shin- “

Traduccion ” Michael Wirz “

 

Publicado en: LUZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.