CAMINO HACIA LA VERDAD

“Pero cuando Vendrá el Hijo del Humano …”

La transmisión de palabras habladas es un problema difícil, especialmente cuando transmite valores espirituales. Con qué facilidad se forman las lagunas de memoria durante la transmisión, y cómo tienden las personas a llenar esas lagunas con pensamientos, Que corresponden a su propia forma de pensar y sus propios puntos de vista, por lo que el sentido original de lo dicho se pierde.

…….Desafortunadamente, los discursos de Jesús en el Nuevo Testamento no son una excepción, especialmente porque han sido recogidos y escritos solo después de décadas después de su muerte, recopilados y registrados sobre la base de transmisiones orales o registros escritos, donde además los autores también han entretejido sus propios puntos de vista.

……. En los discursos de Jesús se trata no sobre comprensibles explicaciones terrenales, sino explicaciones espirituales y enseñanzas que abarcan todo el conocimiento de la Creación, que en parte fueron malentendidos desde el principio y luego también fueron transmitidos de esa manera. Jesús mismo dijo que no había sido entendido en algunas cosas ni por sus oyentes, incluso ni por sus discípulos. Solo por lo transmitido de estos malentendidos, es inevitable un cambio en lo que Jesús realmente dijo. Todos saben que no pueden reproducir exactamente lo que escucharon después de un corto tiempo, y cuando varios de ellos lo registran, todos lo describen de una manera diferente. Esto ha sido el caso durante miles de años, e incluso la inspiración espiritual no podía eliminar eso completamente en los discípulos ni en los escritores de los Evangelios, incluso con su mejor querer.

…….Que este problema de transmisión mueve también círculos teológicos, y no solamente hoy día, eso lo muestran las declaraciones del profesor de teología D. Johannes Weiss en su ensayo “Los tres evangelios más antiguos” 1907. Él asume que el Evangelio de Marcos fue escrito unos 40 años después de la vida terrenal de Jesús, y luego continúa;

…….Pero el período de 40 años es después de todo suficientemente largo como para justificar las dudosas dudas sobre si realmente había aún algún recuerdo confiable de los eventos, y especialmente de los discursos del Señor, si no la falta de juicio e intención, distorsión imaginativa y la poesía, habían hecho su obra de transformación y destrucción, antes de que los evangelistas se comprometieran a proteger el tesoro de más desgaste y destrucción. Contra esta duda no ayuda el cerrar los ojos, ni los leales de corazón de que ese no era el caso, o la fe religiosa de que Dios hubiera permitido que nos llegase a nosotros la laceración de las noticias tan necesarias para nosotros, a partir de la declaración de Jesús, si no solo la exhaustiva investigación histórica y crítica”. En otro pasaje del mismo tratado, D. Johannes Weiss, después de dar ejemplos de los Evangelios para transformar y cambiar los dichos de Jesús, expresa lo siguiente:

…….Frente a estos casos de malentendidos y nueva formación, bien podemos sentir un dolor, el pesar de no haber recibido las palabras de Jesús escritas por su propia mano, como es el caso con Pablo y tantas otras personalidades que se han convertido en nuestros guías de Dios. Y tenemos que preguntar seriamente: ¿No se han perdido en la distancia muchos rayos de su luz, porque el espejo que se suponía que debía atraparlos era demasiado pequeño y desafilado? Se puede suponer con seguridad que algunos aspectos de su naturaleza nos han permanecido desconocidos porque ningún observador estaba allí para comprenderlos. Muchas palabras se perderán porque no se hicieron eco en las almas de estas personas. La selección de lo que se nos ha preservado, estará influenciado por su estrecho rango de visión, y muchas palabras originalmente habrían sido más grandes y profundas de lo que las leímos hoy “.

…….Por lo tanto, en algunos pasajes del Nuevo Testamento, la pregunta es realmente legítima sobre cómo las palabras de Jesús pueden haber sonado en realidad, y debemos tener cuidado de afirmar a partir de textos tan cuestionables que Jesús habló así. Jesús en muchas cosas no ha hablado de esa manera, como se interpreta y se enseña sobre la base de tradiciones falsas. A eso aquí un ejemplo de Lucas 14:26: “Si alguien viene a mí y no odia a su padre, a su madre, a su esposa, a sus hijos, a sus hermanos, a sus hermanas, incluso a su propia vida, no puede ser mi discípulo “.

