ALIMENTACION SANA Y SEGURA

Cuando hablamos de alimentos sanos,damos a entender que también existen alimentos perjudiciales. La alimentación es de importancia primordial,ya que es la fuente de energía de la vida.

La mayoría de las enfermedades que padece el ser humano se deben a una alimentación poco adecuada.Todos los alimentos pueden llegar a ser perjudiciales según la forma en que se consuman. Amenudo pensamos que determinados alimentos son sanos a pesar de que pueden contener sustancias nocivas. Los insecticidas pueden contener sustancias nocivas que tienen un efecto tóxico perjudicial para el cuerpo humano. Se considera que estos medios son seguros si se utilizan atendiendo a lo indicado en las instrucciones de uso. No obstante los resultados de los tests muestran lo contrario.

Los fertilizantes químicos no se consideran tóxicos si no se abusa de ellos, sin embargo se sabe que la acumulación de amidas, nitratos y amonio en el proceso de crecimiento de los huesos se pueden transformar en sustancias carcinógenas. Los restos de pesticidas utilizados para combatir las plagas de parásitos,hongos y virus y aumentar la resistencia de los cultivos pueden causar otros problemas graves. Algunos aditivos pueden transformarse también en sustancias carcinógenas o afectar al sistema inmune si se dan las circunstancias desencadenantes

Los aceites de freir pueden ser perjudiciales si se calientan más de lo conveniente. Gran parte
de nuestra alimentación ya no puede considerarse segura.

Algunos consumidores prefieren alimentos cultivados sin pesticidas ni fertilizantes químicos. Los métodos de producción de alimentos actuales se están viendo cuestionados ante los problemas de salud y seguridad que existen. El libro “Primavera silenciosa” de Rachel Carson, EEUU, mundialmente conocido,ha abierto los ojos a los consumidores haciéndolos conscientes de los peligros derivados de la utilización de pesticidas y fertilizantes químicos. Partiendo de estos datos, en las páginas siguientes vamos a centrar nuestra atención en la producción de alimentos sanos y seguros.

Oxígeno activo como agente contaminante
El oxígeno es necesario para la vida. Lo necesitamos no sólo para respirar, sino que también
desencadena el proceso de combustión de las células. A través de la combustión se libera
energía. En el proceso de combustión del organismo se producen también los denominados
radicales libres.

¿Qué son los radicales libres?

Los radicales libres son pequeñas partículas de oxígeno (iones de oxígeno), que se hallan en todos los organismos pero si su cantidad es excesiva pueden ser perjudiciales. Los radicales libres son muy importantes para que el sistema inmune funcione bien, aunque también pueden dañar las células. Son los responsables del proceso de envejecimiento. Tanto la materia viva como la inerte tienden a la oxidación y la descomposición. La oxidación está relacionada con el oxígeno. Si una manzana pelada se queda durante un tiempo sin comer, llegará un momento en que empiece a ponerse de color marrón y empiece a pudrirse. Si no hubiera una relación con el oxígeno, la manzana permanecería saludable. Por eso es posible hallar una explicación lógicapara las enfermedades del suelo, las plantas, los animales y los seres humanos en relación con la oxidación y la descomposición de la estructura del ADN (ácido desoxirribonucleico).

El oxígeno en su estado molecular no puede oxidar materia. Para que esto resulte posible, el oxígeno tiene que alterarse para que adopte un estado activo. Las partículas de oxígeno activo de este tipo se denominan radicales libres. En palabras más fáciles de entender: La reacción de un radical libre se puede comparar con el proceso de combustión. Los organismos vivos emplean el calor que se libera. Los organismos vivos pueden controlar esta reacción y pueden construir antioxidantes.                           Los antioxidantes pueden transformar un exceso de oxígeno activo en agua. La resistencia a la oxidación es la capacidad de oponerse al exceso de oxígeno activo.

En general los organismos vivos tienen una facultad antioxidativa. Las bacterias termófilas y las que se hallan en fase de putrefacción ejercen una resistencia patógena y contra la oxidación (siguen con vida). Otras bacterias conocidas presentan una alta resistencia contra la oxidación y pueden estar muy activas en circunstancias muy oxidativas. Las formas de vida superiores ven su facultad oxidativa para regular las reacciones de oxígeno limitada y una oxidación excesiva las estropearía. Una oxidación demasiado fuerte causaría una rápida combustión. Una combustión de este tipo provocaría la desintegración no sólo del ADN sino de todo el sistema.

La desintegración del ADN termina provocando la muerte o afectando el gen del cáncer. Muchas enfermedades pueden explicarse partiendo de la base de la oxidación del ADN. Actualmente los científicos dedican muchos esfuerzos a la investigación de las enfermedades y la inmunidad. Todavía no se ha demostrado de forma definitiva si exite alguna relación entre la inmunidad y antioxidación. Cada vez está más claro que la inmunidad contra las enfermedades, el envejecimiento y la vitalidad de los organismos vivos depende de su capacidad para formar antioxidantes.

Sustancias oxidativas

Todas las sustancias, que se caracterizan por ser contaminantes, son también muy oxidativas. Incluso pequeñas cantidades de estas sustancias pueden producir grandes cantidades de radicales libres. Los pesticidas químicos, fertilizantes artificiales, sustancias de limpieza agresivas, herbicidas químicos, aditivos nutricionales, gases contaminantes emitidos por el tráfico y las fábricas, desechos orgánicos y otras sustancias en descomposición como abono animal, estiércol fluido etc. producen todos oxidación. En caso de que no se resuelva el problema de la contaminación medioambiental, tampoco se resolvería el problema de la oxidación, ni tampoco la causa de los alimentos poco saludables.

En la naturaleza se desarrollan dos procesos, que son la composición y la descomposición de la vida. Como sabemos que los microorganismos pueden producir sustancias nos da la impresión de que sólo participan en el proceso de descomposición. Sin embargo si nos detenemos a observar el proceso de composición, nos damos cuenta de cómo los microorganismos participan en gran medida en el proceso de síntesis de las sustancias orgánicas. La fuerza de este proceso de composición se halla en la capacidad antioxidativa y en el sistema inmune de las sustancias vivas.

Los óxidos y determinados microorganismos que presentan un proceso de oxidación y desintegración rápido, son los causantes del proceso de descomposición.

la mayoría de los microorganismos que participan en la composición producen antioxidantes. Algunos ejemplos de microorganismos de este tipo son bacterias del ácido láctico, bacterias fotosintéticas, levaduras, hongos y actomicetos gram positivos.

Los antioxidantes son sustancias que frenan la producción de radicales libres. Existen diversos tipos de antioxidantes,como muchos ácidos orgánicos, esteres, enzimas, proteínas y  polisacaridos. Su función todavía no está del todo clara. Los microorganismos útiles favorecen el proceso de composición durante el cual se producen antioxidantes. Los microorganimos perjudiciales fomentan el proceso de descomposición durante el cual se forman oxidantes que pueden producir radicales libres.

El anhelo de longevidad está en nuestra naturaleza. Deseamos a todas las personas una vida larga y sana. Dia a dia nos esforzamos por conseguir esta meta. Mzyme®- Antioxidantes

“gotas de longevidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *