BIENESTAR PARA CABALLOS

¿Por qué se debe vigilar con atención a los aballos?

Los caballos son originarios de la estepa, y su código genético los sigue haciendo animales huidizos, por lo que su sistema digestivo está diseñado para la ingesta de alimentos de muy bajo contenido proteico y una estructura muy compleja. Los caballos tardan de 30 a 50 horas en digerir el pasto. El pasto permanece poco tiempo en el estómago y en el intestino delgado. La mayor parte del tiempo, el alimento se encuentra en el ciego y en el intestino grueso. Allí se fermenta el pasto. Los microbios del aparato digestivo transforman la fibra bruta procedente del heno y la hierba, poco digestiva y de poco valor nutritivo, en proteínas, enzimas y vitaminas.  El bienestar del caballo depende de que en el ciego y el intestino grueso se encuentren los microorganismos adecuados. En la estepa, los caballos realizan una media de 60.000 pasos al día. Mediante el movimiento favorecen la circulación de la sangre y ayudan al corazón en su trabajo. Por eso los caballos tienen un corazón tan pequeño (0,5 % de su masa corporal) y necesitan mucho movimiento y, naturalmente, mucho aire fresco. Permanecer en el establo supone un sobreesfuerzo para sus corazones.

El porqué de los cólicos                                                                                                                                         Los caballos dependen de que una gran cantidad de fibra bruta (es decir, forraje con estructura) con una buena población microbiana llegue a la parte posterior de su tracto digestivo. Si en el alimento no se encuentran los microorganismos correctos, se producen trastornos digestivos. Uno de los principales efectos de una mala regulación microbiana son los cólicos. Afectan tanto a nuestros caballos porque los gases intestinales se desplazan dificultosamente hasta el ano a través de los largos intestinos. Los gases dilatan el intestino, provocando dolores. Por tanto, una buena flora microbiana en el pasto ayuda a reducir la formación de dichos gases.

 

Los microbios digestivos dependen de los microorganismos edáficos

Los caballos toman de su entorno los microbios intestinales que regulan su digestión. Los más importantes son los microbios que se encuentran encima del pasto. Siempre que el entorno esté en buen estado, habrá microbios en el pasto procedentes de un suelo sano. Este aporte de flora microbiana sana procedente del suelo es imprescindible porque la vida del caballo (incluido el estrés que siente al asustarse) influye continuamente en la flora microbiana del sistema digestivo.

¿Por qué es beneficioso ME?                                                                                                                                 ME es una flora compuesta principalmente por microbios de la fermentación láctica. Con esta composición se modifican las floras microbianas del suelo y del pasto, de modo que se reducen los microbios patógenos hasta las proporciones habituales en la naturaleza. Aquí radican los positivos cambios en animales y plantas que los usuarios de ME observan continuamente.

¿Se debe dar ME al caballo?                                                                                                                                      ME es un acondicionador del suelo registrado en la Unión Europea. ME se puede emplear para conservar el forraje. La flora microbiana del forraje se modifica de modo que, mediante fermentación láctica, éste se conserva mejor. Los microbios de la fermentación láctica transforman el forraje como si se tratase de chucrut. Después de esto, ya no se estropea. Si el forraje posee una buena flora microbiana, ayudará a normalizar la digestión de los caballos. ¡Esto es lo que desea todo dueño de caballos!

Alergia al polvo                                                                                                                                                  Muchos caballos sufren problemas respiratorios cuando se les da heno cargado de polvo. Por eso, los dueños de caballos reblandecen el heno con agua. A esa agua se le puede añadir ME. Otros dueños de caballos mojan el heno con agua. También a esa agua se le puede añadir ME, ya que, de este modo, se enriquece el forraje con microbios de la fermentación láctica. Si un caballo sufre una alergia más grave, dicha afección no suele ser consecuencia de la composición mineral del polvo del heno, sino del polvo orgánico. Este polvo formado de materia orgánica se compone generalmente de esporas de hongos que provocan reacciones inmunológicas especialmente intensas. Dichas esporas provienen de hongos perjudiciales que crecen en el heno cuando no está bien seco. También en estos casos es de utilidad rociar la comida o ablandarla en agua con ME.

Eccemas                                                                                                                                                                          La piel es, por detrás del sistema digestivo y los pulmones, el tercer órgano excretor más grande en los mamíferos. La piel es como un espejo del intestino: así, las alteraciones de la piel siempre evidencian problemas digestivos.  Los llamados eccemas reaccionan de modo hipersensible a las picaduras de mosquito, ya que el sistema inmunitario del animal en cuestión se encuentra alterado, frecuentemente por razones desconocidas. (“¡La salud se fabrica en el intestino!”, cita del Prof. Dr. med. vet. Krüger). El intenso picor obliga al animal a frotarse las zonas afectadas. Si entra suciedad en la herida, se producen otros problemas bien conocidos. De este análisis del origen de las molestias resulta la posibilidad de tratamiento. En primer lugar se debe tratar la aparición aguda de dicho problema: Limpieza, medicamentos que alivien el picor (en lo posible, esencias naturales), protección de la herida y mantener lejos a las moscas. Una vez se han atajado los problemas agudos, debe uno concentrarse en la regeneración del sistema digestivo. En este caso se debe conseguir una flora microbiana óptima, cuidando que la población microbiana del pasto sea la correcta.

Aire del establo, suciedad en el suelo del establo y el picadero                                                                  El aire del establo suele verse afectada por heces y orín que no se descomponen adecuadamente. Si se aprecia un olor a amoníaco, quiere decir que los excrementos y la orina se están pudriendo. Un síntoma de putrefacción siempre observable es una gran cantidad de moscas. Frecuentemente, la gente piensa que sólo es posible solucionar dicho problema se mediante costosas medidas arquitectónicas, un uso excesivo de paja o una retirada permanente del estiércol.  Los experimentos realizados empapando el lugar con una solución de ME en agua muestran que los procesos de putrefacción pueden sustituirse por otros procesos de descomposición. De ese modo se evitan el hedor y las moscas. Además, los materiales con que se esparce el suelo se mezclan luego mejor entre el estiércol y el comprador puede usarlo mejor como abono.

Moho en el establo, suciedad persistente en las paredes y el mobiliario del establo                       El moho aparece en las paredes cuando tienen problemas arquitectónicos y en ellas se concentra la humedad. Además, en ellas debe haber materia orgánica para que el moho pueda crecer. Si se rocían regularmente las zonas afectadas con una solución de ME en agua, el ME metabolizará la materia orgánica adherida  y las paredes quedarán limpias. Los microbios también limpian el mobiliario del establo. Si moja las zonas afectadas con una solución de ME antes de pasar la hidrolimpiadora, la limpieza será mucho más fácil.

Resumen de sus aplicaciones:

Añadido al forraje:

Rociar con 50 ml de ME el forraje una vez al día o con 25 ml al día por cada caballo, o añadir dicha cantidad al agua en que se moja el pasto.

Rociar el establo y el paddock:                                                                                                                           Por caballo y día, durante 3 semanas, rociar el recinto usado por el caballo una vez al día con una solución de 50 ml por litro de agua. Pasadas tres semanas habrá conseguido usted una buena colonia microbiana. Cuando vuelva a oler mal en el establo sabrá usted que deberá volver a rociarlo. Se deberá rociar el nuevo material esparcido en el suelo, a más tardar, una vez retirado el estiércol. Si desea gastar una cantidad mínima de agua, utilice ME-activo sin diluir. No hay peligro de sobredosis.

Lo más sencillo es almacenar o comprar heno con ME, ensilado con ME y paja con ME. Atención: Los animales aprovecharán mejor el pasto. Así las cosas, deberá usted reducir la ración en un 20%.

Empleo de ME con caballos, extractos de las revistas ME Journal 1 a 13

Inflamación ocular

Lavar los ojos dos veces al día con una solución acuosa de ME-a (proporción 1:1) con una esponjita, y enjuagar con una jeringa los ojos abiertos.

Impregnando la piel de alrededor del ojo abundantemente con ME consiguió que las moscas perdiesen el interés por dicha zona. Después del primer día, los caballos cooperaron durante el tratamiento. Se habían dado cuenta de que el tratamiento les estaba haciendo bien.

  1. Día Las inflamaciones retrocedieron un poco.
  2. Día más secreción mucosa, menos lágrimas y moscas que en caballos tratados de modo convencional.
  3. Día las inflamación y el enrojecimiento habían desaparecido.
  4. Día desaparición total de las molestias.

Hongos en la piel y alopecia por estrés en una yegua preñada                                                              La yegua debía tomó parte en una prueba de yeguas y perdió atractivo en el examen visual.

1º – 5º día                                Dos veces al día 50 ml sin diluir por vía oral.

Desde el 5º día                        Una vez al día 50 ml sin diluir por vía oral

Tras la curación                       Una vez al día 40 ml sin diluir por vía oral

Rociar y cubrir con ME las zonas afectadas por los hongos.

Desde el segundo día, los hongos habían dejado de extenderse. Tras una semana empezó a volver a crecer el pelo en las calvas. Pasadas tres semanas, ya no había síntomas.

Varios años de inseminación infructuosa                                                                                                  Causa del problema: Lesión nerviosa en el hueso sacro tras un accidente con anestesia durante el tratamiento de un vólvulo. Intentos de tratamiento con pruebas sobre el nivel de hormonas, biopsias de útero, lavados uterinos, tratamiento del esperma, ¡todo sin éxito!

Junto con la administración de betacaroteno, luz artificial al amanecer (simulación de la claridad de la primavera), reducción del 10 % del forraje concentrado.

40 ml de ME al día por vía oral

 Lavado uterino con ME

Éxito a las tres semanas:                                                                                                                             comportamiento normal de la yegua, transporte de 700 km sin estrés hasta el semental, potro sano a los 11 meses tras un parto sin complicaciones.

 

EM Journal

Rigidez muscular, agujetas permanentes

Adaptación total del establo y el pasto con ME

Resultado: Alegría al llevar a discapacitados, paso relajado.

 

 ME Journal

Estrés durante torneos

Dos semanas antes de la marcha: aumentar la dosis diaria de 40 ml de ME activo 70 ml de ME.

Remolque para caballos:         rociar con una solución de ME-a, proporción 1:20

Rociar bien el heno de la finca delante del remolque con una disolución de ME activo, proporción 1:20, y colocar en el vehículo.

La humedad compensa posibles déficits en la hidratación de los animales, ya que en los remolques suelen beber demasiado poco. Tras 18 horas, el heno tratado con ME sigue siendo bien comestible. Impregnar los boxes profusamente con ME antes de estabular al caballo.

Resultado:                                                                                                                                                                  caballos relajados, sin miedo durante el torneo, incluso con tormenta.

 

ME Journal 7, p. 14

Falta de atractivo

La alimentación de un pony semental de 24 años se cambió, a causa del desgaste de sus muelas, a pienso de heno, forraje concentrado y, al principio, algo de aceite, porque no paraba de perder peso. A pesar de que recuperó su peso, le faltaba su anterior aspecto saludable. Sus boñigas tenían un olor muy intenso, y su comportamiento durante el día indicaba fatiga y vejez.

Al día:             20 ml de ME-ctivo en la boca, así como algo de ME activo rociado sobre el pienso.

Resultado:                                                                                                                                                                         Ya a los pocos días comenzó a aumentar claramente de peso. Pasadas dos semanas se tuvo que reducir la ración de pasto en un tercio, ya que el pony había engordado mucho. Actualmente sólo toma la sexta parte de lo que tomaba al principio. El pony ha vuelto a estar animado y muestra un gran interés por su entorno. El olor de sus excrementos es normal.

EM Journal 7, p. 18, 19

Comportamiento de caballos a los que se administra ME                                                                        Se les nota  armonía, buena disposición al trabajo, equilibrio, buenos nervios y buen ánimo.

 

ME Journal 6, p. 10, 11         

Debilitamiento del sistema inmunitario, bronquitis obstructiva crónica, propensión a infecciones de todo tipo

Análisis: Excrementos, agua, forraje.

Hallazgos: Intoxicación en el tracto gastrointestinal.

Tratamiento: Inyecciones, inhalaciones, análisis de cristalización sensible, complementos alimenticios… nada funcionó.

1º al 6º Día                 dos veces a la semana 10 ml ME activo por vía oral para que se acostumbrase.cativo por vía oral.

Rociar los establos con ME activo.

Adición de ME activo al heno durante la cosecha.

A las dos semanas, los resultados eran visibles:                                                                                     Deposiciones normales en lugar de diarrea, mejora de la tos y de la secreción nasal, aumento de peso.

Tras cierto tiempo, desaparecieron todos síntomas patológicos, digestión sin problemas de la hierba grasa y rica en proteínas de los prados en primavera, alegría y salud, importante mejora de la constitución y del sistema inmunitario.

¡Asombroso!                                                                                                                                                                      A una yegua de cría con una lesión en el hombro, una vez se le administró ME, volvió a reaccionar a un tratamiento homeopático. Por lo visto, ME tuvo un efecto tan bueno en su metabolismo que la terapia, que hasta entonces no había tenido éxito, comenzó a mostrar de repente una gran efectividad.

 

ME Journal 5, p. 16

Parásitos, gusanos                                                                                                                                                    Los gusanos y sus larvas realizan orificios en las paredes intestinales y de los vasos sanguíneos, dañan órganos, obstruyen los intestinos y roban nutrientes. El principal problema, además de, frecuentemente, una falta de higiene en el establo y en la dehesa, es que se deben desarrollar continuamente preparados contra los gusanos, ya que más y más especies se van haciendo resistentes. Además, para determinados parásitos no existe de momento ninguna sustancia efectiva, y la aplicación y dosificación correctas no siempre son sencillas.

La administración diaria de ME posibilita un cuidado continuo del intestino. Los caballos tienen un aspecto saludable.

 

ME Journal 5, p. 20

Abscesos en las pezuñas                                                                                                                                            A causa de un absceso en una pezuña, se seccionó a un caballo gran parte de la pared del casco, en la zona del dedo. Se le producían continuamente infecciones por suciedad en la línea blanca.

A pesar de lavarse diariamente la zona a conciencia con agua, cepillos y diversos desinfectantes, cada ocho semanas se le debía retirar un pedazo grande de la pared del casco.

Se empapó la zona con una solución ME solución madre (un tapón en 150 ml de agua).

La solución limpiaba y humedecía la zona al mismo tiempo.

Se le mezclaron con el pasto 5 ml de ME solución madre diluidos en 30 ml de zumo de manzana.

Resultado:                                                                                                                                                                         Desde el primer día de tratamiento dejaron de producirse infecciones nuevas, y pasadas ocho semanas la pared del casco había crecido hasta el suelo y el problema había quedado resuelto de modo permanente.

 

ME Journal 2, p. 11

Abscesos en las pezuñas                                                                                                                                       Abrir la suela de la pezuña con un cuchillo para cascos en forma de embudo. Retirar el pus.

Inyectar 20 ml de ME  solución madre sin aguja y enjuagar varias veces de ese modo. Cerrar el agujero con un tapón de algodón empapado en ME. Colocar un vendaje en la pezuña. Repetir el enjuague cada dos días. Aumentar la frecuencia de administración de ME en una dosis al mediodía. Pasada una semana, bastará simplemente con continuar con los enjuagues, sin vendaje.

Resultado:                                                                                                                                                                       Los caballos vuelven al entrenamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *