EL CONOCIMIENTO DE LAS LEYES DE LA CREACIÓN

Recuerda de lo que caíste son las palabras admonitorias del Hijo del Hombre a la comunidad mundial de Éfeso! ¡Por el pecado original! Como resultado por ello, el humano se separó de el mundo de la materia más gruesa de la materia más fina, del más allá y por lo tanto inhibido la refrescante, vigorizante circulación de la fuerza espiritual.

Actualmente se muestra el pecado original en su pleno grado. Por un lado los excesos del al espacio y tiempo ligado materialismo, por otro lado, un espantoso bajo nivel de la vida espiritual, cual paraliza cualquier desarrollo adicional y con ello cualquier ascensión. El triste impacto de esa disarmonía está en los miles de años desde su formación siempre la misma, en continuo aumento, hasta el clímax en el tiempo actual de la gran facturación, donde todo lo falso, que surgió por los humanos, ¡tiene que caer!

Reconozcamos que hemos llegado a las fronteras de la comprensión intelectual y de que ahora nosotros finalmente en esta frontera de lo terrenal que tenemos que atrevernos de dar este paso vital, el acontecimiento extraterrestre incluir en nuestro serio buscar e investigar objetivamente basado en los hechos de las Leyes de la Creación.

Eso significa en realidad una revolución espiritual, un gran giro interno, un cambiar de los puestos del intelecto y espíritu. ¿Pero cómo deberíamos empezar eso?

Solo el creer en ello nos sirve en ello poco. En la predisposición del pensamiento de hoy tiene que colorarse en lugar del creer en lo extraterrestre, a lo más elevado, producirse el CONVENCIMIENTO, lo cual solo puede ganarse mediante desconsidera mente ponderar y examinar.

Porque el humano tiene su pensar intelectual instruido, su herramienta de pensar afilado de tal manera, que el creer infantil simple, que Jesus entonces exigió, hoy día ya no cuadra, ya no es suficiente.

Ahora bajo ponderar y examinar no es de entender solo el enjuiciar intelectualmente, lo que siempre solo puede ir hasta la frontera terrenal. Por encima se tiene que jugarse la sensación que esta pre-llamada a través de la actividad del imperecedero espíritu y puede capturar todo lo sobrenatural.

Primero tendría como compensación para el afilado intelecto,  afilado primero la conciencia. Es una parte de la sensación, que también esta llamado la voz interior. Después tenemos de nuevo que prestar atención a lo que nuestros amigos y ayudantes del más allá dejan de sentir a nosotros mediante su silencioso apremiar y mencionar. Nosotros debemos dejarnos de ello nuevamente hablar a nuestra conciencia y eso de tal manera de ellos o del propio espíritu sentido también hacer y no después dejarlo empujar al lado del intelecto terrenal o dejar desahogar. El intelecto no entiende nada de lo espiritual y por lo tanto no lo puede sentenciarlo.

Además, deberíamos aprender mejor las Leyes de la Creación sobre todo su efecto en el nivel espiritual. “¡Ignorancia no protege contra el castigo”, el cual se ha colocado para las leyes terrenales se aplica en medida mucho más estricta para las leyes de la Creación! Tomemos un ejemplo. Si sembramos trigo, entonces consiste la cosecha también de trigo, de la misma forma como lo sembrado y de hecho en múltiple cantidad. Eso podemos intelectualmente captar, por lo tanto, captar con él encéfalo terrenal. Seguimos ahora continuando que la misma ley del sembrar y cosechar también vale para nuestros invisibles sensaciones y pensamientos, las cuales nosotros sembramos espiritualmente, y que pensamientos buenos en el efecto retroactivo como cosecha solo traen cosas múltiples buenas y malos pensamientos múltiples malos, entonces tenemos para el entender de estos procesos traspasar las fronteras del intelecto e insertar la sensación, y con ella seguir buscar e investigar. Y finalmente nos tenemos que forzar, de reconocer su Voluntad en las Leyes que Dios ha tejido en la Creación. Solo entonces nosotros podemos seguirlos y abstenernos de aquello lo que es dañino para nosotros. Nunca vamos a poder estar delante de Dios – tenemos que transcurrir delante Él – pero a través de Su, en la naturaleza, por lo tanto, en la Creación anclada Voluntad estamos en la posición, de aprender y de entenderle a Él y de reconocerle! Porque reconocimiento de Dios y adoración a Dios en el actuar y en todo el tiempo, no solo los domingos, es urgentemente necesario, tanto más, porque el presente giro del mundo significa el comienzo de la dominación de Dios y el fin de la dominación del humano en la tierra.

Eso, lo que fue impedido por el falso querer de los humanos:

“A Nosotros venga Du Reino! Du Voluntad acontece, como en el Cielo también en la Tierra!”

Sera ahora cuanto llega al cumplimiento a través de la omnipotencia de Dios en el tiempo del giro del mundo!

Publicado en: LUZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.