…….Jesús, quien es el “Amor Divino”, nunca habría obligado a los discípulos de “odiar” al pariente más cercano. Él habría con ello solicitado un pecado. Y eso muestra inmediatamente lo absurdo de estas palabras tradicionales que Jesús hubiera pronunciado. Habrá llamado a evitar lazos personales demasiado cercanos, y no poner su propio Yo en primer plano, para que sus discípulos puedan dedicarse sin gravamen a la gran tarea. Igual de incorrecta es la tradición del Hijo del Hombre con la cual deseamos tratar aquí. Jesús les dio a sus discípulos al final de su actividad terrenal, la promesa de la venida del Hijo del Hombre. No se refería a sí mismo con el Hijo del Hombre, sino de otra persona. Sus discípulos no entendieron esto y creyeron que Jesús mismo era el Hijo del Hombre, entonces una suposición ciertamente obvia y excusable porque estaban viviendo en anticipación del juicio final y la Segunda Venida de Jesús.

……. Sin embargo, tan pronto como Jesús pronunció esta profecía más significativa para la humanidad, fue la razón para un error muy fatal, que fue transmitido y finalmente incluido en los Evangelios. Es por eso que hay una serie de frases falsas o al menos poco claras sobre el concepto del Hijo del Hombre, que Jesús nunca habría utilizado en su manera simple y clara de hablar.

2.

 

Jesús anunció claramente la venida de un segundo mensajero de Dios: “Pero os digo la verdad: es bueno para vosotros que yo vaya. Porque si no voy, entonces el Consolador no vendrá a vosotros, pero si voy, os lo enviaré. Y cuando venga, castigará al mundo por el pecado, la justicia y el juicio … “(Juan 16,7-8)

……. “Tengo mucho más que deciros, pero no podéis soportarlo ahora. Pero cuando venga el espíritu de la verdad, Él os guiará a toda la Verdad. Porque Él no hablará de sí mismo … ”

…….Él me transfigurara, porque Él lo cojera de lo Mío y os lo anunciará a vosotros. Todo lo que tiene el Padre, eso es mío. Es por eso por lo que dije: Él lo cojera de lo Mio y os lo anunciara a vosotros.” (Juan 16,12-15)

…….” Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien mi Padre enviará en Mi nombre, os enseñará y os recordará todo lo que os he dicho “. (Juan 14,26)

…….” Ahora quien se avergüence de Mí y de mis palabras … también Él Hijo del Humano se avergonzará cuando venga en la gloria de su Padre con los Santos Ángeles”. (Markus 8,38) Justo esa última frase se vuelve inmediatamente incomprensible en la suposición equivocada, que Jesus y el Hijo del Humano serian una y la misma persona.

……. Todas estas palabras de Jesús se refieren a otra persona y no al poder impalpable que Jesús también prometió a sus discípulos: “Y he aquí, os enviaré la promesa de mi Padre. Ahora, vosotros deberéis permanecer en la ciudad de Jerusalén hasta que hayáis recibido la Fuerza desde lo alto “. (Luk. 24,49)

……. La promesa se refiere al derramamiento de poder a través del Espíritu Santo, un proceso que se repite todos los años en un tiempo determinado desde la Creación para preservarla, y el cumplimiento que los discípulos experimentaron en Pentecostés, después de haber sido preparados internamente para ello, por la gran experiencia que causó la muerte repentina y violenta de su Señor.

…….Para proclamar las actividades que Jesús en su promesa asignó a la otra persona, como “guiar hacia toda Verdad”, “enseñar”, “recordar a lo que dijo Jesus” solo puede ser ejecutado por una Persona, hace necesario entonces un cumplimiento personal.

……. En el nuevo Testamento, editado por un profesor de la Teología y predicador de la corte Otto von Gerlach (Berlin 1863), se dice en las notas explicativas, “solo de una Persona, no de una fuerza impersonal o efecto de Dios las palabras tienen un sentido: Él no habla de sí mismo.” Será aún indicado a la importancia de esta gran doctrina de la Sagrada Escritura, de la personalidad del Espíritu Santo, que no está ni de lejos lo suficientemente honrada.

…….Con los términos “Espíritu de Verdad”, “Consolador”, “El Espíritu Santo” Jesus se refería  al Hijo del Humano, que va a venir, a continuar su misión.

……. No finalmente, Él corregirá los errores en las transmisiones e interpretaciones de las palabras de Jesús en virtud de su alto cargo, porque Él es de Dios.

3

El Hijo del Hombre es, también, quien trae el juicio final a los humanos porque Él es la Justicia. Mientras Jesus, quien actúa en el Amor, acentuó, que Él no ha venido, a juzgar. (Juan 12,47). ¡La función judicial ha sido delegada por Dios a la “¡Justicia” en persona, Él Espíritu Santo! Su actuar se expresa en las Leyes inalterables de la Creación, y una retribución contra estas Leyes es un pecado contra el Espíritu Santo, que no se puede perdonar y están de purgar. Desde ahí las palabras de la Biblia, que los pecados contra Dios e Hijo de Dios pueden ser perdonados, pero no el pecado contra el Espíritu Santo (Mat. 12,31; Mark. 3,29).

……. ¿Cuántos cristianos fervientes han pensado en vano el significado de estas palabras y han sido oprimidos por ellas porque no sabían el verdadero significado del Espíritu Santo? Su obra son las Leyes diamantinas e incorruptibles que impregnan la Creación, incluida la Ley de siembra y cosecha, la cual se expresa en lo terrenal como en el más allá.

…….Los pensamientos, el sentir, el hacer y actuar de los humanos están en el sentido de esta Ley, igual a una siembra, como las semillas colocadas en la tierra, una semilla espiritual que la debe cosechar el que la sembró. Ningún otro le puede quitar la cosecha de esta semilla, ya sea buena o mala. Tampoco Jesus, porque Él no puede cambiar las Leyes de la Creación o derivarlas, porque Él como Hijo de Dios está sujeto a las Leyes de su Padre como las criaturas. Él explícitamente dijo que cumpliría las Leyes de su Padre y que no las volcaría (Math. 5,17).

……. Como resultado, ninguna persona puede perdonar a su prójimo los pecados contra el Espíritu Santo. Por otro lado, tiene el poder y también el derecho de perdonar un sufrimiento infligido a él personalmente y así evitar una mala repercusión para su perpetrador desde el principio. En este sentido, las palabras de Jesús deben ser entendidas: “a quiénes vosotros las perdonáis, a ellos les están decretados … ” (Juan 20,23)

……. Una persona, por ejemplo, que, por su tendencia, daña a un ser humano, puede recibir inmediatamente el perdón de la persona en cuestión, pero solo de esta persona. Como resultado, no se pueden desarrollar hilos malvados del destino para esta lesión personal. Pero la pendiente pecaminosa lleva en sí mismo el malhechor, lo cual fue la fuerza motriz de este acto, no puede ser perdonado de nadie. Lo tiene que resolver él mismo el remordimiento real, que es equivalente a una transformación interna completa. Respeta y sigue él luego, en el futuro, las Leyes del Espíritu Santo, en lugar de oponerse a ellas, ¡la gracia de Dios descansando en esta Ley siempre estará con él! Por la misma razón, Jesús pudo perdonar personalmente la calumnia infligida a Él, pero no pudo evitar que el destino de la humanidad, que surgió del rechazo de su misión y su mensaje, siguiera su curso y tuviera que resolverse en el juicio del mundo.

4

La cuestión de cuándo vendrá el Juicio del mundo ya está respondida para aquellos que miran a su alrededor con los ojos abiertos.

……. Estamos en el medio de la gran liquidación final del más joven juicio  –  o último juicio. Diariamente vivimos sus impactos, es decir, las consecuencias de nuestra inmunda semilla, que se ha extendido al mundo durante milenios, en una fuerza y acumulación cada vez mayor. La acumulación de eventos es una característica especial del Juicio del Mundo. Es una consecuencia de una tremenda aceleración inimaginable para todo lo que existe, causada por la Fuerza Divina que el Hijo del Humano trae al juicio, inalterado a la Creación. Solo necesitamos pensar sobre los eventos que han estado causando a los humanos más y más ansiedad, horror, desesperación, dificultades y muerte durante las últimas décadas, para reconocer, que una Fuerza invisible tiene que estar detrás de eso.

……. Si se trata de las diferencias cada vez más violentas de opinión, la dicotomía, la desconfianza mutua, las guerras, los disturbios, la carrera armamentista nuclear, las implicaciones políticas, las dificultades económicas, destino individual y de masa, crímenes, escándalos, crisis o nuevas enfermedades y epidemias, los desastres naturales y el clima y las temperaturas inusuales en toda la tierra.

……. La energía nuclear no puede provocar los eventos frecuentes e inusuales de esos eventos, sino solo la Fuerza de Dios anclada en la Creación, contra el cual todo el poder atómico utilizado por los humanos, así como el humano mismo, ¡no es nada!

……. Intentar dirigir o incluso detener el caos cada vez mayor está, por lo tanto, condenado al fracaso. El hombre simplemente se siente abrumado por los eventos espirituales y terrenales y, a menudo permanece de la noche a la mañana frente a situaciones y realidades completamente nuevos, a las cuales solo puede hacer frente con la ayuda de Dios.

……. Si las personas no hubieran dejado su camino hacia a Dios hace mucho tiempo, este terrible juicio no tendría que ser, en lo cual todos tienen que aceptar el merecido castigo por sus pecados que se han suscitado en muchas vidas terrenales. Porque no es el caso que Jesús, a través de su muerte en la cruz, a quien los humanos consideran como un necesario sacrificio expiatorio, que Él se habría asumido todos los pecados del mundo. Los pecados aún están aquí, y vienen como una gran carga hacia nosotros en el Juicio Final, eso está sucediendo ante nuestros ojos y se reunirá con todos y cada uno a su tiempo, de acuerdo con la Ley. “Porque lo que el humano siembra, él cosechará”. Eso va para todos los humanos, no importa a qué confesión pertenecen …

 

5

Pero retrocedamos en el tiempo y busquemos más palabras y frases relacionadas con el Hijo del Hombre, su actuar, su tarea y su venida. Quizás tal retrospectiva traiga una mejor comprensión para el presente.

……. En el Antiguo Testamento, Daniel e Isaías en particular anuncian al Hijo del Humano. Isaías lo llama por el nombre que Dios le ha dado: “Imanuel!” (Isaias 7,14) Este nombre no ha sido reconocido en su verdadero significado hasta hoy, porque los humanos sin verificar aceptan la opinión del evangelista Mateo, que Jesús es Imanuel. Se trata aquí de uno de aquellos casos, en el que el evangelista al recopilar las tradiciones dio su opinión errónea, por supuesto, sin ninguna mala intención. Los demás evangelistas no muestran este error. Mateo dice: “Y ella dará luz a un hijo, cuyo nombre llamarás Jesús …” (Mateo 1,21), para luego la profecía de Isaías (Isaías 7:14): “y llamarán su nombre Imanuel” (Mateo 1,23) también para referirse al nacimiento del Hijo de Dios, aunque ambos nombres son bastante diferentes y Jesús nunca se llamó a sí mismo Imanuel, ni tampoco nunca fue llamado así, como Él tampoco fue hablado con el nombre Hijo del Humano.

 

……. En su mirada posterior, Isaías da una señal digna de mención para el tiempo de Imanuel: “Deciden un consejo y no será nada. Hablad entre vosotros y no existirá; porque aquí está Imanuel “. (Isaia 8,10)

……. Estas palabras dicen: El Hijo del Hombre, Imanuel, es el ejercitante de la justicia, cuyas Leyes eternas e inalterables impregnan la Creación. Todo lo que los humanos no hacen en el sentido de estas Leyes no puede existir y debe desaparecer. Sin embargo, esto sucede de ahora en adelante en una aceleración inquietante, causada por la Fuerza Divina, cual el Hijo de los Humanos al Juicio trae inalterado a la Creación. “Porque aquí esta Imanuel!” Lo incorrecto no puede ocultarse por un tiempo, como solía ser antes, sino que debe ser visible para todos como tal en un corto tiempo. El aumento las conferencias fallidas, las promesas vacías, la impotencia son un signo de falso “asesoramiento” y “elocuencia” y pertenecen a las señas para la llegada de las profecías.

……. Otro signo de esto son los muchos falsos profetas que están apareciendo (Mat. 24,11). ¡Son llamados así porque prometen a las almas humanas que están buscando y errando, de hacer lo que solo el Hijo del Humano tiene la Fuerza de hacer! ¡Cuando estén allí, sale también el correcto Profeta!

……. Pablo también lo señala con las palabras: “Porque nuestro conocimiento es solo piezas de obra, y nuestra profecía es solo pieza de la obra”. Pero cuando llegue la Perfección, cesará la fragmentación.” (Kor. 13,9-10) Perfectos son solo Dios y sus Hijos Jesus e Imanuel, ambos, como parte de Dios, son eternamente uno con Él y permanecen separados solo en su actuar. Porque incluso el Hijo del Humano, Imanuel, viene, como Jesús claramente dice (Juan 16: 7-15), desde Dios, y por lo tanto de acuerdo con los conceptos terrenales es un Hijo de Dios.

…….Cuando Paul dijo estas palabras, la experiencia pentecostal de los discípulos ya había terminado, por lo que sus palabras no pueden relacionarse con ello como suele suceder. Un profeta desconocido, cuyas denuncias están en el libro de Enoc, también recibió profundos conocimientos sobre los eventos espirituales y sobre el futuro del Hijo del Humano, Imanuel. Aprendemos que el Hijo del Humano estuvo allí antes del comienzo de la Creación, y que al principio estaba escondido y solo se les reveló a los elegidos. Pero leamos los pasajes en la profecía misma:

……. Le pregunté al ángel que fue conmigo y me mostró todos los secretos, sobre el Hijo del Humano, ¿quién era, de dónde venía y por qué se fue con la cabeza de edad avanzada? Él me respondió y me dijo:

“Este es el Hijo del Humano, que tiene la Justicia, en quien mora la Justicia, y que revela todos los tesoros de lo que está escondido”. (Enoc 46,2-3)

……. “En ese lugar vi un pozo de Justicia que era inagotable. Rodeado de muchas fuentes de sabiduría; todos los sedientos bebieron ahí, y se llenaron de sabiduría, y moraron con los justos, los santos y los escogidos. En esa hora, ese Hijo del Humano cerca del Señor de los Espíritus, fue llamado por su nombre delante del anciano, antes de que el sol y las señales fueran creadas, antes de que las estrellas del cielo se hicieran, su nombre fue llamado ante el Señor de los Espíritus. Él será un bastón para los justos y los santos, para que se apoyen en él y no caigan; Él será la luz de los pueblos y la esperanza de aquellos que están afligidos en sus corazones “. (Enoc 48,1-4)

……. Los reyes y los poderosos, y todos los que poseen la tierra, glorificarán, alabarán y exaltarán al que gobierna sobre Todo, cual estaba escondido. Porque el Hijo del Humano estaba oculto previamente y el Altísimo lo mantuvo guardado de su Poder y lo reveló a los elegidos “. (Enoc 62,6-7)

……. Gran regocijo, alegría reinó entre ellos, y ellos bendijeron, loaron, alabaron …..porque a ellos fue revelado el nombre de aquel Hijo del Humano. Se sentó en el trono de su gloria, y se le dio la suma del juicio, al Hijo del Humano, y deja que los pecadores y los que han seducido el mundo que desaparezcan de la superficie de la tierra y se extingan “ Enoc 69: 26-27)

…… El libro de Enoc, que no está en nuestra Biblia, probablemente fue completamente preservado solo en la traducción etíope después de que se perdiera el texto hebreo o arameo original. Al principio, el libro de Enoc fue adoptado en el canon del Antiguo Testamento de la iglesia abisinia y así apareció como el libro etíope de Enoc, en contraste con otras traducciones, pero solo incompletas, en el siglo XVII a Europa. Pertenece a las denominadas escrituras apócrifas (secretas), que según Lutero “no son iguales a las Sagradas Escrituras y, sin embargo, son útiles y fáciles de leer”.

……. El mensaje transmitido en Enoc, que el Hijo del Humano ya era conocido por su nombre antes de la existencia de la Creación, nos encontramos de nuevo en los dichos de Salomón. Ahí dice el Hijo del Humano, el cual aquí está llamado con el nombre “Sabiduría “. “El Señor me ha tenido al principio de sus caminos; antes de que Él creara algo, yo estaba allí. Soy establecido desde la eternidad, desde el principio, desde la tierra “. (prov.. 8,22 y 23)

……. A continuación, aprendemos en estos proverbios que la tarea que el Hijo del Humano ha recibido de Dios. Dice allí que Él era “el capataz” (proverbios 8,22-31). ¡Ahora su “Obra” es la Creación!

……. Finalmente, el Hijo del Humano dice: “El que me encuentra, aquel encuentra la vida y obtendrá la complacencia del Señor. Pero el que peca contra mí hiere su alma. Todos los que me odian aman la muerte.” (prov.. 8,35-36) Las palabras “quien peca contra mí” son sinónimos del pecado al Espíritu Santo, sobre lo cual ya se ha dado una explicación.

…… Por supuesto, estas pistas no son exhaustivas. Algunas otras profecías, incluso fuera de la Biblia, indican la llegada de un gran ayudante para la humanidad. La Noticia Sagrada de esto fue dada no solo al pueblo judío, aunque tiene un significado fatídico del destino muy especial para los judíos.

……. En ese momento, sin embargo, la mayoría de ellos rechazaron a Jesús como el Hijo de Dios en anticipación del Mesías, a pesar de que en ese momento tenían la mayor posibilidad de comprensión espiritual, y por lo tanto fueron elegidos como el pueblo elegido para la Encarnación del destinado de Dios. ¡La última oportunidad también ha llegado para ellos si se liberan de la culpa de su fracaso, en cuanto reconozcan al Hijo del Humano, Imanuel, como el Mesías prometido por sus profetas y esperado ansiosamente por milenios!

Escrito ” Herbert vollmann – escrito en las cercanias de Abd Ru Shin- “

Traduccion ” Michael Wirz”

                    

 

 

Publicado en: LUZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *